La desalinización supera a los recursos superficiales para el abastecimiento urbano

133
1
(0)
  • desalinización supera recursos superficiales abastecimiento urbano

Sobre la Entidad

IUACA
El Instituto Universitario del Agua y de las Ciencias Ambientales tiene como finalidad propiciar el mejor conocimiento y la gestión de los recursos hídricos y analizar todos los aspectos asociados con la conservación y mejora del medio ambiente.
133

Recordando noticias anteriores, la Mancomunidad de los Canales del Taibilla (MCT) es el organismo autónomo adscrito al Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA) que se ocupa de la fase primaria (“en alta”) de distribución de agua de uso urbano en la región del sureste peninsular (considerando los municipios murcianos, los del sur de la provincia de Alicante y dos en Albacete).

En total, 80 municipios disfrutan de seguridad hídrica gracias a su labor, fundamentada en la buena gobernanza del recurso y caracterizada por su transparencia, eficiencia y buen hacer para satisfacer todas las necesidades de la sociedad abastecida, así como permitiendo su desarrollo sostenible.

En cifras, la Mancomunidad ha suministrado durante el año hidrológico 2016-2017 un total de 191 hm³, los cuales se clasifican (en función de su fuente de procedencia) y se subdividen entre los observados en la imagen de portada. Específicamente, los recursos extraordinarios se refieren a la suma de aquellos procedentes de aguas subterráneas propias de algunos ayuntamientos y de los contratos de cesión alcanzados a lo largo del período.

No obstante, la relevancia de la noticia reside en que se trata de la primera vez, en los 90 años de la MCT, que los recursos procedentes de la desalinización superan a los aportes del río Taibilla y a los del trasvase Tajo-Segura. Este considerable incremento de la participación de los caudales desalinizados en la combinación de todas las fuentes de suministro durante los últimos años se produce en detrimento de los caudales aportados por los recursos superficiales, cuyo precio es muy inferior al del agua desalinizada. Al no actualizarse al mismo ritmo los gastos de la MCT y las tarifas que las entidades locales devengan a su favor, este desfase tarifario podría acarrear serios desequilibrios económico-financieros.

La gestión del agua, por tanto, es una cuestión de gobernanza en la que deben ponderarse los valores del interés general en la toma de decisiones.

Referencias

Comentarios