José Antonio Echávarri: "Hay que poner un punto de cordura en cuanto a la interacción regadío-medio ambiente"

30
0

Sobre la Entidad

Gobierno de Extremadura
La Junta de Extremadura es el órgano colegiado que ejerce las funciones propias del gobierno de la comunidad autónoma extremeña.
  • Inauguración del evento.
    Inauguración del evento.
  • El consejero de Agricultura, Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Energía, José Antonio Echávarri, ha inaugurado, en el marco de Agroexpo en Don Benito, las Jornadas “Regadío y Medio Ambiente: actividades compatibles”.
  • Durante su intervención ha instado a los participantes a firmar “una declaración unánime para garantizar actuaciones medioambientalmente beneficiosas para nuestros regadíos, sin dejar de reconocer los impactos que han de mitigarse”, destacando el impacto ambiental del gran Lago de Alqueva como “la prueba más clara sobre cómo hacer sostenible el riego de nuestra tierra”.

Las jornadas, que se desarrollan a lo largo del día, debaten, además de un bloque específico sobre los beneficios ambientales del regadío; sobre tecnología, innovación, modernización y expansión de los regadíos; con ponentes del Magrama, el Gobierno de Extremadura, varias comunidades de regantes y universidades, la Seiasa, y personal luso de la empresa para el desarrollo de infraestructuras de Alqueva.

El titular extremeño de Agricultura ha destacado que la política de regadíos que lleva a cabo el Gobierno de Extremadura va encaminada precisamente a las cuestiones que se tratan en este foro: innovación, tecnología y sostenibilidad. Así, los proyectos de Tierra de Barros y Monterrubio de la Serena; Alcollarín, Arroyo del Campo, y Casas del Monte, entre otros, serán regadíos “muy modernos, innovadores, tecnificados y sostenibles”.

Es de especial interés, ha recalcado, “poner un punto de cordura en cuanto a la interacción regadío-medio ambiente, de forma que la demonización de los regadíos por ciertas instancias europeas, pueda verse suavizada por el reconocimiento de aquellos beneficios ambientales que traiga consigo el regadío”.

Además, ha dicho, en todos los casos, las tierras que se regarán serán aquellas cuyos costes de explotación futuros sean más bajos; es decir, las que sean económicamente más rentables, por el bien de los agricultores actuales y las generaciones futuras.

“Se trata de la expansión de nuestros regadíos más ambiciosa desde los antiguos proyectos del Plan Badajoz”, ha indicado. A este respecto, ha recordado que hay reservados 50 millones de euros, ya comprometidos para Tierra de Barros y Monterrubio de la Serena; así como 40 millones previstos en el nuevo PDR para habilitar 40.000 hectáreas de nuevos regadíos en la región.

Novedades en la ley agraria

Aún así, Echávarri ha matizado que hay que seguir trabajando en esta materia, con las infraestructuras necesarias, pero también desde el ámbito legislativo. En este sentido, ha subrayado que la Ley Agraria de Extremadura, que en estos momentos se tramita en el Parlamento autonómico, recoge en su articulado una importante novedad al respecto, ya que “permitirá la transformación en regadío de las zonas que se declaren de Interés Regional y Zonas Regables singulares”.

Por todo, ello, el consejero insiste en que jornadas como estas llegan en un buen momento y recogen los parámetros fundamentales para el desarrollo de los regadíos en la región, ya que “no se entiende un regadío del siglo XXI sin la tecnología ni la innovación ni la sostenibilidad ambiental”.

A lo largo de este foro se tratarán cuestiones como el telecontrol y las innovaciones tecnológicas; el papel de los regadíos sobre la biodiversidad de Extremadura; los efectos de la presa de Alqueva; propuestas para la sostenibilidad ambiental; modernización en el riego, y los nuevos regadíos en Extremadura.

A las jornadas asisten también los directores generales de Desarrollo Rural y de Medio Ambiente, José Luis Gil; y Enrique Julián Fuentes, respectivamente.

Comentarios