FACSA certifica su huella de carbono de la EDAR de Almassora

218
0
  • Pablo Cavas, director de Inspecciones de SGS Comunidad Valenciana  y Juan Antonio Llopis, director del área de saneamiento y depuración de FACSA.
    Pablo Cavas, director de Inspecciones de SGS Comunidad Valenciana y Juan Antonio Llopis, director del área de saneamiento y depuración de FACSA.

Sobre la Entidad

FACSA
Perteneciente al Grupo Gimeno, se fundó en Castellón en el año 1873 para dotar a la ciudad de una moderna red de abastecimiento. Desde entonces, ha diversificado sus actividades y consolidado su presencia en varias comunidades autónomas.

Durante el desarrollo de las XII Jornadas Técnicas de Saneamiento y Depuración celebradas este 20 y 21 de noviembre en Benicàssim, FACSA ha certificado la cuantificación la emisión de los gases de efecto invernadero en la estación depuradora de aguas residuales de Almassora por la ISO 14.064-1. La certificación, recogida por Juan Antonio Llopis, Director del Área de Saneamiento y Depuración de la compañía ha sido entregada por Pablo Cavas, Director de Inspecciones Reglamentaria de SGS tras la presentación del caso práctico expuesto en las jornadas.

En su afán por mantener una política de mejora continua, FACSA decidió calcular el inventario de gases efecto invernadero (GEI) de la actividad de depuración de aguas residuales de la EDAR de Almazora, un hecho totalmente voluntario y que apostilla la responsabilidad y el compromiso con el entorno de FACSA. Dicho inventario se ha llevado a cabo por la jefa de explotaciones de la EDAR junto al departamento de energía y calidad de FACSA.

La información interna de todos los miembros de la organización sobre la HC y el refuerzo de la responsabilidad social corporativa son los objetivos de este proyecto, que además ha servido como punto de partida para dar lugar a una segunda fase cuya finalidad será integrar éstas cuantificaciones en todas las instalaciones y en su sistema de gestión como muestra de su compromiso medioambiental y valor añadido.

El cálculo además, servirá como parámetro de referencia en su estrategia de reducción de emisiones para los próximos ejercicios, que podría acciones contempladas en el plan de mejora del MAGRAMA.

Esta última certificación se une al resto que FACSA ya dispone como muestra de su compromiso por la excelencia de la calidad del servicio, de garantizar la seguridad de sus trabajadores, de trabajar respetando el medio ambiente y por aportar por la I+D+i además de procurar la gestión eficiente de sus centros de trabajo.

Acerca de las Jornadas Técnicas de FACSA

Un año más, el área de Saneamiento y depuración de FACSA ha celebrado sus Jornadas Técnicas. La celebración de éstas se han afianzado en el tiempo hasta convertirse en un punto habitual de reunión entre el personal técnico de la empresa y personalidades del ámbito académico, institucional y colaboradores que comparten y exponen sus experiencias relacionadas siempre con el saneamiento y depuración de las aguas.

Coincidiendo con el centenario de la revolucionaria tecnología de fangos activos, esta convocatoria se ha centrado en la evolución que han sufrido los sistemas de saneamiento y depuración durante estos cien años de recorrido y los retos de futuro que se plantean.

En las jornadas se ha realizado un análisis de la evolución de cómo el agua se ha tratado antes de devolverla al medio natural en los últimos cien años y de la situación actual del saneamiento y depuración en diferentes regiones y comunidades autónomas de España. A partir de ahí se han planteado las tendencias actuales y las herramientas y tecnologías para afrontar los nuevos retos que se plantean. En este aspecto, FACSA, apuesta por la innovación como motor de progreso.

Entre los retos de futuro, ha ocupado un lugar destacado la minimización del impacto ambiental de los procesos de saneamiento y depuración. La huella de carbono (HC) representa una medida para la contribución de las organizaciones a ser entidades socialmente responsables y un elemento más de concienciación a trasmitir entre los ciudadanos como prácticas sostenibles. Conscientes de este compromiso con el entorno, FACSA ha cuantificado la cantidad de emisiones de gases efecto invernadero que son liberadas a la atmósfera debido a la actividad de depuración de las aguas residuales del municipio de Almassora certificando su Huella de Carbono con la ISO14.064-1.

Las jornadas han contado con la participación de importantes personalidades del sector Juan Luis Martínez Muro, Gerente de la EPSAR, Fernando Lopez, del Instituto Aragonés del Agua (IAA), Jaume Ferriol, Director ejecutivo de ABAQUA, entre otros. 

Comentarios