"Inclam tiene el 95% de su facturación fuera de España"

829
1
  • "Inclam tiene 95% facturación fuera España"
    Alfonso Andrés, Presidente de INCLAM (Fotos: Ángela Mestre).
  • La apuesta temprana por la internacionalización y las nuevas tecnologías han hecho de Inclam una de las ingenierías españolas de referencia a nivel mundial. Entrevistamos a su presidente, Alfonso Andrés, fundador de la compañía y miembro destacado de Tecniberia y, por tanto, profundo conocedor del sector de la ingeniería y consultoría.

Un contenido de:

Sobre la Entidad

Grupo INCLAM
Grupo internacional, dentro del Mercado Alternativo Bursátil, que se dedica al sector de la ingeniería del agua y el cambio climático. Gracias a su expansión dispone de delegaciones en Latinoamérica y Caribe, España, África Subsahariana y Asia.

Publicado en:

Portada iAgua Magazine
829

Alfonso Andrés, Presidente de INCLAM, es Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos, y trabajó en proyectos relacionados con la hidráulica desde sus primeros días como becario en Euroestudios. Participó en multitud de proyectos ingenieriles con títulos tan conocidos y presentes como el recrecimiento del embalse de Yesa. En 1981 aterrizó en la por entonces Diputación de Madrid, para responsabilizarse de la parte tecnológica de un Plan Integral del Agua que, posteriormente, daría lugar a la reforma del omnipresente Canal de Isabel II.

En 1984, movido por el afán al riesgo controlado y con la intención de comercializar tecnología bajo una Marca Agua España por entonces poco conocida, decidió constituir Inclam. Un millón de pesetas para un ordenador, la apuesta por las nuevas tecnologías y la internacionalización y una visión largoplacista son los ingredientes que Alfonso Andrés, presidente de Grupo Inclam, ha empleado para desarrollar una ingeniería de éxito mundial.

Pregunta - Sr. Andrés, durante su carrera ha tenido un papel importante en Tecniberia ¿Cuál es el diagnóstico de la consultoría e ingeniería española?

"La ingeniería española está acostumbrada a un modelo de trabajo que no es con el que se trabaja internacionalmente"

Respuesta - Hay mucho que hablar de eso. En primer lugar, la ingeniería española está acostumbrada a un modelo de trabajo que no es con el que se trabaja internacionalmente. Por lo general, las ingenierías españolas son ingenierías de diseño: se dedican exclusivamente a redacción de proyecto y fiscalización de obras. En el panorama internacional las ingenierías también hacen obra llave en mano (EPC).

Bajo este modelo es cómo se hace mejor ingeniería. Si la empresa es responsable de elaborar el proyecto, ejecutar la obra y posteriormente debe asegurar el buen funcionamiento, el diseño se realiza con mayor exigencia.

La ingeniería española no trabaja con este modelo porque, entre otras cosas, la Administración española continúa pidiendo estrictamente la redacción del proyecto o la dirección de obra.

Este sector tiene un segundo problema muy importante y es que ha estado protegido por la Administración. No se ha diferenciado en función de la calidad y de los resultados. La Administración sencillamente ha distribuido entre las diferentes empresas y no ha tenido en cuenta aspectos como la calidad y la tecnología.

La Administración sigue empeñada en no hacer las cosas como se hacen fuera. No hay ningún país en el que la oferta económica sea tan determinante. En los servicios debe primar el conocimiento, la experiencia y los recursos tecnológicos que se ponen a disposición. En Estados Unidos está prohibido en 40 de los 50 estados tener en cuenta el precio en las licitaciones públicas.

Y, por último, esa protección del sector en un momento determinado ha sido muy perjudicial para la exportación y el desarrollo internacional. ¿Por qué? Porque no ha incentivado la internacionalización de las empresas.

P. - ¿Cree que la innovación y la internacionalización a tiempo han sido clave en las ingenierías que han soportado este terremoto?

