España presenta su visión del agua en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas

49
0
  • España presenta visión agua Consejo Seguridad Naciones Unidas

Sobre la Entidad

Marca Agua España
Iniciativa del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente y la web Spain Technology del ICEX para dar a conocer la excelencia de los sectores público y privado en la gestión del ciclo del agua.
Web
49

Bajo el título “Agua, Paz y Seguridad”, el pasado 22 de abril se analizó en Nueva York, en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, el vínculo existente entre el agua, la paz y la seguridad global.

Un debate presidido por Senegal que contó con la participación de los Miembros del Consejo de Seguridad, de los países candidatos y de las presidencias de turno de los grupos regionales, así como de un gran número de representantes de la Secretaría de Naciones Unidas y de la Sociedad Civil, en el que también se analizó, entre otros asuntos, la importancia de la cooperación en materia de gestión de los recursos hídricos o la necesidad de mejorar la protección de los recursos hídricos cuando se producen conflictos armados.

Durante su intervención, la delegación española, que participa activamente en el Panel de Alto Nivel sobre Agua y Paz, puso de relieve cómo la inadecuada gestión del agua, unida al incremento de la demanda, el estrés hídrico, los desastres naturales y el cambio climático, están incrementando el número de conflictos asociados al agua no solo entre Estados sino también dentro de los propios países.

Ante esta situación, España apuesta por la diplomacia del agua, es decir, por fomentar aquellas iniciativas de diálogo y cooperación dirigidas a lograr acuerdos que permitan una gestión en común, por parte de los diferentes actores implicados, de los recursos hídricos que comparten.

El reconocimiento dentro de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de un Objetivo dedicado exclusivamente al agua y al saneamiento constituye un paso clave en esa dirección. De la misma manera que lo hace el reconocimiento por Naciones Unidas del derecho humano al Agua y al Saneamiento claramente promovido por España.

A día de hoy, es un hecho que muchos países siguen necesitando políticas públicas más robustas para regular la utilización equitativa y sostenible del agua. Muchos Estados siguen careciendo de las adecuadas instituciones para la gestión del agua, de recursos humanos cualificados y de recursos financieros suficientes para desarrollar y ejecutar la planificación del agua y las infraestructuras físicas en las que se apoya.

Esto nos lleva a interpretar las causas de la aparición de los conflictos hídricos desde otras perspectiva: los riesgos de la inseguridad hídrica no derivan per se de la falta de cooperación transfronteriza sino de la incorrecta gestión del agua o de la incapacidad para garantizar su suministro en cantidad y calidad suficientes dentro de cada país.

los riesgos de la inseguridad hídrica no derivan per se de la falta de cooperación transfronteriza sino de la incorrecta gestión del agua o de la incapacidad para garantizar su suministro en cantidad y calidad suficientes

Por ello, resulta necesario que desde la comunidad internacional se promuevan soluciones que pasan por la mejora de las capacidades de gobierno y gestión de los recursos hídricos dentro de las fronteras de cada país.

Y es en este punto en el que la experiencia española en la gestión del agua y su buena gobernanza puede tomarse como ejemplo. Una experiencia acreditada en entornos de escasez crónica donde nuestro país ha sabido conjugar la atención de las demandas para todos los usos con la necesaria protección del medio ambiente tanto en sus cuencas internas como en las que comparte con sus vecinos Portugal y Francia, gracias a un modelo de gobernanza del agua basado en la planificación hidrológica a nivel de cuenca, en la gestión integrada de los recursos, en la participación pública, en la seguridad jurídica y en las infraestructuras hidráulicas, así como en la capacidad tecnológica de sus empresas.

España ya comparte esta experiencia y buen gobierno del agua con todos sus socios, tanto en el plano bilateral como en el marco de la cooperación regional. Sería el caso de la colaboración en el seno de la Conferencia de Directores Iberoamericanos del Agua (CODIA), una de las principales plataformas de capacitación e intercambio de experiencias en materia de agua en la región, o de la colaboración desarrollada bajo el Diálogo 5+5, a través de la ejecución de la “Estrategia del Agua para el Mediterráneo Occidental”, que funciona como plataforma de fortalecimiento de la gobernanza sostenible del agua en la ribera mediterránea. Asimismo, a través del Fondo del Agua y Saneamiento en América Latina, España contribuye a los esfuerzos de la comunidad internacional por avanzar en la Agenda 2030.

El reto de la seguridad hídrica pasa por mejorar la capacidad de las administraciones para atender sus demandas de agua a nivel doméstico tanto desde el punto de vista de la calidad como de la cantidad del recurso. Por ello, España apuesta porque el eje vertebrador de la cooperación en materia de agua venga definido por la mejora de la gobernanza del agua a nivel nacional, siendo la cooperación transfronteriza una derivada de la colaboración técnica.

Comentarios