Las lluvias en Extremadura producen pérdidas millonarias a los agricultores

89
0
  • lluvias Extremadura producen pérdidas millonarias agricultores
89

La organización agraria UPA-UCE Extremadura ha pedido la implicación tanto al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) como a la Junta de Extremadura para realizar actuaciones y un análisis de las "pérdidas millonarias" tras las lluvias de abril y mayo en la región.

El secretario general de UPA-UCE Extremadura ha explicado que las lluvias de los meses de abril y mayo han provocaado pérdidas económicas "muy importantes"

Así, esta organización pedirá al Magrama que se convoque la Mesa de Adversidades Climáticas a nivel nacional, para trasladar los datos de la región tras las lluvias; y demandará a la Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio una reunión para tratar esta problemática y que desde el Ejecutivo autonómico "se empiece a actuar".

UPA-UCE Extremadura propone una serie de acciones como la reducción de módulos fiscales en la Renta, financiación para las explotaciones afectadas con medidas de "préstamos blandos" o la modificación de la cobertura de determinados seguros.

El secretario general de UPA-UCE Extremadura, Ignacio Huertas, ha explicado en rueda de prensa, que las lluvias de los meses de abril y mayo han propiciado que el arranque de la campaña de regadío en Extremadura sea "calamitosa" con pérdidas económicas "muy importantes".

El tomate, el cultivo "más afectado"

Ignacio Huertas ha señalado que el tomate es el cultivo "más afectado", con la totalidad de las hectáreas plantadas afectadas, por lo que habrá "pérdidas millonarias" en el sector.

Además, este año es el que "más tomate se ha sembrado" en Extremadura, con la contratación de 24.000 hectáreas, de las cuales el 80 por ciento está plantado "realmente en tierra", y quedan unas 5.000 hectáreas todavía por plantar.

El tomate es el cultivo más perjudicado, con sus 24.000 hectáreas afectadas en su totalidad

Así, como ha indicado, las 19.000 hectáreas plantadas están afectadas por la lluvia, pero ha indicado que hay "diferentes grados de problemáticas", y el tomate que no se ha plantado también está afectado, porque se va a generar una "reducción de la producción".

De este modo ha indicado que algunos agricultores "no han podido entrar" todavía en las explotaciones para valorar los daños, ya que éstas se encuentran inundadas, por lo que va a haber "una cantidad importante" de hectáreas en las que "se va a tener que revolver" el cultivo.

Por ello, Ignacio Huertas ha pedido a la industria del sector del tomate que no presione a los agricultores con la producción del tomate y la contratación firmada, ya que la bajada en dicha producción se debe a una situación "de causa mayor".

Las zonas de la región "más afectadas" son las Vegas del Guadiana, donde está "el núcleo" de la plantación de tomate en Extremadura, la zona del río Alagón o la del Tiétar.

Sector del maíz y frutales

Los tratamientos fitosanitarios y fungicidas para el sector de los frutales, incrementará notablemente los costes de producción

En cuanto al maíz, Huertas ha señalado que de las 48.000 hectáreas que hay plantadas en la región, los agricultores se van a "ver obligados" a revolver unas 2.000, y además aunque los propietarios tengan seguro "no van a cobrar ni un solo euro", porque "no cubre esta situación calamitosa".

Asimismo, la organización ha pedido a Agroseguro que tenga "celeridad" en las peritaciones de los daños en el cultivo del tomate, ya que este sector tiene "un alto porcentaje de aseguramiento" y es una "parte importante" la que hay que devolver a los agricultores.

Además, el sector de los frutales también va a tener un "incremento de los costes de producción", ya que van a tener que aplicar tratamientos fitosanitarios y fungicidas con un coste de 250 euros por hectárea, en el total de 15.000 hectáreas de frutales que hay en la región.

Limpieza de los cauces

Por otra parte, UPA-UCE Extremadura ha explicado que las Confederaciones Hidrográficas del Guadiana y del Tajo "se niegan" a mantener los cauces de los ríos en un estado "de limpieza suficiente", por lo que los agricultores tienen "problemas con las inundaciones" cuando llueve en explotaciones.

Huertas ha indicado que este es "un problema estructural", ya que hace 20 años que no se limpian algunos cauces, como el del arroyo Regajo, cerca de Don Benito, en el Tiétar o por la zona de la localidad pacense de Santa Amalia.

Subida en los costes

Además, estas precipitaciones ha hecho que las fechas de recolección sean "muy tardías" y que haya sectores, como el del tomate o maíz, que han sufrido "inundaciones y enfermedades", lo que supone una "subida en el coste de producción" debido a los tratamientos fitosanitarios.

Ignacio Huertas ha manifestado que lo que se preveía como una campaña "excepcional" en cuanto al tomate, "se ha venido al traste" con las lluvias, por lo que se prevé una campaña "desastrosa".

Por todo ello, habrá agricultores que "tendrán que realizar un cambio de cultivo" a otros de ciclo corto, debido a las lluvias en los últimos meses, ha apostillado Ignacio Huertas.

Comentarios