Cataluña arrendará 2.500 hectáreas del Segarra-Garrigues para proteger aves esteparias

427
0
427
  • Canal Segarra Garrigues
  • La Conselleria gestiona ahora unas 400 hectáreas en Bellmunt, Castelldans, Alfés, Plans de Sió, Belianes y Utxesa, y está buscando otras 400 para empezar la próxima temporada, en octubre, con 800 hectáreas.

La Conselleria de Agricultura, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Natural de la Generalitat de Cataluña prevé arrendar 3.000 hectáreas de secano en el área regable del canal Segarra-Garrigues para garantizar la protección de las aves esteparias.

"Cuando acabe la obra, lo ideal sería ir a más de 2.500 hectáreas, cerca de las 3.000 sería lo ideal", ha avanzado a Europa Press el director general de Desarrollo Rural del Govern, Jordi Sala.

La Conselleria gestiona ahora unas 400 hectáreas en Bellmunt, Castelldans, Alfés, Plans de Sió, Belianes y Utxesa, y está buscando otras 400 para empezar la próxima temporada, en octubre, con 800 hectáreas.

La idea, según Sala, es que a medida que vaya avanzando el canal avance también la gestión medioambiental del territorio, y el Govern ha detectado un creciente interés de los agricultores de adherirse al regadío en la zona sur del canal que ahora sólo riega 6.500 hectáreas.

La ley Òmnibus, que facilitó la participación de los regantes en las obras con la supervisión de la Generalitat, unida a la decisión de la Conselleria de dar prioridad al regadío en la zona en la que hubiera más agricultores comprometidos con el riego, ha dado un impulso a las obras en las zonas de Verdú, Castelldans y Aitona después de un año de paralización.

Suben las adhesiones

"Ahora hay muchas peticiones; las zonas con más adhesiones, en las hay más presión para que empecemos son aquellas en las hay más tradición de regadío, como las del sur", ha asegurado el director general.

Desde su punto de vista, el paisaje está cambiando muy poco porque, salvo algunas fincas de frutas y hortalizas, siguen mandando los cultivos tradicionales, por lo que la diferencia está en que los agricultores tienen asegurada el agua y les salen los números, ha dicho.

Para Sala, el principal problema es el cambio de técnica de secano a regadío: "A veces cuesta, depende de la edad del agricultor. Son cambios profundos. Nosotros tenemos como referencia el canal d'Urgell, que tardó más de 20 años en estar plenamente operativo".

El Canal Segarra-Garrigues tiene un presupuesto de 1.500 millones: 500 para el canal principal, a cargo del Estado, que está prácticamente finalizado, y 1.000 a cargo de la Generalitat y regantes para los ramales secundarios y las conexiones con las fincas, de los que está ejecutado un 65%.

Comentarios