Entra en vigor el Plan Especial de Ordenación del regadío de la zona norte de la Corona Forestal de Doñana

23
0

Sobre la Entidad

Junta de Andalucía
La Junta de Andalucía es la institución en que se organiza el autogobierno de la Comunidad Autónoma de Andalucía.
  • El plan cuenta con una dotación de 65 millones de euros

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha aprobado definitivamente el Plan de Ordenación de las zonas de regadío ubicadas al norte de la Corona Forestal de Doñana, así como el programa de medidas complementarias al mismo, tras la luz verde del Consejo de Gobierno del pasado 16 de diciembre.  Según recoge el Decreto, que entrará en vigor mañana, este Plan destinará 65 millones de euros en los próximos 15 años al desarrollo ordenado y sostenible de los recursos naturales de este entorno. De esa cifra,  57 millones se dirigirán a actuaciones del Plan Especial y el resto a un programa de medidas complementarias. 

Asimismo, este proyecto afectará a una superficie de 64.457 hectáreas, de las que aproximadamente 9.340 son susceptibles de ser consideradas como regables (7.240 de la Demarcación Hidrográfica del Guadalquivir y el resto de la del Tinto-Odiel-Piedras) en los términos municipales de Almonte, Bonares, Lucena del Puerto, Moguer y Rociana del Condado (Huelva). De esta forma, la iniciativa persigue solucionar el problema de la expansión no planificada de regadíos e invernaderos durante las últimas décadas. Este fenómeno ha provocado diversos problemas medioambienambientales como el estrechamiento de los corredores naturales y la proliferación de infraestructuras en explotaciones sin tener en cuenta la racionalidad de costes y el impacto ambiental. 

En este sentido, las más de 9.000 hectáreas regularizadas se corresponden con explotaciones puestas en regadío antes de 2004 y que desde entonces han mantenido la actividad agrícola, así como con aquellas que tienen derechos de agua para riego. Por tanto, quedan excluidos los terrenos con expedientes sancionadores por transformaciones no autorizadas o que han incumplido los requisitos de autorización.

El plan, que ofrece seguridad jurídica a las explotaciones agrícolas a la vez que garantías para la sostenibilidad de Doñana, incluye una serie de proyectos para aliviar la presión sobre el acuífero 27 a través de obras de modernización de regadíos y de sustitución de extracciones de aguas subterráneas por trasvases procedentes de las cuencas del del Tinto, Odiel y Piedras (cuatro hectómetros cúbicos). De estos, ya están en ejecución el 60% (34 millones de euros), destinados a mejorar el abastecimiento del Condado de Huelva y el Entorno de Doñana (16,2 millones de euros) y consolidar las explotaciones de la Comunidad de Regantes de El Fresno-Comarca del Condado (17,8 millones).

Otras medidas destacadas en este ámbito son la clausura de captaciones no regularizadas, el deslinde de los arroyos de la red hídrica superficial considerados como prioritarios, y la modernización y revisión de la red piezométrica y de control de calidad.

El plan se completa con proyectos de conectividad ecológica y creación de corredores verdes para preservar los movimientos de la fauna, especialmente del lince ibérico, construcción de senderos; mejora de caminos y áreas recreativas; protección del paisaje; recuperación de montes públicos; actualización de la cartografía digital; gestión de los residuos agrícolas, y prevención de la erosión, las inundaciones y la contaminación. 

El Plan Especial, además, se dota de un programa de medidas complementarias para intervenciones en materia de agricultura ecológica, formación, diversificación económica, gestión forestal y prevención de incendios.

Comentarios