Hidralia implanta un proyecto piloto en Chiclana para la detección de vertidos de aguas de baño

156
0
  • Hidralia implanta proyecto piloto Chiclana detección vertidos aguas baño

Sobre la Entidad

Hidralia
Empresa medioambiental gestora de todos los procesos relacionados con el ciclo integral del agua: la captación, la potabilización, el transporte, la distribución y la depuración.
156

Hidralia ha presentado en Chiclana su proyecto de detección temprana y alerta de la contaminación de las aguas de baño en las playas. Esta iniciativa pionera facilita la gestión asistida por tecnología de última generación para el seguimiento de los potenciales episodios de contaminación y vertidos en las aguas de baño. Entre sus características, destaca la implementación de una plataforma flotante con sensores de monitorización on-line de calidad de las aguas. Este elemento conocido como boya multiparamétrica permitirá la trasmisión en tiempo real y alerta temprana de episodios de contaminación en el punto de la playa en el que se decida su instalación, en este caso la playa de La Barrosa de la costa gaditana.

La duración de este proyecto de investigación, realizado con Labaqua, será de dos años y su posible ubicación será la salida del caño de Sancti Petri en Chiclana. El seguimiento de supuestos episodios de contaminación se complementará además con el uso de sistemas de vuelo de forma remota (drones) para la inspección visual. Así se podría determinar la envergadura del problema, posibles trayectorias de las manchas de contaminación, afecciones a zonas costeras, etc. Todo ello permite disponer los recursos necesarios y gestionar las alertas.


La experiencia de implantación del proyecto permitirá, tal y como señalan sus promotores, “la obtención de diferentes resultados, entre ellos, determinar la efectividad del sistema para tomar las mejores decisiones en la gestión del uso de las áreas de baño. Así como obtener un conocimiento detallado del comportamiento de la calidad de las aguas de baño durante los periodos de monitorización y principalmente por las afecciones derivadas del tránsito de embarcaciones y la dinámica hidrológica y aportaciones de la bahía”.

En los primeros meses de la puesta en marcha de este proyecto se procederá a la realización de los trámites administrativos para la instalación de la boya. Hidralia contempla que, junto a la plataforma informática, el sistema de alerta esté en funcionamiento al comienzo de la temporada de baño de 2016, con el objetivo de mantener unos servicios turísticos de alta calidad con la supervisión ambiental y sanitaria requerida.

Las detección temprana de posibles episodios de contaminación tendrá como beneficio una mayor capacidad de acción ante cualquier riesgo sanitarios, molestias. Un beneficio medioambiental y ecológico mayor si cabe en un entorno como Chiclana, cuya playa es un motor económico de primer orden.

Comentarios