Los lixiviados del vertedero de Cespa en Zalla van a parar al arroyo de la Jarilla, según el Ayuntamiento

26
0
26

El Ayuntamiento de Zalla (Bizkaia) ha denunciado a Cespa ante la Agencia Vasca del Agua (URA) ya que, según el equipo de gobierno municipal, existen "evidencias claras" de que parte de los lixiviados del vertedero que gestiona esta empresa van a parar al arroyo de La Jarilla.

Asimismo, el ente local ha dado traslado de esta denuncia a la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, organismo que ostenta las competencias sobre el río Cadagua, al que vierte sus aguas el regato de La Jarilla, ha informado el Consistorio.

Según el Ayuntamiento de Zalla, existen "claras evidencias" de que los lixiviados del vertedero contaminan el arroyo de La Jarilla. "En un análisis efectuado el 22 de julio de 2013, se demostró que aproximadamente el 8 por ciento del caudal del regato eran lixiviados. De igual modo, se ha detectado la presencia en los sedimentos del arroyo de PCBs y PAHs, dos de los contaminantes más nocivos fabricados por el ser humano, y de metales pesados como arsénico, cromo, cobre, plomo, níquel y zinc", han señalado.

Además, han advertido de que la conductividad eléctrica y la concentración de aniones y cationes en el regato debajo del vertedero son "muy superiores a las que existen aguas arriba del mismo y en otros arroyos de la zona".

"Basta con observar las imágenes tomadas en el regato para constatar el deterioro del mismo. Se aprecian todo tipo de flotantes y sustancias ajenas, así como agua irisada y con colores extraños", han agregado desde el Ayuntamiento.

Por todo ello, el equipo de gobierno ha solicitado a URA que abra expediente a Cespa, imponga las sanciones pertinentes y tome medidas para poner fin a la afección a dominio público hidráulico.

"No podemos permitir que un arroyo que riega nuestras huertas y del que bebe nuestro ganado esté en estas condiciones. Todas estas sustancias bajan a nuestro valle, por lo que los riesgos que esta situación supone para el medio ambiente y la salud de las personas son evidentes. En consecuencia, pedimos al Gobierno vasco, a través de URA, que obre en consecuencia ante hechos probados y defienda la salud de los vecinos", ha remarcado el alcalde, Javier Portillo.

Comentarios