La nueva depuradora de Utebo dará servicio a 70.000 habitantes equivalentes

102
(0)

Sobre la Entidad

Gobierno de Aragón
Aragón es una comunidad autónoma de España, resultante del reino histórico del mismo nombre y que comprende el tramo central del valle del Ebro, los Pirineos centrales y las Sierras Ibéricas.
  • nueva depuradora Utebo dará servicio 70.000 habitantes equivalentes
  • La planta depurará las aguas de 5 municipios y 3 barrios de Zaragoza.
  • El consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, Joaquín Olona, y la directora del Instituto Aragonés del Agua, Inés Torralba, han visitado las nuevas instalaciones de la EDAR de Utebo, junto a los alcaldes de los municipios a los que da servicio.

El pasado 1 de octubre de 2017 entró en servicio la depuradora conjunta de Utebo que dará servicio a los núcleos de Utebo, Sobradiel, Pinseque, La Joyosa, Torres de Berrellén y los barrios rurales de Casetas, Garrapinillos y Villarapa, pertenecientes al municipio de Zaragoza. “El hecho de que dé servicio también a estos barrios zaragozanos, pone de manifiesto que el Impuesto de Contaminación de las Aguas también se aplica en beneficio de los ciudadanos de Zaragoza”, ha señalado el consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, Joaquín Olona, en la visita a la planta.

Con la entrada en servicio de esta depuradora y sus colectores, Aragón culminara el cumplimiento de la Directiva Europea 91/271 de aguas residuales, en lo relativo a los vertidos en zonas sensibles. Las zonas sensibles son zonas especialmente protegidas desde el punto de vista del vertido de aguas residuales, para prevenir una mayor contaminación por nutrientes que pueda provocar problemas de eutrofización en las aguas. Los vertidos a zonas sensibles se condicionan y limitan en mayor medida, por lo que la Administración debe ser más exigente en este ámbito. 

Esta depuradora inicio su andadura en el año 2004 con la redacción del primer anteproyecto en una época donde el boom urbanístico llevó a dimensionar una instalación para 133.000 habitantes equivalentes. La obra se adjudicó en diciembre 2007 y se aprobó el proyecto constructivo en el año 2010. “En aquel momento, en plena crisis económica- financiera, y con el parón de los desarrollos urbanísticos, se planteó la necesidad de modificar el proyecto a la baja para hacer una depuradora más pequeña”, tal y como ha recordado el alcalde de Utebo, Miguel Dalmau.

Con la entrada en servicio de esta depuradora y sus colectores, Aragón culminara el cumplimiento de la Directiva Europea 91/271 de aguas residuales, en lo relativo a los vertidos en zonas sensibles

Después de realizar diversos estudios técnicos para adecuar el tamaño y jurídicos para determinar la viabilidad de esta modificación, se concluyó que esta modificación tenía un carácter sustancial y por tanto el expediente de modificación no podía llevarse a término dentro del marco legal que rige la contratación pública. Por ello, se procedió a la rescisión del contrato y a la redacción de un nuevo anteproyecto que se licitó en el año 2014. El nuevo proyecto se dimensionó para 70.000 habitantes equivalentes.

La obra comenzó el 1 de diciembre de 2015 y el concesionario ha invertido casi 24 millones de euros ( IVA excluido) en la construcción de la EDAR y los 17 kilómetros de colectores que recogen los vertidos de todos los núcleos y los conducen hasta la depuradora. La ejecución ha durado por lo tanto 22 meses. Cabe destacar que el 50% de la inversión corresponden a los colectores de los distintos núcleos urbanos, obras que han sido muy complicadas por las múltiples afecciones que ocasionan las obras lineales en el territorio. Todos los colectores conducen las aguas residuales hasta dos estaciones de bombeo, una en Utebo y otra en Casetas, desde donde se impulsa el agua residual hasta la depuradora. Ha sido necesario una importante labor de coordinación y comunicación con los ayuntamientos y comunidades de regantes afectadas con vistas a minimizar en la medida de lo posible los inconvenientes que generan este tipo de obras tan importantes. Además, se han afectado a la autopista A-68 y a la línea de FFCC Zaragoza-Logroño, realizando senda hincas de tubería bajo las mismas.

La depuradora se encuentra situada ocupando unas parcelas cercanas al río Ebro, pero a salvo de las avenidas ordinarias del Ebro y por tanto fuera del dominio público hidráulico. No obstante, ha sido necesario recrecer las parcelas donde se asienta la depuradora para dejarla protegida ante avenidas extraordinarias de 500 años de periodo de retorno. Todo ello de acuerdo con las prescripciones dadas por la Confederación Hidrográfica del Ebro en su autorización.

La planta es del tipo de fangos activos con digestión anaerobia y por verter a zona sensible, se exige una disminución adicional de nutrientes (Nitrógeno y Fósforo) para evitar problemas de eutrofización en el río Ebro y sus embalses aguas abajo.

La obra ha sido llevada a cabo por la UTE formada por Ferrovial-Cadagua y Mariano López Navarro y será explotada por estas empresas en régimen de concesión durante 20 años.

La visita también ha contado con la presencia de Miguel Dalmau, alcalde de Utebo; Ildefonso José García, alcalde de la Joyosa; José Ignacio Andrés, alcalde de Pinseque; Laura Estaje, concejal de Urbanismo de Sobradiel; Inmaculada María Mercedes Trébol, alcaldesa de Torres de Berrellén; Pedro Santisteve, alcalde de Zaragoza; José Antonio Martínez, Jefe de Área de Coordinación de Planes del Instituto Aragonés del Agua; José María Tardós, Jefe de Área de Planificación del Instituto Aragonés del Agua; Eduardo García, Jefe de Obra de la Estación Depuradora y María José Ruano, Jefa de la Estación Depuradora. 

Comentarios