Luz verde ambiental al proyecto de reapertura de mina Julita en Lena

41
0
  • Montes en Lena (Wikipedia/CC).
    Montes en Lena (Wikipedia/CC).
  • La Consejería de Medio Ambiente impone 17 medidas preventivas y correctoras, y un plan de vigilancia con el fin de proteger el entorno

La Comisión para Asuntos Medioambientales del Principado de Asturias (CAMA), reunida en Oviedo, ha acordado por unanimidad informar favorablemente la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) del proyecto para la Reanudación de labores mineras de interior en la concesión minera Julita y Demasía en los montes de utilidad pública Mofoso, Faldas de Brañavalera y Porciles, en el concejo de Lena.

El informe da el visto bueno ambiental a la reapertura de la mina, si bien impone 17 medidas preventivas y correctoras, y un plan de vigilancia dirigidos a corregir y minimizar los impactos de la actividad. Entre estas medidas destacan las dirigidas a evitar las afecciones al sistema hidrológico y a la calidad de las aguas; al paisaje, y a la flora y fauna, entre otros.

Asimismo, la DIA señala que la viabilidad del proyecto está sujeta a que se realicen las pertinentes modificaciones urbanísticas por parte del ayuntamiento, puesto que los terrenos afectados por la explotación no están calificados para el nuevo uso. También requiere que se concedan las correspondientes autorizaciones de ocupación en los montes de utilidad pública, que competen al gobierno local de Lena.

Principales condicionantes y medidas correctoras

  • Dado que los mayores impactos paisajísticos se derivarían de la construcción de plazas delante de los emboquilles y del acondicionamiento de pistas, se imponen medidas preventivas o correctoras, especialmente en cuanto a sus dimensiones. Por ejemplo, se reduce la anchura de las pistas a un máximo de 3,5 metros, lo mínimo imprescindible para permitir la circulación de vehículos; y también se limita la superficie destinada a las plazas para las bocaminas.
  • Para la protección del sistema hidrológico, se establecen medidas como la existencia de dobles balsas de decantación, cunetas perimetrales, aislamiento de vertidos y filtros verdes. El informe emitido por la Confederación Hidrográfica del Cantábrico recoge que al no preverse la presencia de metales pesados en aguas de drenaje y escorrentías, la contaminación asociada a dichas aguas derivaría de la presencia de sólidos en suspensión y grasas y aceites, que pueden solucionarse con las balsas de decantación previstas.
  • También se toman medidas para la flora y la fauna como el traslado y replantación de acebos y se impone la exigencia de realizar plantaciones específicas destinadas a configurar pantallas visuales y protectoras de emisiones de polvo y ruidos. Se sugiere la plantación de especies de fácil arraigo y crecimiento relativamente rápido, como abedul cerezo o arce, además de haya y acebo, de procedencia genética apta para la zona.
  • En materia de calidad del aire se establecen medidas como que los almacenamientos permanentes o temporales de carbón o materiales de cualquier tipo, susceptibles de emitir polvo, se protejan de la acción del viento, y se dispondrán sistemas de humectación para evitar el levantamiento de polvo en situaciones meteorológicas adversas, medida que se hará extensiva a las pistas.

Comentarios