AEMET analiza el verano de 2014: Ligeramente más cálido de lo normal

32
0

Sobre la Entidad

MAPAMA
El Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente de España es el departamento competente en el ámbito de la Administración General del Estado para la propuesta y ejecución de la política del Gobierno en materia de agua.
32
  • El verano ha sido más cálido de lo normal con un valor de 0,6ºC por encima de la media y una precipitación sobre España de 73 mm, lo que supone registros ligeramente inferiores a la media del trimestre.
  • A falta de una semana para su finalización, el año hidrológico está siendo en conjunto ligeramente más seco de lo normal, con una distribución desigual de las precipitaciones.

La Agencia Estatalde Meteorología (AEMET), adscrita a la Secretaría de Estado de Medio Ambiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, ha pronosticado un otoño con precipitaciones en torno a sus valores normales respecto al periodo de referencia 1981-2010 en todas las zonas del país, según la última predicción estacional que se ha presentado a los medios de comunicación por parte de la portavoz de AEMET, Ana Casals.

Para los meses de octubre, noviembre y diciembre de 2014 es muy probable que la temperatura alcance valores superiores a la media en la mitad oriental peninsular y Baleares, más acusada en el cuadrante nordeste y Baleares. En la otra mitad peninsular, así como en el archipiélago canario, no se han detectado diferencias significativas respecto al periodo de referencia 1981-2010.

Por otro lado, AEMET ha realizado un avance climático del verano 2014, de los meses junio, julio y agosto. A lo largo del periodo comprendido entre el 1 de junio y el 31 de agosto no ha habido olas de calor como las que sí se han producido años anteriores. Sin embargo, éste ha sido ha sido un verano ligeramente más cálido de lo normal, con una temperatura media del conjunto de España de 22,9ºC, valor que se sitúa 0,6ºC por encima del valor medio. Las temperaturas más altas se registraron en el interior de Andalucía los días 16 y 17 de julio con 42,9ºC en el observatorio de Córdoba Aeropuerto y 42,7ºC en el de Granada Aeropuerto.

Mientras, los valores térmicos mínimos del trimestre correspondieron a Molina de Aragón, con 1,6ºC y al Puerto de Navacerrada con 2,2ºC el día 2 de junio.

En cuanto a las precipitaciones, hay que señalar que este verano se han registrado valores ligeramente inferiores a la media, con una precipitación media sobre España de 73 mm, valor que queda en torno a un 12% por debajo de la media del trimestre.

A lo largo del verano se han producido varios episodios de precipitaciones intensas entre los que destaca el que afectó a puntos del nordeste peninsular entre los días 23 y 24 de junio, con cantidades superiores a 70mm en áreas de Navarra, Cataluña e interior de Asturias o el que afectó a Cataluña el día 22 de agosto, que dejó un registro de 53,1mm en Barcelona Aeropuerto.

Período del 1 al 17 de septiembre

Durante el periodo del 1 al 17 de septiembre las temperaturas han sido muy superiores a los valores medios en toda España. Hasta la fecha es el tercer de septiembre más caluroso desde 1961, después de los años 1962 y 1987, con una anomalía positiva media entre los 2ºC y 3ºC, más acusadas, de 3ºC a 4ºC,  en el nordeste peninsular y en la zona de Málaga.

En cuanto a las precipitaciones, alcanzan en conjunto el valor medio para este periodo con una distribución geográfica muy desigual. Húmedo a muy húmedo en el tercio occidental y en nordeste peninsular y más seco en el resto del territorio peninsular, Baleares y Canarias.

Año hidrológico

El pasado otoño resultó muy húmedo en el tercio noroeste peninsular y en parte de los archipiélagos, y muy seco en levante. El invierno, comenzó con un tiempo anticiclónico pero posteriormente predominaron vientos de poniente, húmedos y relativamente templados, con paso de sucesivas borrascas de origen atlántico que dieron lugar a precipitaciones abundantes en las vertientes cantábrica y atlántica y en cambio, escasez en la mediterránea.

A lo largo de la primavera, las precipitaciones fueron disminuyendo gradualmente dando lugar a una estación seca a muy seca. Mientras, el verano ha sido en conjunto de precipitaciones ha estado en torno a la media, pero su distribución ha sido muy desigual. Así, ha habido precipitaciones abundantes en oeste de Galicia, nordeste peninsular y en áreas de las islas occidentales de Canarias. Por otro lado, en el resto del país estuvo en torno a los valores medios o inferiores. Esta ausencia de precipitaciones es especialmente notable en Murcia, centro y sur de Comunidad Valenciana y zonas adyacentes del este de Andalucía y extremo sureste de Castilla-La Mancha, donde las precipitaciones no alcanzan el 50% del valor normal. En algunas áreas de Murcia y sur de la provincia de Alicante llegan incluso a quedar por debajo del 25%.

Comentarios