Navarra invierte 360.000 euros en la conservación de 8 turberas de la comunidad

10
0
  • Navarra invierte 360.000 euros conservación 8 turberas comunidad
  • Esta iniciativa se ha desarrollado dentro del proyecto Life-Tremedal, cuyo seminario final se celebra en Bertiz

Sobre la Entidad

Gobierno de Navarra
El Gobierno de Navarra es la institución de carácter ejecutivo en que se organiza el autogobierno de la Comunidad Foral de Navarra (España).

Navarra ha invertido 358.429 euros en la conservación de las ocho turberas de la comunidad, iniciativa desarrollada dentro del proyecto Life-Tremedal, cuyo seminario final se celebra en el Parque Natural del Señorío de Bertiz hoy y mañana. Las turberas son zonas de terreno en las que el agua se mantiene justo por debajo del nivel del suelo, aunque su influencia en el entorno es decisiva y condiciona el tipo de plantas y animales que viven en ellos. En total la conservación de estos parajes ha contado con una inversión total de 716.858 euros, un 50% aportado por la Comunidad Foral y el 50% restante, por los fondos europeos LIFE+Naturaleza.

La apertura del seminario ha corrido a cargo de la directora general de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Eva García Balaguer. En la sesión se han sucedido intervenciones de personal técnico de los organismos participantes en el proyecto, que han abordado aspectos como la clasificación de las turberas europeas, buenas prácticas para la gestión y conservación de los humedales, conservación de flora y fauna en humedales continentales, y servicios ecosistémicos de los humedales. La jornada con la que se cierra el seminario, se centrará en una salida de campo para recorrer las turberas de Arxuri, ubicada entre Baztan y Zugarramurdi, y la de Belate, situada entre Baztan y Ultzama, de 15.000 años de antigüedad.

Actuaciones y estudios

En los dos últimos años se ha trabajado en los ocho enclaves incluidos en Tremedal en Navarra: Belate, Lixketa, Alkurruntz, Xuriain, Okolin, Maulitx, Arxuri y Mendaur. En todos ellos se han incluido actuaciones como estudios y muestreos de algunos de los hábitats y especies de interés; y restauración de afecciones al funcionamiento hidrológico con construcción de diques de madera para incrementar el nivel de humedad en determinadas áreas, de manera que se crean zonas para desarrollar comunidades vegetales propias de ambientes de turbera. Además, se han realizado actividades para compatibilizar los usos tradicionales con la conservación de los valores de los enclaves, como acondicionamiento de los portillos y cerramientos, y arreglos de caminos.

La palabra tremedal se emplea en algunos lugares al referirse a turberas y otros terrenos encharcados, en los que el suelo “tiembla” al caminar

También en el marco de Life-Tremedal, Navarra ha recopilado toda la información de estudios paleoambientales generada hasta ahora, y ha completando también el conocimiento paleoambiental de las turberas de Belate y Arxuri, ya que los depósitos de turba representan una de las fuentes de información más importantes para estos estudios.

La palabra tremedal se emplea en algunos lugares al referirse a turberas y otros terrenos encharcados, en los que el suelo “tiembla” al caminar. Se trata de hábitats de gran valor ecológico y que poseen una estrecha relación con los habitantes de las zonas en las que están presentes, con su cultura y forma de vida, aspectos que también están incluidos en el proyecto europeo. Otro de los términos más utilizados para referirse a estos enclaves es “trampal”, en alusión a la facilidad con que las personas o el ganado pueden atascarse en ellos.

El Gobierno de Navarra lleva diez años impulsando la realización de estudios sobre la situación de las turberas y otros hábitats relacionados. En estos planes se incluían la mayor parte de los humedales objeto de estudio y restauración por parte de Life-Tremedal.

Proyecto Life-Tremedal

El proyecto Life-Tremedal es un instrumento de la Unión Europea que financia proyectos de conservación de la Naturaleza, y cuenta con un presupuesto de 2,8 millones de euros para restauración y conservación de humedales de la cornisa cantábrica. El 50% se financia con fondos comunitarios y el otro 50% corresponde aportaciones de los socios.

Se centra en los hábitats en los que el agua es protagonista. En algunos casos es evidente, como en lagos y lagunas, mientras que en otros, como las turberas, el nivel del agua es decisivo, y condiciona el tipo de plantas y animales que puedan vivir en ellos.

Surge del esfuerzo conjunto de varios organismos públicos con experiencia en la investigación, planificación y gestión de la Red Natura 2000 (la sociedad pública del Gobierno de Navarra Gestión Ambiental de Navarra S.A. –GANASA-, Universidad de Oviedo, Universidad de Santiago de Compostela, Ihobe, Diputación Foral de Álava y Parque Natural de los Picos de Europa) para trabajar en la conservación de humedales amenazados en sus respectivos ámbitos territoriales. El resultado ha sido el proyecto “Humedales continentales del norte de la Península Ibérica: Gestión y restauración de turberas y medios higrófilos” al que se ha dado el acrónimo de Tremedal, palabra que alude al movimiento tembloroso del suelo de ciertos hábitats higroturbosos cuando se camina sobre ellos.

El proyecto, que finaliza este mes de octubre, está cofinanciado al 50% por la Unión Europea, a través de los fondos LIFE+Naturaleza, y el 50% es aportados por los organismos participantes.

El objetivo general del proyecto era mejorar el estado de conservación de hábitats turbosos e higrófilos de interés comunitario en 25 enclaves del norte peninsular distribuidos en Galicia, Asturias, Castilla y León, País Vasco y Navarra. Para ello, se han llevado a cabo medidas como adquisición de terrenos para restaurar humedales, plantación de especies reforzar las poblaciones, eliminación de especies invasoras, regulación de usos en su ámbito, o recolección de semillas o esquejes de plantas propias de estos medios y su posterior almacenamiento y cultivo.

Comentarios