Josep Rull: "El acuerdo para la traída de agua de Rialb es histórico"

35
0
(0)
  • Josep Rull: " acuerdo traída agua Rialb es histórico"
    Imagen de la reunión de todas las partes implicadas en el acuerdo.
  • El proyecto prevé llevar agua del embalse de Rialb a 45.000 habitantes de la Segarra, Urgell, Anoia y la Conca de Barberà.
  • El consejero alaba "el alto sentido de la responsabilidad de los ayuntamientos, consejos comarcales y diputaciones" a la hora de llegar a un acuerdo que garantiza "la cantidad, la calidad del agua y el precio" de manera estable.
  • El proyecto prevé construir 122 km de nueva red de abastecimiento, siete estaciones de bombeo y tres depósitos para llevar agua del embalse de Rialb a 45.000 habitantes de la Segarra, Urgell, Anoia y la Conca de Barberà.

Sobre la Entidad

Generalitat de Catalunya
Sistema institucional en que se organiza el Gobierno de Cataluña

El consejero de Territorio y Sostenibilidad, Josep Rull, ha asegurado que "el acuerdo para la traída de agua de Rialb es histórico, culminamos un gran proyecto de país para garantizar un bien básico", dado que garantizará la "cantidad y calidad del agua y el precio" de manera estable a 45.000 habitantes de una treintena de municipios de las comarcas de la Segarra, Urgell, Anoia y la Conca de Barberà.

Hasta ahora, estos municipios se abastecían del agua del canal de Urgell, "que es de menor calidad que la proveniente del embalse de Rialb", que viene de la cabecera, explicó Rull. Algunas localidades incluso han tenido que recurrir en algún momento puntual en camiones cisterna para asegurar el agua potable a sus vecinos.

Más de 21 millones de inversión

El proyecto acordado prevé aprovechar parte de la red de canalizaciones existentes, titularidad del Consejo Comarcal de la Segarra, y construir hasta 122 kilómetros de nueva red de abastecimiento, 7 estaciones de bombeo y 3 depósitos, así como aprovechar completamente la capacidad de la potabilizadora de Ratera. Con toda esta infraestructura se podrá suministrar a estas localidades agua procedente del embalse de Rialb a través del canal Segarra-Garrigues.

El proyecto acordado prevé aprovechar parte de la red de canalizaciones existentes, titularidad del Consejo Comarcal de la Segarra, y construir hasta 122 kilómetros de nueva red de abastecimiento, 7 estaciones de bombeo y 3 depósitos

Se prevé que la nueva red estará lista en tres años, con una inversión total de más de 21 millones de euros. De estos, 10 millones los aportará la Agencia Catalana del Agua (ACA); 5 millones, las diputaciones: Lleida (2 millones), Tarragona (2 millones, el doble de lo comprometido inicialmente) y Barcelona (1 millón). El resto se repercutirá en el precio durante un periodo de entre 15 y 25 años.

"Teníamos que garantizar la masa crítica suficiente como para que este sistema fuera estable en el tiempo", explicó Rull, lo que requería el consenso del territorio. El consejero también ha alabado "el alto sentido de la responsabilidad de los alcaldes, presidentes de los consejos comarcales y representantes de las diputaciones a la hora de llegar a un acuerdo tanto con respecto a los precios que pagarán los municipios por el agua como para la gobernanza de este nuevo sistema de abastecimiento".

Un sistema de gobierno consensuado

La nueva red se gestionará mediante un consorcio que garantiza a todos los ayuntamientos un papel en la toma de decisiones, a través de un sistema de doble votación en función de la relevancia de los temas. Así, cuestiones ordinarias serán resueltas por la Asamblea del consorcio con una mayoría del 60% de los miembros. En el caso de los extraordinarios, será necesaria la unanimidad de la Asamblea y la ratificación posterior de Tàrrega, Cervera, Guissona y los consejos comarcales de la Segarra y la Conca de Barberà.

Rull ha valorado que "todas las partes ganan con este acuerdo", que "garantizará el abastecimiento de agua para las próximas generaciones en una zona que estará sometida a unos niveles de estrés hídrico muy importantes debido al cambio climático". Por lo tanto, "resolvemos un tema que hemos arrastrado durante 20 años, de precariedad en el abastecimiento de agua, y garantizamos que no habrá más problemas en el futuro".

Comentarios