Las medusas podrían haber retrasado su aparición en el Mar Menor debido al estado de la laguna

60
0
  • medusas podrían haber retrasado aparición Mar Menor debido al estado laguna
    Cotylorhiza tuberculata (Wikipedia/CC)
  • Desde el IEO resaltan que, a pesar de este cambio, el próximo año puede que vuelvan a aparecer "con total normalidad".
60

El año pasado apenas hubo medusas en el Mar Menor y en 2016 su aparición se ha retrasado algo más de un mes, cuando se detectaron las primeras larvas, "quizás por el estado de la laguna, por haber sido un invierno suave o porque ha sido un año muy seco".

Pero aunque la fase medusa no esté presente, sí que hay en el fondo de la laguna una población de pólipos capaces de resistir mediante sus fases de resistencia cuando vienen años malos y poder regenerar de nuevo su población cuando las condiciones son más favorables.

A pesar de ello, desde el Instituto Oceanográfico Español (IEO) resaltan que el próximo año puede que vuelvan a aparecer "con total normalidad y en la época que les toca", si es un año de abundantes lluvias y "mientras mantengamos unas buenas condiciones de la laguna", ya que puede tratarse de un simple ciclo biológico, pues "no es la primera vez que ocurre", cada ocho o diez años se pasa de haber muchas medusas a cuatro o cinco años con pocas y algún año, sin saber el motivo, no hay ninguna.

Así lo ha señalado el investigador Ignacio José Franco Navarro, quien tiene previsto salir la próxima semana para comprobar 'in situ' el estado de las medusas en el Mar Menor, puesto que, al parecer, se han hallado ejemplares de unos cinco centímetros muertas, las conocidas como 'huevo frito', en la zona de Los Urrutias, algo que "puede encontrarse dentro de la normalidad al haber habido días de Levante o ser un indicio de que no les está yendo muy bien".

"Puede que con las condiciones del Mar Menor, coman y se desarrollen bien, o puede que el fitoplancton, por sus toxinas, no les vaya bien, con lo que podría darse que la población no se desarrolle e incluso se muera"

"Puede que con las condiciones del Mar Menor, coman y se desarrollen bien, o puede que el fitoplancton, por sus toxinas, no les vaya bien, con lo que podría darse que la población no se desarrolle e incluso se muera", ha señalado, algo que tendría que estudiarse en profundidad.

En declaraciones a Europa Press, ha destacado que en los años 2002, 2003 y 2004 fueron años de abundancia de esta especie, sin embargo en 2005, pasó todo lo contrario, "coincidiendo con que aparecieron muchos peces muertos, cuya causa probable fue un herbicida" para "volver con total normalidad en 2006".

Al hilo, ha destacado las dos especies de medusas que se encuentran en el Mar Menor, se trata de 'Cotylorhiza tuberculata', también conocida como huevo frito, que es la que ha aparecido este verano.

La otra especie es 'Rhizostoma pulmo', la aguamala o acalefo azul, de la que aún no se ha encontrado este año ningún ejemplar, "también es cierto que es más difícil de ver al aparecer en cantidades más pequeñas", quizás "puede que no se haya detectado por el color del agua del Mar Menor".

Filtradores que pueden ayudar a regenerar el Mar Menor

Al respecto, Ignacio José Franco Navarro ha hecho hincapié en que éstos son animales "que se reproducen muy rápido", además, "cuentan con el organismo mejor adaptado a aprovechar la contaminación orgánica" y como filtradores "puede ayudar a regenerar el estado" del Mar Menor.

Aunque "no solo comen fitoplancton, sino también zooplancton, es decir, que por un lado comen el recurso y por otro, se comen a los comedores de este recurso", algo que habría que analizar si llega o no a ser positivo.

De hecho, parece que empieza a haber una tendencia y que el agua está más limpia en la zona sur de la laguna, Mar de Cristal o Islas Menores, "coincidiendo con que hay mucho berberecho, que también es un filtrador".

Lo lógico, ha finalizado el experto, "es que la laguna se vaya recuperando en la medida de lo posible" si cesan los aportes de contaminantes orgánicos; lógicamente "si seguimos aportando nutrientes de esta manera la tendencia es ir a peor" y podríamos llegar a un punto que no tenga una fácil vuelta atrás y a recuperar su estado óptimo -hemos roto su equilibrio-, pero "el día que se deje de aportar tantos nutrientes, cada año el Mar Menor estará mejor y cuando se de una proliferación de fitoplancton como la actual se recuperará en menos tiempo".

Comentarios