El ayuntamiento de Pontevedra pedirá ayuda a la Diputación para el saneamiento del río Gafos

14
0
14
  • ayuntamiento Pontevedra pedirá ayuda Diputación saneamiento río Gafos

El alcalde de Pontevedra, Miguel Anxo Fernández Lores, solicitará la colaboración económica de la Diputación de Pontevedra para el saneamiento del río Gafos en la reunión que mantendrá próximamente con su presidenta, Carmela Silva, después de que Augas de Galicia haya decidido anular el convenio suscrito en 2011 con el Gobierno local para ejecutar esta actuación con fondos europeos.

"Augas de Galicia puede renunciar a estar obra, pero el ayuntamiento no", ha afirmado la concejala de Urbanismo, Carme da Silva, sobre una actuación a la que se ha referido como "la obra de saneamiento más importante que estaba proyectada en el ayuntamiento". Así, ha asegurado que el Gobierno local "va a seguir adelante, bien con fondos propios o en colaboración con otra administración", y ha confiado en que Augas de Galicia no la "bombardee".

Da Silva ha criticado que la medida adoptada por la Xunta es "el colmo, por atribuirle al ayuntamiento el retraso" en el inicio de las obras. Además ha criticado el "delirio" que supone "en las relaciones entre administraciones", tras la reunión que habían mantenido el pasado mes de julio el presidente del Ejecutivo autonómico, Alberto Núñez Feijóo, y el regidor municipal en cuanto al "cambio" que iba a experimentar desde entonces el trato entre ambas entidades.

De hecho, ha insistido en que "no es de recibo" que el Gobierno gallgo haya comunicado la resolución del convenio "un viernes por la tarde" y lo ha atribuido a que "la Xunta no quiere invertir" en Pontevedra, argumentando que a Augas de Galicia --que según da Silva ya tenía la decisión tomada en 2011-- "no le quedaban muchas más excusas para no hacer la obra".

Competencia autonómica

La concejala de Urbanismo ha recordado que el saneamiento del río Gafos es "competencia de Augas de Galicia", en tanto los municipios de Vilaboa y Ponte Caldelas también vierten al colector que iba a ser objeto de la reforma. Se trata de una obra que llegó a estar adjudicada a la empresa Copasa, si bien la Xunta "rescindió el contrato" hace cuatro años, ha recordado.

Sobre los obstáculos que ha experimentado esta actuación, la edila ha repasado la reunión en agosto de 2013 entre el Ayuntamiento de Pontevedra, la Consellería de Medio Ambiente y Augas de Galicia para "desatascar" el proyecto, el rechazo posterior del Gobierno local y las asociaciones vecinales a la propuesta de la Xunta de instalar minidepuradoras, hasta la petición en enero de este año a Augas de Galicia de la autorización para atravesar los terrenos de dominio hidráulico; un permiso que "no consta" en el ayuntamiento, ha añadido.

Comentarios