De basurero a laguna ecológica: Recuperados 27 humedales en Castilla-La Mancha

189
0

Viaje por los Humedales de La Mancha

189

La Fundación Global Nature concluirá el próximo mes de noviembre el proyecto lanzado en 2010, junto con la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, para recuperar un total de 27 lagunas, todas ellas en territorio manchego, según ha explicado la coordinadora del 'Proyecto LIFE-Humedales Castilla-La Mancha', Amanda del Río. Estas lagunas, que habían sido utilizadas como escombreras o vertederos, se encuentran en Ciudad Real, Cuenca y Toledo, y están ubicadas en espacios protegidos de la Red Natura 2000.

Del Río ha recordado que más del 60% de los humedales españoles han sido destruido o se encuentran en la actualidad gravemente alterados, mientras que en el caso de las estepas salinas mediterráneas, se están perdiendo a "un ritmo acelerado", pues hasta un 25% del hábitat ha desaparecido en los últimos años.

La Fundación trabaja en las localidades manchegas de Lillo, Pedro Muñoz, Alcázar de San Juan, Campo de Criptana, Las Mesas, Las Pedroñeras, Quero Mota del Cuervo, Villacañas y Villafranca de los Caballeros, donde se encuentran estas 27 lagunas, muchas de ellas utilizadas antes como "escombreras" o "vertederos", según comenta Del Río a Europa Press.

Más del 60% de los humedales españoles han sido destruido o se encuentran en la actualidad gravemente alterados

Para recobrar el ecosistema de estos humedales, la organización se encarga de comprar el terreno que rodea a estas lagunas a agricultores --en total han comprado 500 hectáreas, sólo de orilla o de terreno alrededor de cubetas--, según explica Del Río, que informa de que el gasto en esta parte asciende a 900.000 euros.

Tras la adquisición del terreno, se procede entonces a la limpieza y restauración morfológica de cubetas y orillas y se cierran antiguas piscinas de extracción de sal, según continúa la coordinadora. En el proceso, también se procede a la producción de plantas autóctonas.

Tal es el caso de la Laguna del Pueblo --también denominada Laguna de la Vega--, situada en la localidad de Pedro Muñoz. Esta laguna presentaba un "problema", que por otro lado es "muy generalizado", según apunta el director de la Fundación, Eduardo de Miguel. Así, apunta que este problema tiene relación con el origen del agua. "Recibían las aguas de las depuradoras y si la depuradora no funciona bien, el agua se contamina, va cargándose de materia orgánica", comenta. En la actualidad, el agua procede de una potabilizadora, donde el agua es de más calidad. En todo caso, De Miguel precisa que la conservación de lagunas no significa "trabajar en el agua", sino en el entorno.

"De ser un basurero, ha pasado a ser un ecosistema acuático con una biodoversidad bastante elevada", ha comentado el experto en humedales Santos Cirujano sobre una de las lagunas

"De ser un basurero, ha pasado a ser un ecosistema acuático con una biodoversidad bastante elevada", comenta a Europa Press el experto en humedales Santos Cirujano sobre una de las lagunas, situada en Pedro Muñoz. El experto destaca que la importancia de la conservación de estos humedales sí reside en la calidad del agua, ya que de ésta depende la vegetación, y de la vegetación depende la fauna, en su mayoría aves, que son "la guinda del pastel" de la laguna.

Así, esta laguna presenta una "ventaja", según indica la coordinadora del proyecto, que asegura que al tratarse de una laguna "temporal" que al final acaba teniendo agua de forma permanente, se mantiene así la fauna. De hecho, en este humedal pueden apreciarse flamencos, fochas y gaviotas, entre otras aves.

Además de la compra de tierras y restauración de vegetación, la organización también pretende con este proyecto "revalorizar la imagen" que tiene la población local de estos humedales. Así, Global Nature pretende fomentar la educación ambiental e incidir en la importancia de comunicar a los locales su importancia, colocando paneles de información, señalizando rutas de acceso a los humedales o concienciando a través de actividades que se desarrollan en colegios de la zona.

Para "revalorizar" esta imagen, también se está trabajando en la promoción y comercialización de productos ecológicos, de modo que los agricultores "vean una ventaja y no sólo un límite" en la Red Natura 2000, tal y como señala Del Río. "Es una forma novedosa de poner en valor el territorio, de comunicarlo, de apoyar el proyecto de conservación, pero desde el desarrollo local", añade.

En este sentido, lo que hacen desde Global Nature es incentivar a los agricultores de legumbres a través del pago de un extra para sus producciones.

Comentarios