Aqualia
Connecting Waterpeople

Amplio margen de mejora en la reutilización de aguas residuales en la Comunitat Valenciana

50
0
(0)
  • Amplio margen mejora reutilización aguas residuales Comunitat Valenciana

Sobre la Entidad

Generalitat Valenciana
La Generalitat Valenciana es el conjunto de instituciones de autogobierno de la Comunidad Valenciana, en España
Bentley Systems

"Las soluciones de ayer no sirven para los problemas de hoy de hoy ni de mañana", ha declarado la consellera d'Agricultura, Medi Ambient, Canvi Climàtic i Desenvolupament Rural, Elena Cebrián, en la inauguración de la jornada sobre aplicación de nuevas tecnologías en la depuración de aguas residuales, organizada por la EPSAR (Entidad Pública de Saneamiento de Aguas Residuales), la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) y la Universitat de València (UV). Cebrián ha puesto especial énfasis en la innovación, incluyendo al sumatorio I+D+i la "t" de transferencia de tecnología. 

Ha compartido la mesa inaugural con el director gerente de la EPSAR, Enrique Lapuente, y con el rector de la universidad anfitriona, la UPV, Francisco Mora, quien ha destacado el papel relevante que ejerce en materia de salud pública el saneamiento y depuración de aguas residuales, así como la necesaria colaboración de Administración, universidad y empresas, para la mejora e innovación en el sector. 

"Estamos ante un cambio global, el cambio climático, y todos debemos hacer algo cada día para afrontarlo", ha añadido la consellera. "La modificación de los ciclos hidrológicos está afectando a la disponibilidad de recursos hídricos en cantidad y calidad suficientes, para poder satisfacer nuestras demandas y mantener el buen estado de las masas de agua y de los ecosistemas asociados". 

"Y ya estamos dando los primeros pasos -no siempre fáciles ni seguros- para aumentar las posibilidades de reutilización"

Por lo que respecta a la depuración de aguas residuales, la Comunitat Valenciana es puntera y referencia en el sector, con 478 depuradoras en funcionamiento, 43 de las cuales están dotadas de tratamiento terciario, y un volumen depurado de 431 hectómetros cúbicos al año de los que 133 se reutilizan de forma directa (un 31% del total). "Se ha avanzado mucho", ha señalado Elena Cebrián. "Y ya estamos dando los primeros pasos -no siempre fáciles ni seguros- para aumentar las posibilidades de reutilización, pero aún tenemos por delante un amplio margen de mejora". 

Cebrián ha recordado que vamos a un escenario futuro, especialmente en el área mediterránea, donde se predicen reducciones drásticas de más del 25% de los recursos hídricos naturales, lo que "plantea un serio desafío". En este contexto, ha insistido en que los recursos no convencionales, la reutilización de las aguas residuales convenientemente depuradas y el uso del agua desalada de mar son herramientas claves para cuadrar las cuentas hídricas. 

"Este es el camino que hemos tomado desde el gobierno valenciano", ha explicado, porque "es nuestra responsabilidad hacerlo". Con "realismo, diálogo y debate técnico" y con el propósito de aprovechar con máxima eficiencia las infraestructuras instaladas y buscar soluciones innovadoras". 

Esas soluciones se orientan hacia la consecución tanto en los objetivos cuantitativos de depuración que marca la normativa europea, como sobre todo en ampliar el alcance a nuevas zonas, pequeños núcleos de población o núcleos dispersos, una mejora, "ha puntualizado, "quizá poco significativa en términos porcentuales, pero de gran importancia para la calidad ambiental y calidad de vida de las personas que allí habitan".

Se ha referido también a la necesidad de avanzar en la eficiencia energética de nuestras instalaciones, y en la actualización de aquellas plantas que se van quedando obsoletas con procesos más eficientes y con menor impacto ambiental. 

Asimismo, ha subrayado, "necesitamos ir adaptando la técnica y las instalaciones a los nuevos requerimientos de calidad emanados de las directrices europeas, tanto en agua depurada como en lodos de depuración". También caminar hacia "un mayor control en los vertidos de tipo industrial que reciben las redes de alcantarillado urbano y, sobre todo, de las filtraciones de agua salobres o saladas que se incorporan en los colectores".

La redacción recomienda