Los trabajos para reducir el riesgo de inundaciones del río Guadiaro evitarán daños en las zonas urbanas y cultivos

49
0

Sobre la Entidad

Junta de Andalucía
La Junta de Andalucía es la institución en que se organiza el autogobierno de la Comunidad Autónoma de Andalucía.
  • Río Guadiaro (Wikipedia/CC).
    Río Guadiaro (Wikipedia/CC).

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio inicia hoy los trabajos sobre el cauce del río Guadiaro a su paso por Jimena con la finalidad principal de reducir los riesgos de desbordamientos y los consecuentes daños que éstos provocan. La Junta de Andalucía invertirá alrededor de 150.000 euros en estas actuaciones que tienen como objetivo no sólo la prevención de inundaciones si no la regeneración natural del río.

El delegado territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta, Federico Fernández, ha señalado la “importancia de estos trabajos ya que el río Guadiaro, al tratarse de una cuenca no regulada, sufre episodios frecuentes de desbordamiento que gracias a estas actuaciones podrán controlarse y evitar daños a terceros”.

Las zonas de intervención seleccionadas se corresponden con tres tramos problemáticos del término municipal de Jimena de la Frontera. El primer tramo tiene una longitud total estimada de 1.350 metros del río Guadiaro en el paraje del Cortijo de las Bombas; el segundo de 1.250 metros se sitúa en las cercanías del núcleo urbano de Marchenilla y en último lugar se trabajará en 1.100 metros en las proximidades del núcleo de Montenegral Alto, estas dos últimas zonas se ubican en el cauce del río Hozgarganta, principal afluente del Guadiaro.

Los trabajos, que se desarrollarán durante los meses de noviembre y diciembre, mejorarán la evacuación de las avenidas mediante la eliminación parcial de la vegetación constituida por árboles secos, caídos y restos vegetales que invaden el lecho, reduciendo así el riesgo de desbordamientos durante las crecidas, al tratarse de una cuenca no regulada. Las actuaciones permitirán asimismo evitar posibles daños por la caída de árboles que están en situación inestable sobre terrenos de cultivo, infraestructuras, zonas urbanas y vías de comunicación y dejarán espacio para la regeneración natural del bosque de ribera, ya que una gran parte de los ejemplares a retirar son especies exóticas (eucaliptos, cañas, acacias y otras) cuya capacidad de propagación impide el desarrollo de las especies naturales del lugar (álamos, fresnos y alisos).

Las tareas de desbroce se realizarán de forma manual selectiva y en los pies a conservar se realizarán podas sobre las ramas secas, quebradizas o tumbadas. Los pies de árboles caídos y secos que dificultan el paso del agua serán talados y apeados del cauce con ayuda de maquinaria y se procederá finalmente al astillado de los residuos no aprovechables. Estas actuaciones concuerdan con la línea de trabajo de restauración de riberas, orientada a mejorar el estado ecológico de las masas de agua que propugnan tanto la Directiva Marco del Agua, como la Directiva Europea de Prevención de Inundaciones y las directrices del Plan Hidrológico de la Demarcación de las Cuencas Mediterráneas Andaluzas. 

Comentarios