Aragón propone una ayuda de 28 millones de euros durante 4 años para modernizar regadíos

23
0
  • Aragón propone ayuda 28 millones euros durante 4 años modernizar regadíos
  • Olona, acompañado del director general de Desarrollo Rural, Jesús, Nogués, ha clausurado la asamblea general de Riegos del Alto Aragón

Sobre la Entidad

Gobierno de Aragón
Aragón es una comunidad autónoma de España, resultante del reino histórico del mismo nombre y que comprende el tramo central del valle del Ebro, los Pirineos centrales y las Sierras Ibéricas.
23

El departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad sacará próximamente –está pendiente de la aprobación por parte de las Cortes- una convocatoria de ayudas para la modernización de regadíos dotada con 28 millones a cuatro años. De ellos, 21 millones tendrán como destino la modernización integral y 7 la mejora.

El anuncio lo ha realizado el titular de la consejería, Joaquín Olona, quien ha clausurado la asamblea ordinaria de Riegos del Alto Aragón en compañía del director general de Desarrollo Rural, Jesús Nogués.

Este ha señalado que el departamento cuenta con un presupuesto total de 84 millones de euros, cofinanciados por el Feader (Fondo Europeo Agrario de Desarrollo Rural), en el Programa de Desarrollo Rural (PDR) 2014-2020.

La orden de convocatoria establecerá un nivel de subvención hasta el 50% para modernización integral, que será del 30-40 por ciento en el caso de que no conlleven modernización integral. Por su parte, las obras de mejora que afecten como mínimo a un sector completo (balsas de regulación o tuberías de grandes dimensiones, por ejemplo) podrán recibir hasta un 40%.

El máximo se subvención por hectárea será de 6.500 euros, aunque se realiza una apuesta por la recuperación de las huertas viejas llevando en este caso la cifra hasta los 9000 euros por hectárea.

La política de regadíos sigue siendo una prioridad del Gobierno de Aragón

Joaquín Olona ha insistido, por su parte, en dos ideas clave de la política de su departamento. Por un lado, considerar a las comunidades de regantes como “mayores de edad”, lo que implica que podrán optar por realizar las obras por su cuenta o a través de empresas públicas.

Por otro, la estricta aplicación del principio de concurrencia competitiva, es decir, que solo los mejores proyectos son seleccionados para percibir las ayudas. En este caso, se han fijado una serie de criterios objetivos para realizar la valoración: existencia de concentración parcelaria como mínimo en fase de proyecto; ahorro de agua; ahorro de energía; uso de energías renovables y mejora de la renta de los agricultores.

Nuevos regadíos

El titular de Desarrollo Rural ha señalado en la reunión con los regantes que la política de regadíos sigue siendo una prioridad del Gobierno de Aragón, pero que es necesario replantear el enfoque de la misma porque ni las circunstancias sociales ni las económicas permiten mantener los parámetros con los que se ha venido trabajando.

En este sentido, ha manifestado que no resulta razonable pensar que se pueden llevar a cabo nuevos regadíos con los niveles de financiación pública precedentes, por lo que su departamento propone un sistema similar al de la modernización.

Así, los aproximadamente 29 millones de euros con los que cuenta para la creación de regadíos hasta 2020 podrían destinarse a financiar proyectos de comunidades de regantes expectantes que asuman la iniciativa y una parte significativa de la inversión. “Estamos trabajando en un modelo que permita aplicar este nuevo enfoque y ya hemos dado algunos pasos innovadores”, ha indicado.

Olona se refería con ello a las Zonas de Interés Nacional (ZIN) y a la disposición adicional introducida en la Ley de Medidas Fiscales y Administrativas de 2016, que permite a los regantes adelantar hasta el 60% del coste de las obras de interés común. “Necesitamos la colaboración de las otras dos administraciones implicadas –Dirección General del Agua y Dirección General de Desarrollo Rural del ministerio- y estamos trabajando con ellas para poder llevarlo a cabo”, ha matizado.

En un contexto en el que las administraciones no cuentan ni con recursos económicos suficientes ni con la posibilidad de endeudarse, se trata, según han explicado los responsables del departamento, de “no paralizar el desarrollo del regadío, sino impulsarlo con un nuevo enfoque”. La posibilidad de acceder a financiación en condiciones muy competitivas y el incremento patrimonial que supone la transformación de los secanos justifican las nuevas fórmulas para acometerlo que se están proponiendo a los regantes.

Comentarios