"La Década del Agua ha permitido que 2.000 millones de personas accedan a agua y saneamiento"

95
0
  • " Década Agua ha permitido que 2.000 millones personas accedan agua y saneamiento"
  • La Oficina ha servido para "mantener la marca Zaragoza en todo el mundo en temas de agua", sostiene la directora
95

La directora de la Oficina de la Década del Agua (2005-15) de Naciones Unidas (ONU), Josefina Maestu, ha destacado que las acciones llevadas a cabo a lo largo de este decenio han permitido que más de 2.000 millones de personas en todo el mundo puedan acceder a servicios básicos de agua y saneamiento.

Esta cifra se ha logrado con un "gran esfuerzo", especialmente de países como China e India, donde "quedan muchas cosas por hacer", ha reconocido Maestu, para avanzar que la próxima campaña se centrará en la eliminación de la defecación al aire libre, que "tiene un impacto terrible en las ciudades".

En una entrevista concedida a Europa Press, Maestu ha señalado que "si miramos atrás es lo que hemos hecho las sociedades a lo largo de la historia, que es mejorar los hábitos de higiene".

El 80% de los países han mejorado la gestión y el 64% han hecho planes de gestión integrada

"Nos podemos dar la enhorabuena por los avances en el acceso a los servicios básicos de agua y saneamiento, la mejora de la gestión de los recursos y la cooperación", ha ensalzado Maestu, quien ha resaltado que la creación en 2007 de la Oficina de la Década del Agua, con sede en Zaragoza, "es una de las historias de éxito de la agencia internacional, además de una profunda transformación".

Otros datos "clave" que avalan este éxito atañe a la gestión integral del agua, tal y como revela el informe realizado en 2012 por la Oficina, del que se desprende que el 80 por ciento de los países han mejorado la gestión y el 64 por ciento han hecho planes de gestión integrada, que son como planes de cuenca, ha comparado Maestu.

Asimismo, se ha avanzado "muchísimo" en cooperación internacional en las cuencas transfronterizas, con la creación de secretariados conjuntos como en la cuenca del Danubio, y "aunque es en la región paneuropea donde más se ha desarrollado, también se ha extendido a otros sitios, aunque queda mucho por hacer como en Senegal, el mar de Aral, o el Jordán", ha citado.

Lecciones aprendidas

Josefina Maestu también ha dejado constancia de que "ha funcionado de vértigo y ha sido transformador y queremos que siga siéndolo" el método de trabajo consistente en trazar unas metas concretas que "son fáciles de entender" y habilitar un sistema de monitoreo y de seguimiento del cumplimiento de esas metas.

"Dentro del contexto de Naciones Unidas, en el que todo es voluntario, ha funcionado muy bien porque los países han ido viendo como avanzaban ellos y cómo evolucionaban otros", una comparativa que ha motivado que los gobiernos "les dieran más prioridad al agua y al saneamiento para ver como alcanzaban las metas que se les ponían".

Precisamente, el nuevo documento que se elabora ahondará en ello dado este carácter transformador y porque es la forma en la que globalmente se comprometen los países "porque la ONU no pone ninguna multa a un país como hace la Unión Europea, pero sí se hacen informes de cómo está avanzando cada uno", ha incidido.

Las plataformas de compromiso y coordinación de diferentes actores han sido otro elemento transformador, ha recalcado Maestu, al citar como ejemplo la iniciativa Saneamiento y Agua para Todos -SWA- (Sanitation and Water for All). Ha supuesto que los países se comprometan conforme a los objetivos y también los organismos de cooperación internacional, y grupos de partes interesadas en el agua mediante la creación de un partenariado para hacer un trabajo, luego se emplazan para dentro de dos años para ver la evolución de esos objetivos, ha relatado.

Nos hemos sentido apoyados y muy arropados por toda la sociedad y agentes sociales, las empresas, la Universidad de Zaragoza y la sociedad que trabaja en temas de agua

"No se puede separar el agua y el saneamiento y ahora tiene una importancia internacional que no tenía antes", ha aseverado Maestu, quien ha calificado de "hito" el derecho humano al agua y el saneamiento porque "ha ayudado para cambiar el concepto de caridad hacia los ciudadanos a que sean titulares de derechos".

