Solicitan un plan para recuperar el Puente de Ariza del embalse del Giribaile

45
0
45
  • Embalse de Giribaile
    Embalse de Giribaile
  •  La estructura de esta "maravilla de la ingeniería" del siglo XVI ha vuelto a hacerse visible en su parte más elevada debido al descenso en el nivel del embalse.

La asociación 'Úbeda por la Cultura' reclama a las diferentes administraciones un plan para recuperar el Puente de Ariza, el único que se conserva de Andrés de Vandelvira y que se encuentra sumergido en las aguas del pantano del Giribaile.

"Clama al cielo", ha resumido a Europa Press el presidente del colectivo, Francisco Javier Ruiz, cuando la estructura de esta "maravilla de la ingeniería" del siglo XVI ha vuelto a hacerse visible en su parte más elevada debido al descenso en el nivel del embalse.

En este sentido, ha apuntado que, frente a los últimos años con precipitaciones más abundantes que lo mantenían oculto, reaparece para "recordar de manera sonrojante que está ahí". A su juicio, podría arreglarse con la implicación de las instituciones, a las que ha instado a actuar para su traslado, que "sería lo deseable", de modo que se contribuya a su conservación y disfrute por todos.

Ruiz ha considerado que "se puede hacer porque la técnica arqueológica y de intervención hoy día lo permiten", al igual que, por ejemplo, se pueden llevar los frescos de una pared a un museo o "edificios enteros, como el castillo de Vélez Blanco que se transportó a Estados Unidos a principios del siglo XX", por lo que no se trata de inventar nada.

De hecho, ha aludido a la existencia de "un proyecto sobre el traslado del puente elaborado hace unos años por peritos e ingenieros" de la Universidad de Jaén que quedó en "nada". "Es un despropósito que las distintas administraciones tengan el único puente que existe de Vandelvira, puesto que el de San Pablo desapareció, en este estado de abandono", ha recalcado no sin apuntar que pretende movilizarse para exigir una solución.

El Puente de Ariza se levantó en la segunda mitad del siglo XVI con planos de Andrés de Vandelvira que datan de 1562. Fue el Cabildo de la Ciudad de Úbeda el que impulsó su construcción para mejorar las comunicaciones de la población, en cuyo término se encuentra. "Constituye una mejora notable de las intervenciones del Concejo en un momento que fue clave para Úbeda y tanto para él como para la provincia de Jaén la mano de Vandelvira está plenamente presente", ha comentado.

Tiene unos 100 metros de longitud y 17 de altura en su punto más elevado. Se compone de cinco arcos de medio punto y es el vano central el que presenta una mayor luz, con más de 30 metros. La obra, ejecutada por el cantero local Antón Sánchez, está "hecha totalmente de sillería" y conserva algún relieve con la imagen de San Miguel, patrón del municipio ubetense.

Comentarios