El Juzgado de Aguas de Orihuela considera ilegal la cesión de agua a los regantes del trasvase

36
0
36
  • Juzgado Aguas Orihuela considera ilegal cesión agua regantes trasvase

El juez privativo de Aguas de Orihuela, Manuel Larrosa, ha considerado que la aprobación de la cesión de los 30 hectómetros cúbicos a los regantes del trasvase Tajo-Segura sería "ilegal" y ha tachado de "intolerable" la presión sobre el presidente de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS), Miguel Ángel Ródenas.

Así lo ha hecho saber Larrosa antes de mantener una reunión con Ródenas acompañado por los representantes de 17 comunidades de regantes, que han dicho ser representantes de 30.000 regantes de la Vega Baja del Segura.

En este sentido, el Juzgado de Aguas Privativas de Orihuela destaca que el Regadío Tradicional de la Vega Baja está "indignado" con la "intolerable presión" sobre Ródenas para que "cometa una ilegalidad y le quite el agua de la cuenca a sus legítimos usuarios para entregársela al Trasvase".

"Que los regantes del Segura la necesiten parece una cuestión menor; y que no se la den porque la necesitan, qué más da", exclaman los regantes de la Vega Baja, quienes lamentan que ya se advirtió que aprobar la cesión del agua era "ilegal".

En concreto, recuerdan que durante la última Junta de Gobierno de la Confederación Hidrográfica "ya se advirtió que aprobar esas medidas podría suponer prevaricación administrativa y medioambiental". Fueron informados tanto por el Juzgado de Aguas de Orihuela, en representación de las comunidades de regantes tradicionales de la Vega Baja, como por la Generalitat Valenciana.

"Es bochornoso ver cómo se está presionando al presidente de la Confederación Hidrográfica para que, no obstante, dicte la medida", según el Juzgado de Aguas de Orihuela.

En su opinión, se trataría de una medida que "supondría quitarle el agua a todos los regantes del Segura sin contar con su participación ni conformidad, y sin que el Trasvase se haya aplicado primero las medidas que ordena el Plan Especial de Sequía".

A su juicio, antes de tomar una medida de este tipo "deberían ser escuchadas las 400 comunidades de regantes a las que se les pretende quitar el agua". Por ello, se pregunta "cómo es posible a un gobierno en funciones presionarle de esa manera para que tome una medida de tan hondo calado".

Además, puntualizan que se trata de una medida que "jamás se ha aplicado antes en la cuenca", por lo que exigen que "basta ya de  tanta presión; es intolerable".

"Dejen a la Confederación Hidrográfica hacer su trabajo y dejen a los regantes tradicionales que puedan disponer de su agua; bastante están cogiendo ya", han concluido.

Comentarios