Son características cruciales en cualquier momento, hoy y siempre.

La internacionalización en España no ha hecho falta años atrás. Las empresas que hemos apostado por la internacionalización continuamos desarrollando negocio. Hablo de empresas como Typsa, Ayesa, Euroconsult, Eptisa, Intecsa y muchas otras que tiene un porcentaje altísimo de su trabajo fuera de España. Inclam tiene el 95% de su facturación fuera de España.

Desde el punto de vista de la innovación no se ha sabido comercializarla. Ha habido una apuesta fuerte por la innovación que muchas veces se ha hecho internamente, con recursos propios. De tal manera que hoy estamos a la altura de cualquiera.

"El sector de la ingeniería ha estado protegido por la Administración. No se ha diferenciado en función de la calidad"

P. - Rebobinemos 21 años la máquina del tiempo. ¿Qué le llevó a crear Inclam?

Mi suegra decía “¿en qué trapisonda te has metido hoy?”. Estoy hablando del año ochenta y pocos. En primer lugar, me gusta el riesgo, el riesgo apoyado en lo que uno tiene. Y en segundo lugar, siempre he sido un convencido de que España tiene mucho más que ofrecer de lo que ofrece y que realmente tenemos un problema muy grave: no sabemos vender lo que somos..

P. - ¿Cuáles son las áreas de actuación de Inclam?

Inclam tiene cuatro áreas principales. La división original de consultoría, donde se desarrollan proyectos de planificación hidrológica, estudios hidráulicos e hidrológicos y estudios de inundaciones, etc.  En esta área es principalmente donde se emplea el software desarrollado por Inclam.

Una segunda división está dedicada a la Dirección de Obra y Proyectos, que se corresponde con los trabajos que tradicionalmente ha desarrollado y comercializado la ingeniería española.

Una tercera división consiste en el desarrollo y ejecución de proyectos EPC, o también llamados llave en mano. Son un grupo de proyectos donde se contrata el diseño del proyecto y la construcción y en los que se garantiza el precio de la obra una vez finalizada.

En este campo llevamos a cabo proyectos de ingeniería hidráulica y, últimamente, hemos abierto mercado en edificación industrial, motivado por la demanda de nuestros clientes.

Por último, la división más reciente, con 10 años de recorrido, es la división de cambio climático. Estudios de la evaluación de cambio climático, de mitigación o adaptación, desarrollo de metodologías, cálculo y gestión de huella de carbono, creación de sumideros de carbono mediante bosques, realización de estudios de carácter general y trading de derechos de carbono.

Como dato señalar que en España hay cinco bosques certificados por la oficina de Cambio Climático para absorción de CO2 y tres son de Inclam. Los empleamos para absorber nuestras emisiones en línea con nuestra apuesta por ser un Grupo Carbono Neutral.

P. - ¿Cuál es la presencia internacional de la compañía?

El Grupo Inclam en este momento está presente en 20 países. Trabajamos en varios mercados activos importantes: Centro América y Colombia; Venezuela en la que, aunque últimamente se ha resentido por razones evidentes, seguimos trabajando a través de contratos con Bancos Multilaterales o contratos con empresas exteriores, sobre todo chinas; Perú y Ecuador; África es otro mercado importante para Inclam donde tenemos destacada presencia en Guinea Ecuatorial; y, por último, el mercado Asia-Pacífico donde estamos entrando poderosamente. Este último es un mercado olvidado por parte de las empresas españolas y, sin embargo, tiene un potencial interesante y unas necesidades acuciantes.

Las inversiones en infraestructuras en un país dependen de tres componentes: un ritmo de crecimiento positivo con disposición de fondos; la necesidad de infraestructuras; y una respuesta política positiva.

"El Grupo Inclam está presente en 20 países"

P. - ¿Qué proyectos emblemáticos están llevando a cabo?

Inclam ha sido elegida por una de los 3 consorcios licitadores para hacer la operación y mantenimiento de la obra de un dique de 50 kilómetros que cruza la laguna de Manila. Su misión es, además de soportar una carretera, proteger contra las crecidas una parte de la ciudad de Manila.

