Convenio de compraventa de energía entre la Confederación del Ebro y Panticosa y Hoz de Jaca

26
0
26
  • Río Caldarés (Wikipedia).

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), organismo autónomo, adscrito al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), Xavier de Pedro; el alcalde de Panticosa, Ricardo Laguna; y la alcaldesa de Hoz de Jaca, Esperanza López, han firmando en la sede del Organismo, en Zaragoza, el convenio para la compraventa de una parte de la energía generada en la central hidroeléctrica de El Pueyo de Jaca (Huesca).

El acuerdo suscrito garantiza la fórmula legal de restitución territorial a zonas afectadas por saltos hidroeléctricos y embalses, a través de la cual el Organismo se compromete a reservar a precio de coste una cantidad de energía, en concreto, 3.500 megavatios al año para Panticosa y 600 megavatios anuales para Hoz de Jaca.

El precio de venta de la energía producida en la Central sobre el río Caldarés, será el coste de producción mas los impuestos que puedan gravar la actividad (se calcula en 9,24 euros el magavatio, y es revisable en virtud de posibles modificaciones de las condiciones de producción.

El precio de venta de la energía será el coste de producción mas los impuestos que puedan gravar la actividad

El convenio es aplicable desde el mismo día de su firma y se podrá prorrogar por acuerdo de ambas partes. Para el 2014 se entregará el total de la cantidad de energía establecida para años naturales (3.500 Panticosa y 600 Hoz de Jaca) y el acuerdo se podrá prorrogar por acuerdo de ambas.

De Pedro ha explicado que estas acciones que se están potenciando desde la Confederación a través del binomio agua energía, son una apuesta por el desarrollo de la Cuenca y, de forma destacada, de las zonas que se han visto afectadas por saltos hidroeléctricos y embalses, principalmente territorios de montaña.

Además, ha recordado que estas tramitaciones están amparadas por el nuevo Plan Hidrológico de la Demarcación del Ebro, que fija los objetivos concretos a los que la Administración debe destinar los rendimientos que pueda obtener, tanto con la gestión de saltos revertidos, como con la energía reservada, que son la restitución territorial, la restauración medioambiental, la modernización de regadíos y las necesidades energéticas que puedan tener las Comunidades Generales de Usuarios, como entidades de derecho público.

Los primeros beneficiarios

Con este convenio, los Ayuntamientos de Panticosa y Hoz de Jaca son los primeros beneficiarios de esta nueva política, ha informado la CHE en una nota de prensa.

La Confederación Hidrológica del Ebro gestiona desde el 1 de agosto de 2013 la central de El Pueyo de Jaca, en Huesca, el primer salto revertido a la Administración en España una vez ha finalizado el plazo de la concesión hidroeléctrica a una empresa privada.

Los beneficios se quieren extender, además, a todo el territorio de la Comarca, ya que parte de los rendimientos obtenidos se invertirán en proyectos de restitución y desarrollo territorial.

A este respecto, la Confederación ha anunciado la semana pasada que reconstruirá la pasarela de El Puente de Sabiñánigo (Huesca), un proyecto solicitado conjuntamente por las comarca de La Jacetania y Alto Gállego, que supondrá una inversión de 380.677 euros y se financiará con fondos del Organismo procedentes de la gestión del salto hidroeléctrico de El Pueyo de Jaca.

El texto del convenio también recoge los aspectos legales que fundamentan el acuerdo, como son la condición de bien patrimonial intangible de la energía generada y la enajenación directa de los rendimientos obtenidos por la explotación de la central, a un servicio público o función pública, en este caso, a favor de los ayuntamientos que sufren la servidumbre de la infraestructura.

Comentarios