Expertos europeos observan graves deficiencias en los planes hidrológicos españoles, según CHA

76
0
76
  • Joaquín Palacín

Chunta Aragonesista (CHA) ha advertido de que expertos de la Unión Europea han detectado "graves deficiencias" en los planes hidrológicos de Cuenca, que "aprobados por el Gobierno Rajoy apuestan fundamentalmente por grandes infraestructuras hidráulicas, por vender y mover agua".

El diputado del grupo parlamentario de CHA en las Cortes de Aragón, Joaquín Palacín, ha recordado que su formación política ha sido la única de las Cortes de Aragón que votó en contra del Plan Hidrológico de la Cuenca del Ebro porque entendía que no se iba a poder cumplir con los objetivos establecidos en la Directiva Marco del Agua. "Ahora expertos de la UE advierten de las deficiencias de los planes aprobados por el Gobierno", ha señalado.

Joaquín Palacín ha explicado que "tras conocer lo que opinan los expertos de la Comisión Europea está claro que la apuesta definitiva de Rajoy será por la antigua y caduca política del agua, que no solo es que sea inútil para las necesidades de Aragón, es que además fomenta el expolio de nuestros recursos" entre los que ha citado el trasvase del Ebro, "al que nos opusimos cuantas veces se quiso poner en marcha, que rechazamos ahora y que seguiremos haciéndolo en el futuro", ha incidido.

Palacín ha informado de que "en este plan no se atiende a los caudales ecológicos y sus mecanismos de garantía" para considerar que "nos encontramos frente a un documento que sólo es fiel reflejo de la tradicional planificación hidrológica que busca soluciones en obras faraónicas, desaprovechando la nueva cultura en la gestión del agua y quedando en entredicho los objetivos medioambientales de la Directiva Marco del Agua".

El diputado de CHA ha vuelto a recordar que con "este plan se procede a la privatización fáctica de los ríos, desarrollando obras hidráulicas millonarias; no se replantea proyectos como Yesa, Biscarrués o la nueva presa de Aguavivas; tampoco se procede a la modernización de regadíos; y podemos entender que es una oportunidad social perdida para desarrollar una verdadera participación en la Cuenca del Ebro, ya que no se apuesta por reducir la contaminación difusa, los caudales ecológicos insuficientes y se fomenta la agricultura industrial".

Comentarios