La obra tiene un presupuesto de 3.500 millones de dólares. Como orden de magnitud, tiene previsto un sistema de bombeo que es capaz de bombear 1.000 m3/s, casi el doble del caudal medio del Ebro.

Por otra parte, hemos realizado estudios de inundaciones en Vietnam, en UTE con una compañía inglesa, para tres ciudades donde el problema de las inundaciones es muy grave.

Otra obra emblemática para Inclam ha consistido en la corrección de los vertidos al Estero de Paco, en Manila. Ha sido un trabajo muy interesante debido a la importancia de la componente social del proyecto. El apoyo social es lo único que asegura su operatividad posterior.

P. - En el continente americano están abasteciendo a comunidades rurales ¿en qué consiste el proyecto?

Comunidades rurales es decir poco. Inclam ha fabricado e instalado 65 plantas potabilizadoras en la parte peruana de la cuenca del Amazonas en núcleos donde viven pequeñas comunidades nativas de 300 a 500 personas. Es un proyecto de gran complejidad logística, son asentamientos aislados con difícil acceso (hasta 7 días en lancha desde el almacén central) y con una problemática importante en la calidad del agua por metales pesados debido a vertidos industriales de petroleras y mineras. Disponemos hasta de nueve diferentes tipos de plantas en función del agua a tratar.

En este caso, la componente social es muy importante. Actualmente las plantas ya están instaladas y comienza su operación y mantenimiento por un periodo de dos años. Desde Inclam sabemos que para garantizar el funcionamiento futuro de las plantas es fundamental capacitar a la población local para que aprenda a mantenerlas y trabajar con la comunidad para que valoren el recurso del agua y sus beneficios sanitarios.

P. - Si le parece cambiamos de tercio

Cambiamos de tercio.

P. - El pasado mes de julio Inclam salía al Mercado Alternativo Bursátil con una respuesta inmejorable del mercado ¿qué les ha llevado a este lanzamiento?

En la estrategia de Inclam siempre hemos incorporado los posibles beneficios en el desarrollo de la compañía. Eso nos ha llevado a crecimientos con los que hemos alcanzado unas facturaciones en torno a los 28 a 30 millones de euros anuales.

"En la estrategia de Inclam siempre hemos incorporado los posibles beneficios en el desarrollo de la compañía"

Uno de los objetivos que hemos planteado en nuestro plan estratégico es la comercialización de la tecnología que ya hemos desarrollado y que estamos a punto de finalizar mediante de proyectos de I+D con alto valor añadido y poca competencia. Esto demanda una financiación y creemos que la financiación que ofrece el mercado de valores es excelente.

¿Por qué? Porque el mercado de valores es mucho más receptivo a los proyectos, asume el riesgo y nos permite no tener una dependencia tan fuerte de los bancos. Las empresas españolas tienen un 80% de la financiación dependiente de los bancos mientras que la media europea es el 40%. El MAB es una oportunidad excelente y así se nos ha revelado.

P. - ¿Cuáles son las perspectivas y los retos de Inclam para los próximos años?

Las más importantes evidentemente son las de continuar en la línea en la que estamos y aumentarla. Es decir, consolidar ciertos mercados en los que todavía estamos de manera incipiente. Por ejemplo, en Asia-Pacífico, en otras zonas estamos más consolidados.

El segundo objetivo es desarrollar y comercializar nuestra tecnología en mercados OCDE, Estados Unidos y otros mercados donde ya estamos presentes.

P. - ¿Dónde le gustaría ver a Inclam en 10 años?

Me gustaría verlo desde mi casa y yo jubilado. Pero me gustaría que fuera como ahora, pero mucho más grande. En una empresa el reto es crecer sólidamente.

Comentarios