García Tejerina ratifica el trasvase de 50 hm3 del Júcar al Vinalopó

124
0
  • García Tejerina ratifica trasvase 50 hm3 Júcar al Vinalopó
    Río Vinalopó (Wikipedia/CC).
  • El objetivo principal de este acuerdo es sentar las bases para solucionar el problema de la explotación excesiva de los recursos subterráneos en el sistema Vinalopó-Alacantí
  • Se llevará a cabo una sustitución de aguas subterráneas mediante la captación de recursos con destino al riego, desde el Azud de la Marquesa, de hasta 50 hectómetros cúbicos al año, a medida que se vaya desarrollando el post-trasvase Júcar-Vinalopó

Sobre la Entidad

MAPAMA
El Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente de España es el departamento competente en el ámbito de la Administración General del Estado para la propuesta y ejecución de la política del Gobierno en materia de agua.

La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina ha firmado en la sede del Ministerio, con el presidente de la Junta Central de Usuarios del Vinalopó, Alacantí y Consorcio de Aguas de la Marina Baja (Alicante), Andrés Martínez Espinosa y la presidenta de la Confederación Hidrográfica del Júcar Mª Ángeles Ureña Guillém, un protocolo general sobre la transferencia de recursos hídricos del sistema Júcar  al Área Vinalopó-Alacantí y la Marina Baja. 

El objetivo principal de este acuerdo es sentar las bases para dar solución a la explotación excesiva de los recursos subterráneos en el sistema Vinalopó-Alacantí, mediante la integración de las infraestructuras existentes en el marco de la planificación hidrológica.

Para ello, el protocolo contempla la sustitución progresiva de las aguas subterráneas mediante la captación de recursos con destino al riego desde el Azud de la Marquesa, de hasta 50 hectómetros cúbicos (Hm3/año), a medida que se vaya desarrollando la infraestructura del post-trasvase Júcar-Vinalopó. Esta captación se llevará a cabo en los términos que, en su caso, puedan establecer las normas de explotación del sistema Júcar.

El protocolo promueve una distribución de los costes de explotación de forma equitativa y justa

Según los datos recogidos en el Plan Hidrológico de la demarcación, el río Júcar dispone en el Azud de la Marquesa, una vez satisfechos los caudales ecológicos, de unos recursos muy constantes a lo largo de los años, estimados en unos 50 Hm3/año.    

“Un agua muy esperada y demandada”

García Tejerina ha resaltado que este protocolo “es un paso muy importante para poder terminar y materializar, cuanto antes, esta transferencia de 50 Hm3 del Júcar hasta toda la zona del Vinalopó, L’Alacantí y la Marina Baja. Se trata de un agua muy esperada y demandada”.

La ministra ha destacado que este protocolo es la primera piedra para materializar estos 50 Hm3, que va a permitir tener agua a 45.000 hectáreas y seguir trabajando para garantizar el abastecimiento de una población de 850.000 habitantes y, en algunas épocas, de más de un millón de personas.

La ministra ha puesto también en relieve la especial importancia medioambiental del protocolo, puesto que actualmente hay un acuífero que está en riesgo de sobreexplotación, y pone en riesgo la viabilidad de unos regadíos. Es muy importante cambiar esta agua subterránea por agua superficial.

La ministra ha concluido que, con la firma de este protocolo empezamos ya a trabajar en el desarrollo de un convenio donde se fijarán fijaremos las condiciones y las regulaciones, con normas transparentes y perfectamente definidas para hacer esta gestión del agua.

Distribución de los costes

El protocolo promueve una distribución de los costes de explotación de forma equitativa y justa, entre todos los usuarios beneficiados directos e indirectos de riego y abastecimiento.

Además, el acuerdo incluye la posibilidad de adoptar medidas que aporten el volumen restante de 30 Hm3/año  hasta alcanzar los 80 Hm3/año, como recoge el Plan Hidrológico, garantizando el abastecimiento del área del Vinalopó-Alacantí y Marina Baja. Estos estudios y procedimientos se podrán desarrollar en el marco de la revisión del Plan Hidrológico del siguiente ciclo.

Por otro lado, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente se compromete a estudiar la adopción de las medidas que sean necesarias para aplicar posibles exenciones a la recuperación de costes en lo que afecte a la conducción Júcar-Vinalopó y las instalaciones de desalinización de Mutxamel.

Comentarios