El Gobierno riojano repara las motas de defensa en diversos tramos del Ebro dañados por la crecida

33
0
  • Río Ebro a su paso por La Rioja (Wikipedia/CC).
    Río Ebro a su paso por La Rioja (Wikipedia/CC).
  • La Consejería de Agricultura ha recorrido las zonas afectadas desde el pasado día 7 y ha esperado a que bajara el nivel de las aguas para intervenir

Sobre la Entidad

Gobierno de La Rioja
Gobierno de la Rioja.

El Gobierno de La Rioja pondrá en marcha un plan de reparación urgente de las motas de defensa en varios de los tramos del Ebro que, a su paso por diferentes localidades, se han visto seriamente dañados por la reciente crecida del río. La Consejería de Agricultura, en coordinación con la empresa pública Tragsa, abordará los trabajos necesarios para reponer las infraestructuras una vez que la bajada del nivel de agua ha permitido el acceso a las zonas afectadas.

En concreto, se trata de un tramo cortado en Alcanadre, dos en Rincón de Soto; uno en Calahorra, en las cercanías de la presa de Machín; y uno en Alfaro, aunque en este caso, debido a la amplitud del mismo y a que parte de la rotura se encuentra en Navarra, será preciso coordinar la actuación con la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) y la Comunidad Foral de Navarra. Además, está previsto actuar en varios puntos de la margen izquierda que también han resultado afectados. En todos estos puntos la sección del mazón se ha roto completamente, lo que va a obligar a reponerlo en su totalidad.

En Alcanadre es necesaria también una intervención para evacuar mediante bombeo el agua de una amplia zona inundada en la margen derecha de la vía del ferrocarril, que ha quedado embalsada sin que exista ninguna posibilidad de alivio. En esta zona han quedado anegadas varias parcelas de viñedo y de espárrago.

Por otra parte, se mantiene un contacto permanente con la Comunidad General de Regadíos de Calahorra, coordinando las actuaciones que está llevando a cabo desde el pasado miércoles día 7, y que recibirán financiación del Gobierno de La Rioja.

Valoración de daños pendiente

Desde el momento en que se produjo la crecida del río, responsables y técnicos de la Consejería de Agricultura se han desplazado a las zonas afectadas, y se continúa haciendo una valoración de los daños ocasionados en infraestructura de defensa del cauce, en infraestructuras agrarias y en las producciones agrarias. Esta valoración se prolongará todavía un tiempo debido a que todavía existen muchas zonas inaccesibles o inundadas. Cuando se conozca el alcance de los daños, se adoptarán las decisiones pertinentes en cuanto a posibles ayudas a conceder a los titulares de las infraestructuras y explotaciones afectadas.

En cualquier caso, las posibles ayudas que se articulen no podrán cubrir las pérdidas de producción de los cultivos existentes puesto que los daños ocasionados están amparados por las diferentes líneas del seguro agrario. En este sentido, el riesgo por inundaciones y lluvias torrenciales no es una línea específica que haya que contratar, sino que viene asociada a otros riesgos asegurables, como el granizo o las heladas. Por ello, no se concederán ayudas que vayan a cubrir esas pérdidas, salvo en aquellos casos en los que aún no se hubiera asegurado encontrándose abierto el periodo de suscripción o en aquellos en los que las pérdidas de la producción asegurada no estuvieran cubiertas en el seguro por cualquier causa.

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente invierte cada año una media de 2 a 3 millones de euros para subvencionar el seguro, cantidad a la que hay que añadir los 5 millones de subvención anual que aporta la Entidad Estatal de Seguros Agrarios (ENESA).

A este respecto, hay que recordar que desde el Gobierno de La Rioja se ha solicitado al Ministerio de Agricultura la adopción de medidas extraordinarias para compensar los daños ocasionados en La Rioja Baja, y a que habilite las partidas necesarias para el arreglo de las infraestructuras. Junto a las reparaciones de urgencia que ya se están acometiendo, se tendrán que añadir otras actuaciones que ayuden a consolidar las motas de defensa que han quedado debilitadas en una gran longitud.

Por último, la Consejería insta a todos los Ayuntamientos riojanos que se han visto afectados a que recopilen toda la información posible sobre las afecciones provocadas por la crecida y lo trasladen.

Comentarios