Hidroconta
Connecting Waterpeople
KISTERS
Baseform
AGENDA 21500
Red Control
Amiblu
Global Omnium
Molecor
EPG Salinas
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
ONGAWA
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
CAF
Aganova
Rädlinger primus line GmbH
Asociación de Ciencias Ambientales
DATAKORUM
TFS Grupo Amper
Vector Energy
Hidroconta
ICEX España Exportación e Inversiones
Fundación Botín
Xylem Water Solutions España
Minsait
Catalan Water Partnership
Terranova
AMPHOS 21
EMALSA
Agencia Vasca del Agua
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Fundación CONAMA
ESAMUR
Consorcio de Aguas de Asturias
ADECAGUA
Lama Sistemas de Filtrado
Aqualia
Ingeteam
Gestagua
ACCIONA
Likitech
LACROIX
VisualNAcert
Grupo Mejoras
J. Huesa Water Technology
Filtralite
NSI Mobile Water Solutions
Almar Water Solutions
s::can Iberia Sistemas de Medición
Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico
Innovyze, an Autodesk company
TEDAGUA
ISMedioambiente
Danfoss
TecnoConverting
Barmatec
Sacyr Agua
Fundación Biodiversidad
Idrica
AECID
Kamstrup
Regaber
HRS Heat Exchangers
MOLEAER
RENOLIT ALKORPLAN
STF
GS Inima Environment
Hach
Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia
Confederación Hidrográfica del Segura
FENACORE
Schneider Electric
AGS Water Solutions
Sivortex Sistemes Integrals
SCRATS
NTT DATA
Saint Gobain PAM

Se encuentra usted aquí

Xúquer Viu acusa a Císcar, Fabra y Bonig de defender "los intereses del lobby" de Alicante y pide "respeto"

  • Alberto Fabra en una imagen de archivo

La entidad Xúquer Viu ha criticado este jueves las recientes declaraciones del presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, el vicepresidente del Consell, José Císcar, y la consellera de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente, Isabel Bonig, sobre el nuevo Plan del Júcar, y les ha acusado de defender "los intereses del lobby del agua de Alicante" al tiempo que les ha reclamado "respeto".

A su juicio, las declaraciones de los responsables autonómicos son "completamente inaceptables para todos aquellos sectores que trabajan por el futuro de nuestro río y representan un insulto para regantes, ecologistas y la sociedad civil de la Ribera".

Al respecto, ha criticado que Císcar, cuando dice que el ahorro en la Ribera por la modernización de regadíos permitirá atender en otras zonas como la del Vinalopó, "se quita la careta" y reconoce "claramente" la denuncia realizada por Xúquer Viu de que este ahorro "irá a Alicante para el negocio y la especulación".

Según la entidad, este aspecto fue introducido en el Plan del Júcar, recientemente  aprobado, "sin tener en cuenta que al sustituir el riego a manta por el riego a goteo, se tendrá que compensar la pérdida de caudales del Júcar y de la Albufera". "Si no se produce esta compensación de caudales los daños de los ecosistemas relacionados con el río y el lago serán muy graves", ha advertido.

Por ello, sostiene que una parte "importante" del ahorro de la modernización de los regadíos "tiene que destinarse al Júcar y a la Albufera". Asimismo, ha recalcado que el Plan del Júcar "ha sido el que más oposición ha despertado tanto en el Consejo del Agua del Júcar cómo en el Consejo Nacional" donde sindicatos, grupos ecologistas y otros representantes votaron en contra y los regantes de la Ribera se desplazaron a Madrid "para dejar clara su oposición".

"Cortina de humo"

Por otra parte, la entidad ha cuestionado las declaraciones de Fabra quien, en una visita a l'Alcúdia, apeló a la "solidaridad" para "pedir que un río sobreexplotado y sin recursos atendiera las necesidades de otras zonas". "En realidad, el recurso a la solidaridad es una cortina de humo para atender al lobby del agua de Alicante, que quiere hacer negocio con el agua del Júcar con la complicidad de la Generalitat Valenciana", ha recalcado.

A su juicio, Alicante "no tiene ninguna necesidad" de agua potable, puesto que con la finalización del plan de desaladoras previsto, "se habrán invertido más de 500 millones de euros en la provincia y se dispondrá de un volumen de agua superior a los 100 hm3 para el suministro urbano". "Este volumen, equivalente al consumo de cuatro ciudades de la medida de Alicante, cubrirá de sobra las necesidades de los municipios del litoral", ha mantenido.

En relación con Bonig, denuncia que en una reunión con el PP de la Ribera Baixa calificó el trasvase desde Alarcón como una buena solución. "La Ribera no aceptará ningún nuevo trasvase ni desde Cortes, ni desde Antella, ni desde Alarcón. El único posible y aceptado es el de la Marquesa, al final del río, para atender necesidades agrícolas", ha incidido.

Redacción iAgua

La redacción recomienda