La inclusión de la Laguna de Zafarraya en el Inventario de Humedales, a información pública

19
0
(0)

Sobre la Entidad

Junta de Andalucía
La Junta de Andalucía es la institución en que se organiza el autogobierno de la Comunidad Autónoma de Andalucía.
  • inclusión Laguna Zafarraya Inventario Humedales, información pública
  • Toda la documentación técnica se puede consultar en la página web de la consejería para la presentación de las correspondientes alegaciones.

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha abierto el trámite de información pública para la inclusión de la Laguna del Puerto de Zafarraya (Granada) en el Inventario de Humedales de Andalucía. Con esta iniciativa la Junta de Andalucía pone a disposición de los ciudadanos toda la documentación técnica correspondiente a este humedal, la cual podrá consultarse en el portal Web de la consejería para la presentación de las correspondientes alegaciones.

Cabe destacar que el Comité Andaluz de Humedales acordó en la reunión celebrada el pasado mes de octubre proponer la inclusión de la Laguna del Puerto en dicho inventario al considerar que este espacio reúne muchas de las características que contempla el Decreto 98/2004, de 9 de marzo, para ser incluido en el mencionado catálogo. En concreto, por albergar especies amenazada o que sean consideradas endemismos andaluces, ibéricos o iberoafricanos, características que cumplen especies presentes en este humedal  como el gallipato (Pleuroledes waltl), tritón pigmeo (Triturus pygmaeus) y sapillo moteado ibérico (Pelodytes ibericus).

Además de la especial relevancia que detenta este humedal granadino para la conservación de anfibios amenazados, este enclave tiene interés geomorfológico al situarse sobre un macizo montañoso calizo ('polje') e interés cultural, al contar con la presencia de brocales cerrados de piedra en pozos próximos. También es objeto de diferentes actividades de investigación y de educación ambiental.

En la actualidad existen 204 zonas húmedas catalogadas dentro de este inventario, que en conjunto representan en 4,8% del territorio protegido integrado en la Red de Espacios Naturales Protegidos de Andalucía (RENPA)

Este enclave cuenta asimismo en el entorno de la laguna con especies de protección especial como el eslizón tridáctilo (Chalcides striatus), la lagartija andaluza (Podarcia vaucheri), la lagartija colilarga (Psommodromus algirus) o la culebra de herradura (Hemorrhois hippocrepis). Entre los mamíferos sobresalen la musaraña gris (Crodidura russula), el erizo común (Erinaceus europaeus) o el zorro (Vulpes vulpes) y entre las aves el ánade azulón (Anas platyrhynchos) y la gallineta común (Gallinula chloopus).

Humedales en Andalucía 

En la actualidad existen 204 zonas húmedas catalogadas dentro de este inventario, que en conjunto representan en 4,8% del territorio protegido integrado en la Red de Espacios Naturales Protegidos de Andalucía (RENPA). Además, cuenta con 25 sitios que figuran en la Lista Ramsar de Humedales de Importancia Internacional y 117 de ellas forman parte del Inventario Español de Zonas Húmedas.

Andalucía posee el patrimonio natural de humedales litorales e interiores más ricos y mejor conservados de España y de la Unión Europea, albergando el 17% del total de las zonas húmedas españolas, que en superficie supone el 56% de la extensión total de las áreas inundables españolas. Estos enclaves cuentan con una alta diversidad de tipos ecológicos, algunos como los de las lagunas endorreicas hipersalinas, únicos en el ámbito de la Unión Europea.

Esta riqueza natural y la diversidad de tipos ecológicos está reconocida en el ámbito internacional con 25 zonas húmedas de Andalucía declaradas Sitios Ramsar, además de otras designaciones como Reservas de la Biosfera, Patrimonio Mundial o Green List. Desde el punto de vista nacional, es la comunidad española con más superficie incluida en su inventario regional (136.616,74 hectáreas), lo que supone una representación casi siete veces mayor que la media en España.

La importancia de estas zonas húmedas no viene sólo por sus valores ecológicos, y de reserva de la biodiversidad, sino por aportar también beneficios directos a la vida cotidiana de los ciudadanos, contribuyendo al mantenimiento de actividades económicas como el marisqueo, el turismo o  los cultivos, entre otras.

Comentarios