Connecting Waterpeople

SACONSA emplea un modelo de funcionamiento en las plantas depuradoras que permite ahorrar energía

  • La empresa emplea su propio software de gestión capaz de medir la tasa real de oxígeno en las plantas.
18
0
(0)

Sobre la Entidad

SACONSA
Empresa especializada en la instalación y gestión de infraestructuras relacionadas con el ciclo integral del agua, las energías renovables y en la ejecución de instalaciones eléctricas y electromecánicas en todo tipo de obras hidráulicas
Sofrel
Bentley Systems
18

Temas

  • SACONSA emplea modelo funcionamiento plantas depuradoras que permite ahorrar energía

La empresa del Gupo JOCA, SACONSA, lleva a cabo una importante inversión en I+D+i que le permite realizar cada año numerosos proyectos para continuar innovando en procesos y productos, en un proceso de mejora continua. En su inquietud por ejercer una actividad que preserve el medio ambiente, el departamento de I+D+i de SACONSA ha diseñado un modelo de funcionamiento que permite medir la tasa real de oxígeno con un respirómetro en discontinuo. Este sistema ha sido bautizado con las siglas AOR (Actual Oxigen Rate). Se trata de un avance que reporta grandes beneficios no solo para la empresa sino para toda la sociedad, ya que el ahorro energético por optimización del consumo de oxígeno conlleva la reducción de las emisiones de dióxido de carbono, por ejemplo. Cuantitativamente el respirómetro detecta cuando un fango está sobrecargado y también cuando está óptimo o endógeno. Esta cuantificación la hace a través de la pendiente de consumo de oxígeno tomada en dos instantes temporales separados al menos por cinco minutos y llegando a un nivel de oxígeno siempre constante. A esta pendiente se la conoce como OUR (Oxigen Uptake Rate). Una vez que se observó que el funcionamiento en discontinuo era análogo que en continuo, se desarrolló una metodología para que el sistema detectase cuándo tenía déficit de oxígeno o superávit de oxígeno y por tanto, también de nitratos

Cómo funciona

El modelo AOR lo que hace es que se auto-regula, aireando la balsa, si le hace falta; o alargando el tiempo de paro, para favorecer la desnitrificación en caso de exceso de este contaminante. Para ello se oxigena el reactor hasta un valor fijo de paro de los elementos de aireación, ya sean rotores, soplantes, turbinas, etc. Cuando los medidores de oxígeno detectan este valor, se para la oxigenación. Por consumo endógeno, de consumo de la materia orgánica y la nitrificación del amonio, el oxígeno comienza a descender. Transcurridos tres minutos desde el paro, el sistema toma el valor que en ese momento reflejan los medidores de oxígeno. Una vez que han pasado cinco minutos más (en total 8 minutos después del paro de la oxigenación) vuelve a tomar el valor que reflejan los medidores de oxígeno en ese momento y realiza la siguiente operación: AOR= [(OxT3min-OxT8min)/300 s]x3600 s/h = mg/L.h. Si este valor es alto, el reactor necesita más oxigenación, si el valor es bajo el reactor está con exceso de oxígeno y nitratos y no es necesario oxigenar durante un tiempo.

Cuando falta oxígeno, se programa el sistema para que este encienda la aireación a un valor dado, pero en el caso de exceso de oxígeno la sonda de oxígeno no sirve para cuantificar el arranque. Para eso es necesario instalar una sonda de REDOX asociada, que indirectamente es capaz de detectar cuantitativamente un nivel de arranques con valores de oxígeno de cero. Esta sonda tiene la capacidad de medir los potenciales de reducción de oxidación del medio en que están instaladas.