Cárcel para dos responsables de una metalurgia de Torelló por vertidos contaminantes al río Ges

141
0
141
  • Cárcel dos responsables metalurgia Torelló vertidos contaminantes al río Ges
    Río Ges (Wikipedia/CC).
  • Los residuos contaminaron el río Ges y el pozo que suministraba el 60% del agua del municipio

La Audiencia de Barcelona ha condenado a 14 meses de cárcel a dos responsables de las empresas metalúrgicas Covit y Vem, que estaban ubicadas en el polígono industrial de Puigbacó, en Torelló (Barcelona), por vertidos de productos tóxicos en el río Ges entre 1991 y 2011 que contaminaron sus aguas y crearon "un grave peligro para la salud humana".

"Los vertidos fueron de tanta entidad que alcanzaron los pozos de suministro de agua para el consumo humano de la población de Torelló", concluye la sentencia de la Sección Décima de la Audiencia, recogida por Europa Press, que condena al que era gerente de Covit, Liber Antonio S., y al director de producción de Vem, Ramón T., por un delito contra los recursos naturales y el medio ambiente.

Los dos responsables también deberán indemnizar a la Agència Catalana de l'Aigüa (Aca) con 1.149.647 euros y al Ayuntamiento de Torelló con 82.712 en concepto del gasto que asumieron estas entidades para descontaminar el río y los pozos; la Audiencia además les inhabilita para ejercer actividades industriales durante ocho meses.

Los vertidos fueron de tanta entidad que alcanzaron los pozos de suministro de agua para el consumo humano de la población de Torelló

Liber Antonio S. y Ramón T., por sus cargos en las empresas, sabían de la toxicidad de los productos que utilizaban y también que ambas carecían de las instalaciones adecuadas para impedir que los restos de percloretileno y tricloroetileno que usaban acabaran en el subsuelo y en las aguas del Ges.

Sabían también de la obligación de obtener una autorización para la gestión de los residuos de estos productos pero carecían de ella: "Conocieron, consintieron y, con capacidad para adoptar las medidas necesarias, no impidieron los vertidos que produjeron unos daños importantísimos en el medio ambiente de la zona", concluye la Audiencia.

Además de los sucesivos episodios de muerte de peces en el Ges, la grave contaminación obligó al Ayuntamiento a cerrar un pozo que suministraba entre el 60 y el 65 por ciento del agua potable de la población y que presentaba cantidades de percloetileno altamente perjudicales para la salud.

Muerte del presidente

La Audiencia absuelve en cambio al que era adjunto a la gerencia de Covit, Carlos P., que desde enero de 2011 asumió las competencias de medio ambiente y estuvo presente en las tomas de muestras que efectuó la policía, sin que se haya acreditado que antes hubiera tenido competencias en el control del vertido de residuos.

En la causa también estaba imputado el que era presidente, consejero delegado y director de ambas empresas, Juan Antonio B., que falleció en junio de 2006.

Comentarios