Pacto por el Mar Menor insiste en poner fin a las intervenciones incontroladas en la laguna

35
0
  • Pacto Mar Menor insiste poner fin intervenciones incontroladas laguna
    (Plataforma Pacto por el Mar Menor/CC)
35

La Plataforma Pacto por el Mar Menor ha insistido en la "urgencia" de redactar y aprobar el Plan de Gestión Integral de los Espacios Protegidos del Mar Menor "a la mayor brevedad" con el fin de acabar con "intervenciones descontroladas que tanto daño causan a la laguna".

A pesar de las conclusiones extraídas de las Jornadas científico-técnicas celebradas el 30 de mayo en la UPCT de Cartagena y las del pasado mes de diciembre en la Universidad de Murcia, ambas organizadas por esta Plataforma social y las continuas advertencias de los investigadores expertos en el Mar Menor, "las malas prácticas por parte de algunos ayuntamientos de su entorno no cesan".

La extrema turbidez y la degradación se han adueñado del Mar Menor hasta el punto de que éste podría ser el último año de la mayor laguna salada litoral de España

Así, denuncian que "en los últimos días de las mal llamadas regeneraciones de playas y limpiezas utilizando maquinaria pesada que entran dentro del agua removiendo fondos y que contribuyen de forma importante al deterioro de la laguna".

Desde Pacto por el Mar Menor exigen a la Consejería de Medio Ambiente, ayuntamientos, Demarcación de Costas y demás organismos implicados que "impidan y cesen definitivamente estas actuaciones que, con una supuesta justificación estética, lo único que consiguen es empeorar la calidad de las aguas hasta el extremo de que en un plazo breve dejarán de tener atractivo alguno para el turismo".

Este viernes, a las 20.00 horas, han organizado junto con L.A. Eco-Cultural de los Alcázares una conferencia en el salón de plenos del Ayuntamiento de los Alcázares y el día 12 del mismo mes, una marcha en bicicleta con salidas desde Los Alcázares y los Urrutias a las 11.00 horas y posterior concentración en la desembocadura de la Rambla de El Albujón a las 12.00 horas.

La extrema turbidez y la degradación se han adueñado del Mar Menor hasta el punto de que éste podría ser el último año de la mayor laguna salada litoral de España, que ya ha perdido la tradicional transparencia de sus aguas, según expone, en declaraciones a Europa Press, la portavoz de la Plataforma Pacto por el Mar Menor, Isabel Rubio.

La protección internacional que tiene el Mar Menor no se está respetando, haciendo que se encuentre en una situación extrema y próximo a un punto de no retorno

Según Rubio, el Mar Menor, catalogado como Parque Natural, humedal Ramsar, Zona Especialmente Protegida de Importancia para el Mediterráneo (Convenio de Barcelona), Zona de Especial Protección para las Aves y Lugar de Importancia para la Conservación perteneciente a la Red Natura 2000, "ha sufrido un grave y progresivo deterioro en las últimas décadas y la protección internacional que tiene no se está respetando".

"Las distintas administraciones no ha hecho nada por evitar la entrada de vertidos durante los 365 días del año procedentes, principalmente, de la rambla de El Albujón", lamenta Rubio, quien señala que su progresivo deterioro se debe a éste y otros factores, tales como "una excesiva presión urbanística, malas prácticas de los ayuntamientos, como, por ejemplo, las llamadas regeneraciones de playas, proliferación de espigones e infraestructuras que han impedido la dinámica natural de las corrientes marinas".

Estos vertidos son, principalmente, de origen agrícola, en forma de abonos con gran presencia de fosfatos y "esta acumulación de nutrientes imposibles de asimilar por el ecosistema ha provocado que el Mar Menor se encuentre en una situación extrema y próximo a un punto de no retorno".

La portavoz de la plataforma, que aglutina a ciudadanos, asociaciones vecinales, profesionales y ecologistas, la totalidad de los sindicatos mayoritarios y una amplia representación de los científicos de la Región, ha manifestado que "este proceso de deterioro se inició en la década de los setenta con el ensanchamiento del canal del Estacio y se podría haber evitado si la Administración regional hubiera desarrollado el Plan de Gestión de los Espacios Naturales que alberga la laguna y hubiera ejercido un mínimo control sobre las actividades que se desarrollan en su entorno, y si la Confederación Hidrográfica del Segura hubiese impedido el continuo vertido de aguas residuales de la desalación y drenaje del Campo de Cartagena".

Además, recuerda que "la invasión de medusas de años pasados se ha debido a la acumulación de los nutrientes que vierte la rambla del Albujón y el arrastre de desechos de todo tipo por la lluvia".

De hecho, ha advertido que cuando las precipitaciones son intensas se dan situaciones como las vividas por los vecinos de Mar de Cristal e Islas Menores, que a causa de la transformación de tierras de secano en explotaciones intensivas sin previsión alguna "ha provocado riadas que han inundado las localidades y la llegada de grandes cantidades de estiércol a la playa".

Este gran número de agresiones ha supuesto "una profunda transformación de sus ecosistemas y ha roto su delicado equilibrio, haciendo peligrar su rica biodiversidad", lamenta.

Pacto del Mar Menor reivindica la necesidad urgente de que cesen los vertidos y de que se apruebe el Plan de gestión intergral del Mar Menor para su protección

Los perjuicios, avisa Rubio, "no sólo son para el medio ambiente, sino también económicos, por el turismo que entra a la laguna, y los negocios que se puedan cerrar si Mar Menor pierde su atractivo".

Así, ha dejado claro que éste "es el primer año en el que el Mar Menor adquiere ese color marrón, por lo que podríamos asistir a su muerte como laguna de agua transparente".

Desde la Plataforma se reivindica la necesidad urgente de que "cesen los vertidos continuos de la Rambla de El Albujón, así como que se apruebe el Plan de gestión integral del Mar Menor para su protección, que sirva para una correcta coordinación de las administraciones con competencias sobre este espacio singular y un control eficaz de las actividades que en su entorno se desarrollan".

Rubio también ha demandado "que los ayuntamientos comprendan que lo que llaman regeneración de playas constituye una agresión más al Mar Menor, puesto que se están removiendo los fondos y se contribuye a que las aguas estén turbias y fangosas".

Igualmente, cree necesario un "control sobre las embarcaciones de motor", y ha llamado la atención respecto a que "tenemos mas puertos deportivos por m2 que cualquier otra zona del Mediterráneo".

Comentarios