Connecting Waterpeople

13 millones de euros para paliar la sequía en la cuenca del Júcar en el último año

51
0
(0)
  • 13 millones euros paliar sequía cuenca Júcar último año
  • 15.000 comuneros de la Real Acequia de Moncada se beneficiarán de una balsa de regadío que evitará la pérdida de agua y su mejor gestión.
  • Las obras de la balsa de regulación se han terminado en un año y han costado más de 1,5 millones de euros.
  • Actualmente el Gobierno está tramitando la prórroga de la declaración de sequía en el Júcar y el Segura hasta septiembre de 2017 para seguir aprobando medidas excepcionales.

Sobre la Entidad

Gobierno de España
El Gobierno de España es el órgano constitucional que encabeza el poder ejecutivo estatal y dirige la Administración General del Estado. El Gobierno depende políticamente del Congreso de los Diputados a través de la investidura o censura del...
Bentley Systems
51

El delegado de Gobierno en la Comunidad Valenciana, Juan Carlos Moragues, y la presidenta de la Confederación Hidrográfica del Júcar, Mª Ángeles Ureña, han hecho entrega formal de la balsa de regulación al presidente de la Real Acequia de Moncada, Francisco Romeu, para su explotación, en un acto al que también ha acudido el alcalde de Puçol, Enrique Esteve, donde está ubicada la balsa, así como miembros de la corporación y el Director General de Agricultura, Roger Llanes.

Con esta obra materializamos nuestro compromiso con los regantes y con la lucha contra la sequía. Hemos invertido más de 1,5 millones de euros y ahora no sólo conseguimos una mejor gestión del agua sino que, además, los agricultores, muchos de ellos mayores, verán facilitadas sus labores de riego”, ha afirmado Moragues.

Y es que, en la actualidad, los turnos de riego se suceden de manera continuada durante el día y la noche, y esto último hace que se pierda un volumen considerable de agua, pues el control del riego es más difícil en las horas en que no hay luz.

Moragues: “En un año hemos invertido más de 13M€ en obras para paliar la sequía; nuestro compromiso con los regantes es firme”

La balsa de acumulación se diseña para evitar el riego nocturno, dicha balsa deberá almacenar un volumen de agua mínimo de 32,483.36 m3. El agua necesaria para llenar la balsa proviene de la Real Acequia de Moncada, cuyo caudal de concesión es de 5,7 m3/s, siendo el total de la superficie a abastecer aproximadamente 721 ha. Esta actuación beneficia a Comunidad de Regantes de la Real Acequia de Moncada que cubre 7.000 Hectáreas regadas y agrupa a 15000 Comuneros”.

Moragues ha recordado que desde que el año pasado se declarara la situación de sequía en las cuencas del Júcar el Gobierno inició una serie de actuaciones de especial urgencia para paliar los efectos de la sequía. “Actuaciones que han supuesto una inversión de más de 13 millones de euros en la cuenca del Júcar. Y esta balsa que hoy hacemos entrega a nuestros regantes es una de ellas”

“Una labor –ha asegurado- que va a continuar porque somos conscientes de las dificultades que tienen nuestros agricultores y tenemos un objetivo claro: ayudarles en todo lo que esté en nuestra mano para luchar contra la sequía”.

Cabe recordar que el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, está trabajando para prorrogar hasta el 30 de septiembre de 2017 la declaración de sequía en las demarcaciones hidrográficas del Júcar y del Segura, lo que permitirá al Gobierno poder seguir aplicando durante la próxima campaña de riego medidas excepcionales para paliar los efectos de la sequía.

En concreto, en la cuenca del Júcar, las precipitaciones que durante el presente año hidrológico han vuelto a situarse por debajo de la media han provocado una disminución de los recursos embalsados en las principales infraestructuras de regulación afectando principalmente a los sistemas de explotación del Júcar, que atiende las principales demandas urbanas y agrícolas de la demarcación, y del Turia, que se encuentran actualmente en estado de prealerta. Especialmente preocupante es la situación de los sistemas Marina Baja, Marina Alta y Serpis, tanto por las escasas precipitaciones como por la reducida capacidad de regulación superficial.