La Comisión Europea reconoce al Gobierno Vasco el proyecto de eliminación de la invasora Baccharis

71
0

Sobre la Entidad

Gobierno Vasco
El Gobierno Vasco es el gobierno autonómico del País Vasco (España).

La Comisión Europea ha seleccionado en su programa LIFE la labor de erradicación de la planta invasora Baccharis que realiza el Gobierno Vasco en Txingudi, Urdaibai y Lea “como uno de los 13 mejores proyectos LIFE-Naturaleza de los 46 evaluados en toda Europa en 2014”.

Simon Goss, responsable del programa Life en la  dirección general de Medio Ambiente de la  Comisión Europea en Bruselas, ha indicado al departamento de Medio Ambiente y Política territorial del Gobierno Vasco  que la acción de erradicación de la planta invasora Baccharis en las marismas de Txingudi, Urdaibai y Lea “ha sido seleccionada como uno de los 13 mejores proyectos LIFE Naturaleza de los 46 evaluados en 2014 y, tras su exposición en la Semana Verde Europea el 4 de junio tiene la opción de ser considerada como uno de los tres mejores de los mejores”.

En los próximos días la Comisión Europea remitirá el reconocimiento "Best LIFE Naturaleza" que será presentado en un folleto y en la página específica del sitio web de LIFE.  Los Estados miembros continúan evaluando los mejores proyectos de este año, entre ellos la iniciativa del departamento de Medio Ambiente y Política territorial del Gobierno Vasco,  para seleccionar los tres "Best of the Best" proyectos LIFE-Naturaleza y "Best of the Best" Life-información. Los resultados serán anunciados en abril.

La ceremonia de entrega se celebrará el jueves 4 de junio en Bruselas y allí se expondrán y presentarán las diversas iniciativas desarrolladas en distintos países.

Proyecto LIFE Estuarios del País Vasco

El proyecto LIFE Estuarios del País Vasco, desarrollado por el departamento de Medio Ambiente y Política Territorial del Gobierno Vasco y financiado por la Unión Europea, ha permitido frenar en la costa vasca el avance de la planta invasora Baccharis halimifolia, conocida como chilca, gracias a los tratamientos de eliminación realizados en más de 780 hectáreas de los estuarios del País Vasco en las zonas de Urdaibai, Lea, y Txingudi. Se han tratado 570.000 arbustos de la especie invasora, y se han arrancado a mano más de 5 millones de plántulas lo que ha permitido mejorar ambientalmente alrededor de 300 hectáreas de hábitats de interés comunitario.

 “Cuando las especies no autóctonas se introducen de forma accidental o intencionada en nuevos territorios, pueden ocasionar graves impactos ambientales, económicos y sociales, que en el caso de la Unión Europea se están valorando en 12.000 millones de euros al año” afirma Amaia Barredo.

La directora de Medio Natural remarca que introducción de especies invasoras puede provocar efectos adversos  como  “la transmisión de enfermedades a los seres humanos, la  pérdida de biodiversidad, que puede llegar a la extinción de especies autóctonas. Ejemplo de ello, son los problemas de conservación del visón europeo, como consecuencia de la competencia del americano,  o el deterioro y pérdida de hábitats de los estuarios debido a la ocupación por la Baccharis halimifolia. El proyecto LIFE de recuperación de estuarios del País Vasco nos ha permitido restaurar juncales, pastos salinos, y  carrizales, hábitats importantes para la nidificación de muchas especies de aves protegidas”  detalla Barredo.

Una de las claves para el éxito en la eliminación de cualquier especie invasora es impedir que ponga en marcha sus herramientas de invasión. En el caso de Baccharis halimifolia  estas herramientas son su elevada producción de semillas, la capacidad de rebrote y el rápido crecimiento. Con este planteamiento se iniciaron en 2011 los trabajos del proyecto LIFE priorizando la zona más afectada: Urdaibai. Durante el primer año se trataron cerca de 200 hectáreas de ejemplares adultos en este estuario, y 80 hectáreas de plántulas fueron arrancadas a mano. En los dos años siguientes, además de continuar trabajando en las zonas donde chilca había rebrotado en Urdaibai, se iniciaron los trabajos en Lea y Txingudi.

En total han realizado trabajos forestales en más de 780 hectáreas brutas, y se calcula que han sido eliminadas 570.000 plantas adultas y arrancadas a mano más de 5 millones.

Comentarios