IPROMA desarrolla una técnica pionera para la determinación de microcontaminantes orgánicos

1
35
  • IPROMA desarrolla técnica pionera determinación microcontaminantes orgánicos
  • Los etoxilatos de octil-nonilfenol son microcontaminantes de carácter tóxico producidos por la degradación de compuestos utilizados en detergentes de uso industrial y doméstico.
  • El proceso de investigación de esta técnica se enmarca en la hoja de ruta del proyecto europeo LIFE STO3RE, orientado hacia la protección del medio acuático.

Sobre la Entidad

IPROMA
INVESTIGACIÓN Y PROYECTOS MEDIO AMBIENTE S.L. es una empresa dedicada a laboratorio de análisis y asesoramiento medioambiental y de higiene industrial.
35

IPROMA trabaja sobre el desarrollo de una novedosa técnica de análisis por HPLC-MS/MS para la determinación de etoxilatos de octilfenol y etoxilatos de nonilfenol en fangos de uso agrícola. De esta forma, el laboratorio de análisis se adelanta a las normativas europeas para dicha determinación, tomando ventaja sobre el cumplimiento de los documentos de trabajo de carácter europeo que dibujan la tendencia futura sobre los límites de concentración de estos compuestos en los lodos: el tercer borrador del documento de trabajo sobre lodos y la Propuesta de Directiva del Parlamento Europeo y del Consejo sobre la aplicación de lodos en el suelo.

Los mencionados etoxilatos son microcontaminantes orgánicos generados a partir de la degradación de los tensoactivos aniónicos, muy utilizados en fórmulas para detergentes industriales y domésticos, los cuales quedan adsorbidos en los lodos de depuración. Estos compuestos tienen un carácter tóxico, son resistentes a la biodegradación y susceptibles de bioacumularse, considerándose también disruptores endocrinos y pudiendo llegar a afectar al sistema hormonal de otros seres vivos.

El desarrollo de esta nueva técnica se enmarca como uno de los pasos intermedios definidos dentro del proyecto europeo de investigación LIFE STO3RE, del que IPROMA es socio. LIFE STO3RE, con referencia LIFE14/ENV/000150, tiene entre sus objetivos proteger el medio acuático frente a la contaminación causada por nitratos, microorganismos patógenos y microcontaminantes, como los etoxilatos de octil y nonilfenol.

Para cumplir con este propósito, el proyecto implementa un modelo de gestión conjunta de fangos procedentes de estaciones depuradoras de aguas residuales y purines de granjas para la obtención de un “biofertilizante” de alta calidad para el medioambiente.

Una vez más, IPROMA se adelanta a los planteamientos de los marcos normativos para ofrecer la posibilidad de realizar determinaciones de parámetros de futura regulación.

Comentarios