La ladera de la presa de Yesa se sigue deslizando cuatro años después, según Yesa+No y Río Aragón

82
0
  • ladera presa Yesa se sigue deslizando cuatro años después, Yesa+No y Río Aragón
    Embalse de Yesa (wikipedia/CC)
82

Las asociaciones Yesa+No y Río Aragón han afirmado que "por mucho que la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) insista en su mensaje de que el movimiento disminuye, la realidad es que la ladera de la presa de Yesa se sigue deslizando cuatro años después de que por incompetencia técnica se comenzara a mover".

"Mientras tanto, miles de personas viven en peligro bajo la presa que se apoya en ella", han lamentado las citadas asociaciones, para señalar que "tantas veces como han querido negar la realidad del movimiento, éste ha demostrado su innegable importancia".

Según han expuesto Yesa+No y Río Aragón, "el deslizamiento ha variado su velocidad en varias ocasiones y diferentes técnicos no dudan en reconocer que se puede volver a acelerar como ya lo hizo en el pasado". "En estas condiciones ninguna administración mínimamente sensata puede continuar en el empeño de llenar en ese emplazamiento uno de los mayores macroembalses de la península", han sostenido en un comunicado.

En su opinión, "es una desgracia para la sociedad que la CHE permanezca en su burbuja de autocomplacencia evitando buscar soluciones a los problemas de seguridad a medio y largo plazo".

Además, han criticado que "el gasto millonario en obras que en cuatro años tan solo han conseguido reducir milimétricamente el deslizamiento, no está justificado para dar continuidad a un proyecto basado en una declaración de interés general otorgada en un paquete de medidas urgentes tras una sequía en 1992".

Para Yesa+No y Río Aragón, "si las obras actuales dan o no mayor seguridad a la presa vieja y estabilidad al conjunto de la cerrada, es un debate que debería tener lugar con las obras paralizadas, con sosiego, para dejar de lado la sospecha de que es la política de hechos consumados la que manda en este proyecto".

A juicio de estas asociaciones, "en la coyuntura actual, la posibilidad de que los materiales aportados hasta la fecha permitan sujetar la actual presa, pero que nunca deben ser base para un incremento de la capacidad del embalse y, por descontado, de su llenado, se vislumbra a fecha de hoy como la única hipótesis que permita generar una solución definitiva".

"El proyecto de recrecimiento del embalse de Yesa está basado en cálculos erróneos y meter más agua en la cerrada de Yesa multiplicaría la probabilidad de otra catástrofe de incalculables dimensiones que afectaría a las poblaciones situadas aguas abajo de la presa", han advertido.

Comentarios