El agua en la transición del sistema energético español: Perspectivas a medio plazo

640
0

Sobre la Entidad

Fundación Aquae
Fundación Aquae quiere ser centro de referencia, nacional e internacional, en torno al agua. 

En su paper, titulado “El agua en la transición del sistema energético español. Perspectivas a medio plazo (2030)” que aparece en Water Monographies II,, el ingeniero César Lanza expone de manera sucinta una serie de hechos y reflexiones que a su juicio deberían tener en cuenta las autoridades y los agentes empresariales sobre la importante función que el recurso hídrico desempeña, en la transformación de los sectores de la energía, y las oportunidades que ello significa.

En palabras del ingeniero, el agua desempeña diversas e importantes misiones en el campo de la energía y todas ellas contribuyen a afianzar el nexo entre ambos recursos. En lo que se refiere a los usos energéticos del agua, el más notable es sin duda el asociado a la hidroelectricidad, tanto en la faceta de producción de energía eléctrica como en lo que se refiere a su almacenamiento en forma potencial, cuestiones que se han tratado en el apartado anterior. Pero es preciso considerar aparte de lo anterior otras funciones relevantes. A escala industrial y con importancia significativa, bien en la actualidad o como posibilidad a medio plazo, deben tenerse en cuenta al menos las dos siguientes: el uso del agua como refrigerante en los ciclos termodinámicos de las centrales de producción eléctrica equipadas con tecnologías térmicas y nucleares, y la utilización del recurso hídrico en los procesos relativos a la explotación de hidrocarburos no convencionales. 

World Economic Forum

La escasez de agua se ha ido situando en la cima de las prioridades, al menos declaradas, de los líderes mundiales

César Lanza subraya el hecho de que en el World Economic Forum (reuniones de Davos) la escasez de agua se ha ido situando en la cima de las prioridades, al menos declaradas, de los líderes mundiales. Así, durante los tres últimos años (2012 a 2104) los problemas de agua han ocupado uno de los tres primeros lugares en la lista de las preocupaciones de los mandatarios. Las actividades económicas directamente relacionadas con el agua (no sólo con sus usos energéticos) suponen en la actualidad un mercado global de 550.000 millones de dólares al año, con una tasa de crecimiento del 3,5%, razonablemente sostenida durante los últimos años. Ello da una idea de la importancia  de la cadena de valor organizada en torno al recurso hídrico.

60% del agua dulce se concentra en seis países

A juicio del autor, los problemas de escasez a nivel global, el 60% del agua dulce se concentra en seis países, se magnifican como consecuencia de la ineficiencia con que se gestiona técnica y regulatoriamente el recurso en un buen número de países. Pero además, y esto afecta a los nuevos usos energéticos, la detracción de volúmenes considerables al ciclo hidrológico parece inevitable en el caso de que el modelo de explotación de los hidrocarburos no convencionales adoptado en los EEUU se generalice a otras áreas del planeta. Como modelo señala Rusia o China, donde las reservas son potencialmente más importantes que las que se aprovechan actualmente en Norteamérica y en general se encuentran situadas en zonas áridas. 

Volumen de las reservas en España

En España aún no se conoce con fiabilidad el volumen de las reservas que pueden existir en el subsuelo ni la localización exacta de las mismas, según el autor, quien señala que ambos hechos son de primera importancia para prever el impacto de este posible uso energético del agua sobre los recursos hídricos en cada una de las cuencas afectadas. 

Agua y energía, un nexo que se afianza

El agua desempeña diversas e importantes misiones en el campo de la energía y todas ellas contribuyen a afianzar el nexo entre ambos recursos. En lo que se refiere a los usos energéticos del recurso, el más notable es sin duda el asociado a la hidroelectricidad, tanto en la faceta de producción de energía como en lo que se refiere a su almacenamiento en forma potencial. 

La faceta energética del agua es clave 

En España no se conoce con fiabilidad el volumen de las reservas que pueden existir en el subsuelo ni la localización exacta de las mismas

Pero es preciso considerar además de lo anterior, considera el autor, otras funciones relevantes e insustituibles que corren a cargo del agua en los dos sectores hoy más importantes del mundo de la energía, el de la electricidad y el de los hidrocarburos. A escala industrial y con importancia significativa, debe tenerse en cuenta la necesaria utilización del agua como refrigerante de las centrales de producción eléctrica equipadas con tecnologías térmicas y nucleares, que constituyen una parte importantísima de la planta de generación del sistema eléctrico. Pensando además en un futuro posiblemente próximo, no hay que ignorar desde la política hidráulica el uso previsible del recurso en los procesos relativos a la explotación de hidrocarburos no convencionales. La faceta energética del agua es en su conjunto de importancia clave para el funcionamiento en condiciones de normalidad del sistema energético nacional y en consecuencia para el bienestar del país.

El valor del agua

César Lanza termina su artículo citando a Juan Benet, quien en una conferencia que pronunció en el Centro de Estudios Hidrográficos en 1981 comentó que en materia hidráulica “el lujo de hoy fue la astucia de ayer y será la vulgaridad de mañana”. Es precisamente la consciencia de la sociedad sobre el valor del agua, señala Lanza,  lo que debe ayudar a que se recuperen un determinado espíritu y forma de obrar en este campo, desterrando no sólo cualquier idea de vulgaridad sino especialmente la inacción como referencia ideológica del pensamiento hidráulico.

Comentarios