García Tejerina se reunirá con el Gobierno de C-LM para abordar la situación de los trasvases

49
0
  • García Tejerina se reunirá Gobierno C-LM abordar situación trasvases
  • Consejo de Gobierno aprobará el próximo martes el recurso contra el trasvase del Tajo al Segura aprobado en el mes de julio
49

La consejera de Fomento de Castilla-La Mancha, Elena de la Cruz, se reunirá el próximo 7 de octubre con la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, para abordar la situación de los trasvases que afectan a la región, en especial, el último trasvase de 20 hectómetros cúbicos del Tajo al Segura.

Así lo ha avanzado la consejera del ramo en su visita al municipio guadalajareño de Sacedón, acompañada por el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page. En esta reunión con la ministra, también se abordará la situación de los planes hidrológicos y la de los regadíos castellano-manchegos.

De la Cruz también ha avanzado que el Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha aprobará el próximo martes, 1 de septiembre, el recurso que el Ejecutivo autonómico va a presentar contra el trasvase de 20 hectómetros cúbicos del Tajo al Segura aprobado por el Ejecutivo central a finales del mes de julio.

El presidente de Castilla-La Mancha ha exigido "un debate serio que ha faltado durante mucho tiempo en España" sobre el futuro del trasvase Tajo-Segura

La consejera ha explicado que su departamento ya tiene redactado el recurso y los informes jurídicos pertinentes que lo acompañan, para que después sea trasladado a la Audiencia Nacional. De la Cuz ha añadido que el informe jurídico que acompaña al recurso avala las tesis que el Gobierno regional mantuvo desde el principio en relación "a la ilegalidad" de aquel envío de agua.

Por su parte, el presidente de Castilla-La Mancha ha exigido "un debate serio que ha faltado durante mucho tiempo en España" sobre el futuro del trasvase Tajo-Segura.

Un debate, ha subrayado, en el que se pongan sobre la mesa "los intereses de la cuenca cedente" y que, al mismo tiempo, sea "sincero, serio" y "en el que nadie salga perdiendo".

Así lo ha asegurado el presidente del Ejecutivo autonómico durante la visita que ha realizado este miércoles a Sacedón (Guadalajara) donde se ha desplazado para conocer "in situ" el estado de "extrema gravedad" en que se encuentran los  pantanos de cabecera, al borde del 15% de su capacidad.

Una visita en la que ha estado acompañado por el alcalde de Sacedón (Guadalajara) y presidente de la Asociación de Municipios Ribereños, Francisco Pérez Torrecilla; la consejera de Fomento, Elena de la Cruz; el delegado de la Junta en provincia de Guadalajara, Alberto Rojo, y el director de la Agencia Regional del Agua, Antonio Luengo.

No conformarse con un "tratamiento injusto"

García-Page ha incidido en que el Gobierno de Castilla-La Mancha entiende que "éste no es un asunto autonómico", sino "un problema de toda España", pero que, en cualquier caso, este debate se debe abordar desde la perspectiva de dar solución a la "situación de injusticia" por la que atraviesan, sobre todo, el Tajo Alto y el Tajo Medio, en donde el río, en muchos casos, deja de serlo para convertirse "en un arroyo".

Asimismo ha manifestado su disposición a llegar a "todos los acuerdos posibles" a nivel nacional, aunque también ha advertido que "no podemos conformarnos" con el tratamiento "injusto" que Castilla-La Mancha recibe actualmente.

El Gobierno de Castilla-La Mancha entiende que éste no es un asunto autonómico, sino un problema de toda España

García-Page ha asegurado que "cada metro cúbico de agua es materia prima, es riqueza, es vida" y que, por ello, el Gobierno regional no va a consentir que lo que es signo de oportunidades en un sitio, se logre "a costa de la pobreza" y la "falta de oportunidades" para Castilla-La Mancha.

Por ello ha reclamado "oportunidades de vida" y un Tajo en el que no se produzcan "atentados y atropellos ecológicos", transportando un caudal menor de lo que marcan las directrices europeas al respecto.

Planteamiento solidario

El presidente de Castilla-La Mancha ha asegurado que "desde la región defenderemos siempre un planteamiento solidario en todos los sentidos con el agua" pero también "con la fiscalidad y los fondos del Estado".

García-Page ha dejado claro también que no quiere "el mal de nadie" y que no es intención del Gobierno de Castilla-La Mancha poner en "una situación imposible" ni a los regantes ni a los industriales de Levante.

Pero, ha destacado asimismo que, "si decimos que el agua es de todos también es de Guadalajara, de Toledo, también es de la cuenca del Tajo" ya que "estamos viendo frenadas las posibilidades de crecimiento de nuestra tierra e incluso el desabastecimiento de poblaciones" que tienen que alimentar sus suministros con cisternas.

En este mismo sentido, ha reiterado que no quiere ni compensaciones, "ni tampoco votos" pero ha pedido coherencia y ha reclamado que "lo que vale para unos ríos, también tiene que valer para otros", en referencia al Ebro.

Memorándum

El presidente de Castilla-La Mancha se ha referido también al Memorándum Tajo-Segura y ha recalcado que "el río y la situación de los pantanos dejan en evidencia a los que hace dos años firmaron una paz que consiste simplemente en la sequía del río".

García-Page ha reclamado igualmente al Gobierno central que, cuando se aprueban los trasvases, primero que los anuncien y los hagan públicos y ha denunciado que "el último trasvase lo han aprobado de tapadillo". Asimismo ha advertido que van a tener en frente a su Ejecutivo "ante cualquier ilegalidad" y que la ley actual "es injusta y la vamos a combatir".

Comentarios