La COP21 de París da sus primeros frutos aunque aún queda camino por recorrer

83
0
83
  • COP21 París da primeros frutos aunque aún queda camino recorrer
  • García Tejerina acudirá el miércoles o el jueves a París al tramo ministerial para cerrar un acuerdo contra el cambio climático

La primera semana de la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Cambio Climático de la ONU (COP21) que se celebra en París (Francia) ha comenzado a dar sus primeros frutos, después de que este viernes se haya logrado el primer borrador de acuerdo en el que aún no se renuncia a limitar el incremento global de la temperatura del planeta a 2 grados centígrados.

Según fuentes de la delegación española que negocia el acuerdo del clima en París "continúa la presión para avanzar lo más posible" en la limpieza de los textos de cara al objetivo de la Presidencia francesa de la COP, que quiere que el acuerdo esté "cerrado" el miércoles para que la Cumbre concluya el viernes 11 de diciembre, de acuerdo con la fecha prevista inicialmente.

Por ello, estas fuentes han destacado a Europa Press que la Unión Europea está haciendo "especial énfasis" en las reuniones que se celebran para que la importancia de que el proceso de negociación final "sea inclusivo".

Así, han confirmado que hay una nueva versión del texto de negociación para que sea discutido en el grupo general, cuya fecha límite de trabajo es este sábado por la mañana.

A partir del sábado las riendas de la negociación las tomará Francia y dará comienzo así a la participación ministerial

Esto, han indicado los negociadores españoles, implica que "en términos prácticos" supone que habrá un "cambio sustancial" en el nivel al que se negocian las cosas.

Del mismo modo, han explicado que hasta ahora el trabajo se ha hecho en un formato de negociadores técnicos pero a partir del sábado las riendas de la negociación las tomará Francia y dará comienzo así a la participación ministerial.

Por ello, desde la delegación consideran que este viernes y hasta que Francia tome las riendas el sábado por la tarde, será "un día clave" porque de facto es la última fase de negociación técnica en la Plataforma de Durban antes de que Francia tome las riendas.

La valoración española, por tanto, manifiesta que ha habido una "leve limpieza con pequeños cambios" y una reducción de texto, pero advierte de que esta revisión "no es significativa". Al mismo tiempo, subraya que ya se han comenzado a discutir informalmente los planes para la próxima semana, una vez que los ministros lleguen a París y que se ha producido una primera toma de contacto entre la Unión Europea y Francia al respecto.

A este respecto, fuentes del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente han confirmado a Europa Press la presencia de la ministra Isabel García Tejerina al tramo final de la negociación para lo que se desplazará a París el miércoles o "probablemente" el jueves. En los dos últimos días, los ministros del ramo de 196 países tendrán que cerrar el acuerdo.

El borrador no descarta el reto del 1,5ºC

El borrador acordado este viernes reconoce la intrínseca relación entre cambio climático, erradicación de la pobreza y un acceso equitativo al desarrollo sostenible y reafirma que la respuesta al cambio climático debería dirigirse a encontrar las necesidades específicas y las preocupaciones que surgen a partir de los impactos adversos y las medidas de respuesta al cambio climático.

Igualmente, reconoce que las partes debería actuar para frenar el cambio climático de acuerdo con su desarrollo económico, sus tendencias de emisiones y que entrará en vigor a partir de 2020.

El borrador de negociación establece en su artículo uno que el objetivo del acuerdo es establecer una respuesta global contra la amenaza del cambio climático y que las partes deben acordar acciones urgentes y mejorar la cooperación.

Sin embargo, aún está por ver si este objetivo será para limitar el aumento de la temperatura global en 2 grados centígrados o en 1,5 grados centígrados respecto a los niveles preindustriales mediante una "profunda" reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

Además, el texto al que ha tenido acceso Europa Press señala que el acuerdo debe mejorar la capacidad de las partes para adaptarse a los impactos adversos del cambio climático y perseguir la transformación hacia un desarrollo sostenible que logre sociedades y economías bajas en gases de efecto invernadero, sin que ello suponga una amenaza a la producción y distribución alimentaria.

Otro de los artículos del borrador establece también que el acuerdo deberá ser implantado sobre las bases de la equidad y la ciencia, de modo que sea justo y común pero que distinga entre las responsabilidades de las partes y sus capacidades respectivas, de acuerdo a las distintas circunstancias nacionales.

En este contexto, Amigos de la Tierra ha reclamado a España que asuma y respalde la propuesta más ambiciosa para lograr que el límite de aumento de temperatura global sea el de 1,5 grados centígrados. Estas son, en su opinión, las propuestas "a favor del clima y la ciudadanía".

En concreto, exige al Gobierno y al comisario de Clima de la UE, Miguel Arias Cañete, que apoye el límite de 1,5ºC, el mismo objetivo que apoya Alemania. Para la ONG, el acuerdo "aún puede mejorar" porque el hecho de que la temperatura "no exceda" de 1,5 grados centígrados es "fundamental para los países empobrecidos y vulnerables", pero además es la "única temperatura" que un país tan árido como España puede aceptar en la actualidad.

El borrador de negociación establece en su artículo uno que el objetivo del acuerdo es establecer una respuesta global contra la amenaza del cambio climático 

Las ONG piden el máximo

Al mismo tiempo, Amigos de la Tierra ha insistido en que el Gobierno debe respaldar y asumir las propuestas sobre la deuda ecológica que se han mantenido como opciones del texto. Esto es el reconocimiento de las responsabilidades, "compartidas pero diferenciadas", que figura en los artículos sobre financiación y transferencia tecnológica.

También pide a España que apoye "explícitamente" las recomendaciones científicas del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC), que implica que Naciones Unidas será la entidad gestora de los mecanismos financieros para luchar contra el cambio climático, como son el Fondo Verde para el Clima, Green Environmental Facility y otros como el Fondo de Adaptación, que aparece reflejado en el  texto reconociendo su autonomía.

Por su parte, para WWF si se quiere avanzar de manera significativa es importante que el segmento de alto nivel de la próxima semana inicie con un texto "claramente estructurado, con opciones refinadas, y que incluya una indicación sobre las partes donde se ha llegado a un acuerdo y donde aún existen desacuerdos". En su opinión, esto permitiría a los ministros que están por llegar, concentrarse en resolver los temas pendientes.

"Estamos todavía en una encrucijada. Hasta es un paquete mixto, pero las negociaciones aún no terminan; hay tiempo para mejorar", ha sentenciado la ONG.

Comentarios