Futur Agrari: ¿Cómo distribuir el agua en las granjas de cerdos para reducir los purines?

214
0

Sobre la Entidad

Generalitat de Catalunya
Sistema institucional en que se organiza el Gobierno de Cataluña
  • Futur Agrari: ¿Cómo distribuir agua granjas cerdos reducir purines?

La decisión del tipo de abrevadero que se adaptará mejor a una determinada explotación dependerá de varios factores, algunos de los cuales hay poca información.

En la elección de un bebedero es importante considerar su resistencia, su ergonomía y también si dispone de algún sistema de regulación. También se debe tener en cuenta que la presión del circuito de agua puede variar según la longitud de los circuito, de las posibles pérdidas de carga y de la cantidad de bebederos estén funcionando a la vez.

El proyecto Life + "Futur Agrari", coordinado por el departamento de Agricultura, tiene como objetivo elaborar unas fichas de caracterización de los bebederos comerciales de porcino para que los ganaderos dispongan de más información y un análisis del efecto de la presión del circuito del agua en el caudal de salida del bebedero. La ejecución de estos objetivos se ha realizado en el Laboratorio de Producción Animal de la Universidad de Lleida por personal del Grupo de Gestión Porcina de la UdL (GGP-UdL).

Los resultados muestran la importancia de conocer el comportamiento del caudal del bebedero según la presión

El número de tipos de bebederos de porcino caracterizados ha sido un total de 23 agrupados según tipología (pitorro, bola, pico pato y cilindro) y realizando una ficha donde se incluyen los datos descriptivos y los resultados de caudales obtenidos a diferentes presiones del circuito de agua (0,5 a 4 bares en intervalos de 0,5 bares).

A nivel general, cuando más presión mayor caudal. Independientemente del tipo de bebedero como media el caudal pasa de 1,25 a 2,61 l / minuto cuando la presión del circuito es de 0,5 a 4 bares. Cuando se analiza el efecto de la presión del circuito de agua con el caudal según tipología de bebederos se observa que los bebederos de tipo "pitorro" son los que generan más caudal (2,73 l / minuto) y los chupetes de cilindro (1,09 l / minuto) son los que generan menos caudal.

A pesar de las diferencias de caudales según tipología, también se ha observado que dentro de una misma tipología, y por tanto, externamente poco diferenciados entre ellos, hay sistemas con más alternativas de regulación que otros y / o sistemas que el caudal de salida no está tan alterado por la presión general del circuito de agua. Por ejemplo, dentro de la tipología de bebederos de tipo bola, hay casas comerciales que con el cambio de presión se duplica el caudal (2 a 4 l / minuto) y otras casas comerciales, que disponen de un sistema de regulación consiguiendo que el caudal no sobrepase 1,5 l / minuto independientemente de la presión del circuito de agua.

Estos resultados muestran la importancia de conocer el comportamiento del caudal del bebedero según la presión ya que puede tener un efecto muy importante en el volumen de purines en la explotación

Por otra parte, también se observó el importante efecto de la pérdida de carga de presión en el circuito de agua en el caudal de salida de los bebederos. Por ejemplo, se observó que el caudal de los primeros chupetes del circuito eran 5 veces mayor que el caudal de los últimos chupetes del circuito (5 litros / minuto vs 0,7 litros minutos).

Esto, a nivel práctico, puede implicar la necesidad de disponer sistemas de regulación de presión en todo el circuito de agua de forma que, independientemente de la ubicación del bebedero o del número de bebederos que están utilizando a la vez no acabe afectando en el caudal nominal de salida del bebedero.

En conclusión, con los resultados de este estudio se pone de manifiesto la importancia de que las instalaciones de distribución de agua en granjas de cerdos puedan garantizar una presión y un caudal estable y homogéneo en todos los puntos de salida del circuito ya que, en caso contrario, habrá que hacer una selección cuidadosa del tipo de bebedero y hacer una regulación individualizada de cada bebedero según las condiciones de la línea y el punto de donde esté situado el fin de minimizar las pérdidas de agua.   

Comentarios