El ave de pequeño tamaño más amenazada de Europa vuelve a aparecer en la Laguna de Gallocanta

50
0
50
  • Laguna de Gallocanta
  • La laguna de Gallocanta cuenta con la figura de protección de Reserva Natural Dirigida, además de las figuras internacionales de Zona Ramsar y espacio Red Natura 2000, lo que supone una garantía para la conservación de las especies que encuentran aquí refugio en sus movimiento migratorios.

Técnicos medioambientales han detectado, nuevamente, el carricerín cejudo en la laguna de Gallocanta, el ave de pequeño tamaño más amenazada de Europa, desde que el pasado 15 de agosto se iniciara una nueva campaña de anillamiento en esta Reserva Natural.

Esta campaña está financiada por el Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, con el objetivo de continuar el seguimiento de la especie de ave de pequeño tamaño más amenazada de Europa.

Durante estos días se realiza el seguimiento de las especies migratorias de la laguna con especial atención al carricerín cejudo, ya que los meses de agosto y septiembre son los más importantes para el paso migratorio en Aragón para esta especie.

La buena conservación de los humedales ha resultado crucial para que puedan realizar descansos y acopios de energía para llegar a África, como es el caso de la laguna de Gallocanta, certificando el importante papel que cumplen los espacios naturales protegidos.

Los resultados obtenidos de este muestreo constatan el paso de la especie por tierras aragonesas en su periplo migratorio, desde sus zonas de reproducción en Rusia y Polonia hasta sus áreas de invernada en Senegal (África), ha informado el Gobierno de Aragón en una nota de prensa.

En el año 2010 se recuperaron dos aves anilladas en Francia y este año 2014 se ha localizado un ejemplar que fue anillado en el mismo lugar en Gallocanta, durante la campaña del 2013. En general, se observan más jóvenes que adultos en Gallocanta y por norma, los adultos llegan antes que los jóvenes.

Durante unos días se quedan en las zonas de cañaverales de la laguna, donde todavía quede agua en verano (este año se encuentra muy seca), recuperando fuerzas mediante la ingesta de insectos con el objetivo de poder cruzar el desierto del Sáhara. Teniendo en cuenta que el ave pesa 10 gramos resulta una proeza lograr un viaje así.

La laguna de Gallocanta cuenta con la figura de protección de Reserva Natural Dirigida, además de las figuras internacionales de Zona Ramsar y espacio Red Natura 2000, lo que supone una garantía para la conservación de las especies que encuentran aquí refugio en sus movimiento migratorios.

Para ello es necesario el apoyo de los agricultores y especialmente de los ganaderos de extensivo que mantienen en excelente estado de conservación la reserva.

Comentarios