Sociedad y gobiernos

En los servicios básicos se ha trabajado en dos frentes: en los gobiernos para mejorar el compromiso y que hubiese más dinero y esfuerzo público; y en los usuarios en ayudar al cambio de comportamientos para dejar de hacer ciertas prácticas y comprendan que se les proporcionan instalaciones comunes -como las letrinas- y por eso ha insistido en que hay que trabajar con la población.

En este punto, la mujer "es fundamental como agente de cambio" porque "es a la que más beneficia la mejora de los servicios básicos para su vida y su trabajo y también es la más interesada en que funcione". En países de Asia y África han tenido un papel de gestión, no como beneficiarias sino como actores y se han interesado en cómo se utiliza el servicio y su sostenimiento para que lo use el resto de la unidad familiar, ha relatado Maestu.

Los medios de comunicación han tenido un papel destacado y desde la Oficina "hemos trabajado con periodistas para que sirvan de nexo en los compromisos internacionales y la gente esté informada". En la actualidad hay tres redes distribuidas en América Latina, Asia y África, que "han sido muy activos en trabajar y en compartir entre ellos la información que les damos bien organizada, estructurada y clara que les ayuda a elaborar sus divulgaciones", ha comentado.

El cambio de paradigmas ha sido "lo más transformador", ha observado Maestu, al explicar que antes la gestión integral del agua se entendía como infraestructuras y muy ligado a la oferta y "ahora se trabaja más con los usos del agua y aunque aquí -Occidente- lo sabíamos, a nivel mundial no estaba tan claro y hay más conciencia de la escasez de este recurso, también entre las multinacionales y no solo en países secos".

Marca Zaragoza

La Oficina ha servido para "mantener la marca Zaragoza en todo el mundo en temas de agua, que además es un referente internacional, a lo que ha contribuido de forma decisiva la Expo 2008, y estamos muy orgullosos del conocimiento de la Oficina y su impacto mundial porque en todos los foros que se debate sobre agua sale el nombre de Zaragoza", ha ensalzado Josefina Maestu.

Desde esta Oficina de Naciones Unidas se ha conseguido que la comunidad internacional "esté más comprometida y unida y trabaje de forma más coordinada" frente a la fragmentación anterior de la comunidad del agua y con el objetivo del desarrollo sostenible que engloba no solo los servicios básicos, sino la eficiencia, la calidad de las aguas o los ecosistemas, entre otros ámbitos.

No se puede separar el agua y el saneamiento y ahora tiene una importancia internacional que no tenía antes

Además, la labor de la Oficina, cuya memoria final prepara el equipo que trabaja en la noble sede de Casa Solans, dejará constancia del "trabajo de mejora de las conciencias sociales, en el cambio de la mentalidad" y que abarcará los apartados de conocimiento, mejora de las prácticas, los programas con los medios de comunicación y el apoyo a los procesos de participación, ha enumerado.

Expectante ante la Asamblea General de Naciones Unidas de finales de septiembre donde se aprobará la nueva agenda que deberán aplicar todos los países, Maestu es partidaria de mirar hacia adelante y ha defendido que "los productos que hemos hecho siguen siendo válidos. Me lo han confirmado los estados miembros cuando se han evaluado".

Su impresión es que la Oficina "está muy bien colocada" en el contexto del Agua y Desarrollo Sostenible y "estamos en transición de evaluar que se ha hecho y ver qué necesidades se abren, si tiene sentido continuar las acciones o cómo se haría y ver la voluntad de las autoridades locales, nacionales y regionales en mantener una Oficina de la ONU en España".

Finalmente, ha reconocido que "nos hemos sentido apoyados y muy arropados por toda la sociedad y agentes sociales, las empresas, la Universidad de Zaragoza y la sociedad que trabaja en temas de agua. Ha sido fabulosa la cooperación con las empresas de agua, las autoridades locales y es muy fácil trabajar así y además aquí -Zaragoza- hay experiencias muy buenas de gestión del agua y eso se tiene que realzar".

Comentarios