Huelva intensifica su lucha contra los mosquitos debido a las lluvias y a las mareas vivas

40
0
  • Huelva intensifica lucha mosquitos debido lluvias y mareas vivas
    (Wikipedia/CC)
  • Se iniciará una nueva fase de tratamiento antilárvico en más de 4.500 hectáreas de marismas.
40

El Servicio de Control de Mosquitos (SCM) de la Diputación de Huelva ha intensificado los tratamientos de la campaña de 2016 ante las condiciones extremadamente adversas sufridas el pasado mes de mayo. Por una parte, las precipitaciones entre los días 5 al 12 de ese mes que, según ha explicado el servicio, "multiplicaron en más de siete veces el valor considerado normal para un mes de mayo" y por otra, la coincidencia en estas fechas con el incremento en las alturas de las pleamares máximas durante las mareas vivas de luna nueva.

La coincidencia de ambos fenómenos no solo supuso un aumento importante de agua en las zonas inundables, además obligó a un retraso de más de nueve días en la aplicación de medidas, "un plazo más que considerable en el control de mosquitos", ha informado la Diputación en una nota.

El Servicio de Control de Mosquitos ha informado que actualmente la plaga de mosquitos en la zona de actuación del servicio se mantiene en niveles aceptables, gracias a los seis tratamientos larvicidas que a fecha de hoy se han realizado en las marismas de los ríos Guadiana, Carreras, Piedras, Tinto y Odiel y posteriores tratamientos adulticidas en las zonas perimetrales y áreas ajardinadas de los todos los núcleos de población de los municipios adheridos al Plan de Control de Mosquitos.

La campaña de tratamientos, que comenzó el pasado mes de marzo, se está desarrollando con "toda normalidad", alcanzando niveles de eficacia muy aceptables. Aunque todavía es pronto --ya que se encuentra en un 30 por ciento de ejecución-- todo parece indicar que, de seguir en esta línea, la presente campaña podría cerrarse con resultados similares a los obtenidos en la campaña de 2015, considerada como los mejores resultados de la historia de este Servicio. La fecha prevista de terminación de los tratamientos será el próximo 31 de octubre.

Dentro del plan previsto, en las próximas horas se iniciará en las zonas de actuación del servicio, una nueva fase de tratamiento antilárvicos en más de 4.500 hectáreas de marismas, mediante tratamientos manuales y aéreos con el fin de minimizar los efectos de nuevas generaciones de mosquitos.

No obstante, en rueda de prensa, y preguntado por este asunto, el presidente de la Diputación, Ignacio Caraballo, ha lamentado que "en Doñana no se pueda fumigar a pesar de que los productos utilizados son muy respetuosos con el medio ambiente, ni tampoco en Portugal".

Como consecuencia de los factores comentados anteriormente, hay que destacar la presencia masiva de mosquitos en el área de influencia del Doñana --en parte de los términos municipales de Almonte, Moguer y Palos de la Frontera, incluso Lucena y Rociana y especialmente Mazagón y Matalascañas-- "han originado un inusual incremento en el número de mosquitos, que en determinados momentos han provocado que la situación haya sido crítica". Se da la circunstancia de que el servicio no puede intervenir en el Parque Natural de Doñana.

En estas zonas las únicas medidas que pueden ser aplicadas son las paliativas, es decir, tratamientos adulticidas sucesivos en áreas perimetrales y zonas ajardinadas públicas. Estas medidas, aunque eficaces, suponen un mayor tiempo de recuperación de los valores aceptables en términos de número de mosquitos y más aún cuando las temperaturas son altas como las registradas actualmente.

Cuatro tratamientos sucesivos

No obstante, después de tres tratamientos sucesivos y realizando el cuarto, el servicio ha informado de una reducción significativa en los últimos días y el restablecimiento de la normalidad en las próximas horas.

El Servicio de Control de Mosquitos cuenta con una sólida estructura, con una amplísima experiencia fraguada a lo largo de 30 años, formada por 37 oficiales aplicadores, además de 13 operarios contratados por seis meses para reforzar las labores de verano. En conjunto, junto a los capataces, biólogos, técnicos de laboratorio y resto de personal, el servicio está conformado por un total de 60 personas.

Paralelamente a la labor de control de mosquitos, el Servicio desarrolla una intensa labor investigadora en aspectos relacionados con la mejora continua de los tratamientos y en salud pública.

Comentarios