Serrano anima a la participación de los actores sociales en el impulso de la nueva Ley de Cambio Climático andaluza

  • La consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio presenta una campaña de difusión del Anteproyecto de la norma autonómica en Granada.
28
0

Sobre la Entidad

Junta de Andalucía
La Junta de Andalucía es la institución en que se organiza el autogobierno de la Comunidad Autónoma de Andalucía.

La consejera andaluza de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, María Jesús Serrano, ha instado hoy a la participación de todos los actores sociales (ciudadanos, asociaciones, entidades, empresas y administraciones) para que realicen sus aportaciones al Anteproyecto de Ley de Cambio Climático, aprobado recientemente en Consejo de Gobierno y que actualmente se encuentra en trámite de información pública durante los próximos dos meses. 

Serrano, en el marco de la presentación de una campaña de difusión de la norma en Granada; que incluye también encuentros con estos sectores para abrir un proceso de debate, transparencia y diálogo, ha asegurado que el Gobierno andaluz quiere que este texto sea “de todos y para todos”. Según la titular de Medio Ambiente, “esta ley no es sólo una cuestión de empresarios y políticos, la lucha contra el cambio climático nos atañe a todos y sólo tendrá éxito si cada uno de nosotros nos concienciamos de cómo podemos actuar para paliar sus efectos”. 

A este respecto, se ha comprometido a desarrollar durante las próximas semanas una intensa actividad relacionada con este tema. “La agenda nos llevará a hablar con las universidades andaluzas, el resto de administraciones, diversas asociaciones y organizaciones profesionales, empresarios, sindicatos, consumidores y ecologistas”, ha apostillado. 

En concreto, y en relación a la campaña de información impulsada por la Consejería que dirige, Serrano ha explicado que a través de la publicación de diversos vídeos de animación, relanzando la iniciativa de los ‘Ecohéroes’ para niños y adolescentes (personajes de ficción creados a raíz del Plan Andaluz de Acción por el Clima) y renovando los mensajes de sensibilización sobre el cambio climático,  se pretende plantear una nueva estrategia comunicativa sobre esta cuestión.

Andalucía, pionera en la lucha contra el cambio climático

Por otro lado, y en el transcurso de su intervención, la consejera ha subrayado que “ninguna comunidad autónoma ni la administración estatal han elevado a rango de ley la normativa sobre cambio climático”. En este sentido, la responsable del ramo de la Junta de Andalucía ha recalcado el carácter pionero de todas las iniciativas llevadas a cabo por el Gobierno andaluz en los últimos años. Así se constata con la Estrategia Andaluza ante el Cambio Climático (2002) y el Plan Andaluz de Acción por el Clima-Programa de Mitigación (2007-2012). 

El Anteproyecto de Ley de Cambio Climático de Andalucía establece como objetivo para la Comunidad autónoma en 2020 reducir hasta las 4,28 toneladas la emisión de CO2 por habitante y año.  Según Serrano, la nueva norma “tiene por objeto contribuir a la lucha contra el cambio climático y avanzar hacia una economía baja en carbono”. Esta Ley persigue la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero en los sectores considerados difusos y el incremento de la capacidad de los sumideros naturales de CO2. Se entiende por sectores difusos el transporte, el agrario, el residencial, el comercial y el institucional. Asimismo la norma pretende preparar la adaptación a los potenciales impactos del cambio climático, estableciendo, de acuerdo con los conocimientos científicos disponibles, el marco para el diseño y ejecución de las políticas públicas andaluzas.

El Plan Andaluz del Clima, punto de partida

La consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha explicado que “el punto de partida será el Plan Andaluz del Clima, el instrumento de planificación para el conjunto de la comunidad autónoma”. Serrano ha desgranado las diferentes medidas planteadas tanto desde el ámbito regional como el municipal, público y privado. “La totalidad de las consejerías del Gobierno andaluz y los ayuntamientos abordarán este plan desde la adopción de iniciativas transversales”, ha sostenido. Algunas de ellas son el ahorro energético, el impulso de las renovables, el uso racional de las materias primas y recursos naturales y la gestión eficiente de los residuos. 

Para el ámbito municipal, se crea la figura de Municipios de Baja Emisión de Carbono. Serrano ha afirmado sobre ella que “esta distinción se podrá incorporar como valoración a la hora de la concesión de ayudas o subvenciones públicas”. Además, la ley contiene determinaciones que afectan al sector privado mediante instrumentos de mitigación o el Sistema Andaluz de Compensación de Emisiones (SACE), que hasta ahora era voluntario. 

En relación a esta última cuestión, la consejera ha recalcado que “las empresas más contaminantes, por lo tanto, estarán obligadas primero a auditar sus emisiones y en segundo lugar a mitigar su exceso de contaminación”. Y ha adelantado que tendrán que hacerlo a través de proyectos de compensación. 

Comentarios