García Tejerina: "España es referente mundial en política hidráulica y su aplicación al regadío"

70
0
  • García Tejerina: "España es referente mundial política hidráulica y aplicación al regadío"
  • Destaca los esfuerzos de este Gobierno para culminar la planificación hidrológica y cumplir la Directiva Marco del Agua
  • Afirma que los avances en las infraestructuras hidráulicas han hecho que el regadío sea un elemento fundamental para el sector agroalimentario español
  • Felicita a FENACORE por su labor constante a favor del regadío español

Sobre la Entidad

MAPAMA
El Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente de España es el departamento competente en el ámbito de la Administración General del Estado para la propuesta y ejecución de la política del Gobierno en materia de agua.
70

Personalidades

La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha subrayado que España es un referente mundial en el ámbito de la política hidráulica y de su aplicación al desarrollo del regadío. Asimismo, la ministra ha destacado los esfuerzos de este Gobierno para culminar la planificación hidrológica y cumplir la Directiva Marco del Agua de la Unión Europea.

Isabel García Tejerina ha presidido esta mañana la apertura de la jornada técnica sobre “El regadío y la necesidad de una normativa sobre balsas de riego”, organizada por FENACORE (Federación Nacional de Comunidades de Regantes de España). Durante el acto, la ministra ha estado acompañada del presidente de FENACORE, Andrés del Campo.

Planificación hidrológica

En su intervención, García Tejerina ha señalado que garantizar el suministro de agua solo es posible mediante una política basada en cuatro grandes pilares: la planificación hidrológica, la participación pública, la seguridad jurídica y las infraestructuras.

De esta forma, la ministra entiende que la planificación “constituye el instrumento más importante para la gestión del agua”. A este respecto, García Tejerina ha recordado que este Gobierno ha tenido que tramitar y aprobar los planes que debían haber estado listos en 2009, y a continuación, los planes del segundo ciclo, para el periodo 2016-2021. Por lo tanto, “en esta Legislatura, con enorme esfuerzo y un amplio proceso de participación, hemos hecho el trabajo de los ocho años anteriores”, ha recalcado.

Garantizar el suministro de agua solo es posible mediante una política basada en 4 pilares: la planificación hidrológica, la participación pública, la seguridad jurídica y las infraestructuras

De esta forma, España ha pasado de incumplir sus compromisos europeos a estar entre los 12 países de la Unión que ya han aprobado los planes de segundo ciclo. Gracias a estos avances, “la Comisión Europea ha archivado el expediente sancionador que abrió a España por incumplir la Directiva Marco del Agua”, ha precisado.

Según García Tejerina, a través de los planes de cuenca se conocen las necesidades de agua, los recursos hídricos disponibles y las actuaciones a impulsar, que suponen un total de 10.000 medidas, con inversiones de más de 17.500 millones de euros hasta 2021.

Modernización del regadío

Por otra parte, la ministra ha indicado que, en tres generaciones, España ha pasado de tener 57 grandes presas a más de 1.200. También ha comentado que, en este periodo de tiempo, la potencia hidroeléctrica instalada se ha multiplicado casi por 100, de 200 MW a 17.000. Y las 900.000 ha. de regadío de principios del siglo pasado se han multiplicado por cuatro, hasta llegar a las 3.600.000 ha. actuales.

Para la ministra, los avances en las infraestructuras hidráulicas han hecho que el regadío sea un elemento fundamental para el sector agroalimentario español, “un sector estratégico para nuestro país, desde el punto de vista social, territorial y económico”. Un sector, ha añadido, “que nos convierte en una potencia alimentaria a nivel mundial”.

Dada esta importancia, García Tejerina considera necesario seguir apostando por el desarrollo de una agricultura sostenible, basada, entre otros elementos, en las inversiones en el sector del regadío y en la innovación.

Las inversiones en regadío han permitido llevar a cabo un importante proceso de modernización para lograr un uso más eficiente y un ahorro importante de agua. Según los últimos datos disponibles, de las 3,6 millones de hectáreas de regadío, cerca del 50% (1.793.000 ha) se riega mediante riego localizado, con la consiguiente mejora en el aprovechamiento del agua.

En cuanto al ahorro, las últimas publicaciones del Instituto Nacional de Estadística señalan un descenso progresivo del consumo de agua para riego: de 16.900 hm3 en el año 2000, a 14.500 hm3 en 2013, lo que supone una reducción del 14%. 

Nuevas superficies por transformar

En todo caso, la ministra ha asegurado que aún queda superficies por transformar y modernizar. En este contexto, García Tejerina ha subrayado el trabajo del Gobierno para modificar la propuesta inicial de la Comisión Europea en las negociaciones del nuevo Reglamento de Desarrollo Rural.

Gracias a ello “hemos logrado mejoras muy sustanciales”, ha dicho la ministra, quien ha mencionado cómo en la mejora de regadíos existentes, las inversiones serán cofinanciadas, siempre que se alcance un ahorro de agua del 5%, en lugar del 25% inicialmente previsto.

También ha comentado que han quedado incluidas las inversiones –no condicionadas a un ahorro de consumo de agua-, dirigidas a mejorar la eficiencia energética, la creación de balsas de regulación y las que permitan la utilización de aguas regeneradas.

En relación con las balsas de regulación, García Tejerina ha asegurado que la garantía de seguridad constituye un objetivo prioritario, por lo que la legislación en esta materia ha sido objeto de revisión.

Por último, la ministra ha felicitado a FENACORE “por su labor constante a favor del regadío español, que es tanto como decir en beneficio del conjunto del sector agroalimentario español”.

Comentarios