Connecting Waterpeople

Las aguas residuales son imprescindibles para afrontar la crisis mundial de escasez

760
0
(0)
  • La Fundación We Are Water ha celebrado una mesa redonda en el Roca Barcelona Gallery con la participación de expertos en agua y sostenibilidad.
  • Los contaminantes emergentes, como los medicamentos y los detergentes, impiden que el agua vuelva a ser potable, pero sí reutilizable.

Sobre la Entidad

Fundación We Are Water
La Fundación We Are Water tiene dos objetivos; La sensibilización y la realización de acciones destinadas a paliar los efectos negativos de la falta de agua.

El miércoles 22 de marzo se ha celebrado la mesa redonda ‘Reutilización del agua. ¿Estamos preparados?, organizada por la Fundación We Are Water en el marco del Día Mundial del Agua. Durante el encuentro, que ha tenido lugar en el Roca Barcelona Gallery, los profesionales invitados han compartido su punto de vista y conocimiento sobre la temática propuesta este 2017 por las Naciones Unidas: ‘¿Por qué aguas residuales?’ (Why wastewater?) y han debatido sobre los retos y oportunidades que éstas nos pueden ofrecer. Asimismo, han analizado cómo conseguir una gestión optima de éste imprescindible recurso.

El moderador, Pedro Pablo García May, periodista y actual adjunto a dirección en el departamento EFE Futuro/EFE Verde, ha iniciado el acto reflexionando sobre las claves para conseguir una reducción de los contaminantes emergentes. Juan Mateo Horrach Torrens, docente en la Universidad de les Illes Balears, ha apuntado que ‘tenemos que entender que el agua depurada forma parte del ciclo del agua, al igual que el agua potable’. A esto, Gonzalo Delacámara, policy advisor de la Dirección General de Medio Ambiente en la Comisión Europea, ha añadido que ‘las depuradoras no estás preparadas para detectar los contaminantes emergentes como la cocaína, la cafeína, los medicamentos, detergentes… pero, aunque esta agua no vuelva a ser potable, debe ser reutilizable para otros propósitos’.

El tratamiento de las aguas, aunque imprescindible, no debe recaer únicamente en las depuradoras y ha de iniciarse aguas arriba para disminuir desde un principio el riesgo de escasez

El tratamiento de las aguas, aunque imprescindible, no debe recaer únicamente en las depuradoras y ha de iniciarse aguas arriba para disminuir desde un principio el riesgo de escasez. En este sentido, Xavier Torras, director de la Fundación We Are Water, ha apuntado que ‘si se sufre se aprende. ¿Qué pasaría si un día nos despertamos sin retrete? ¿Qué haría la población? Esa es una realidad para millones de personas… sería un caos. Lo mismo pasa con la escasez de agua. Si se sufre se aprendería a no malgastarla y a reutilizarla’.

Delacámara ha planteado la problemática de gestionar las aguas residuales en países con pocos recursos incidiendo en la importancia de ir a la base de la problemática: ‘es importante reflexionar sobre la gran diferencia en cuanto a los retos, aunque los problemas de base sean los mismos […]. Los desafíos más grandes se dan en las poblaciones más pequeñas y periurbanas.’ Horrach ha sumado que ‘los municipios pequeños están más desamparados ya que no tienen capacidad de gestión. Aunque el agua es pública por definición, sin el apoyo de empresas privadas éstos no podrían ser eficientes’.

En cuanto a la problemática social que la escasez de agua acarrea, Torras ha resaltado que ‘disponer de agua ayuda al desarrollo social y al desarrollo económico. Es una cadena que empieza con cavar un pozo, algo que hacemos desde la Fundación We Are Water. Si los países con sequía extrema, como los del continente africano, tiene fácil acceso al agua no tendrán que caminar horas para obtenerla y podrán cultivar, generar riqueza, ahorrar, aumentar su capacidad de consumo y por ende ayudar al desarrollo económico de la región’. En este tipo de iniciativas, la Fundación, hace partícipe a la población para empoderarla y educarla para que estos proyectos sean sostenibles en el tiempo.

Todos los ponentes han coincidido que queda mucho trabajo por hacer y que se trata de una carrera de fondo para conseguir una meta que nos beneficie a todos. Así han resaltado que para que los gobernantes presten atención y activen proyectos que combatan realmente esta problemática de forma eficiente, se necesita presión social. No basta con cerrar el grifo para lavarse los dientes, hay que elevar la discusión y que el ciudadano demande al gobierno que vaya más allá del manejo del agua y trate todo el ciclo hídrico. 

Pedro Pablo García May, ha finalizado el debate resaltando que ‘todo es agua y agua empieza por A. Pongamos esta problemática por delante’.

En la fotografía (de izquierda a derecha): Pedro Pablo García May, Gonzalo Delacámara, Xavier Torras y Juan Mateo Horrach en el mural de la campaña #NoWalking4Water que impulsa la Fundación We Are Water