La expansión del vencejo cafre, indicador del calentamiento global

115
0
  • expansión vencejo cafre, indicador calentamiento global
    Vencejo cafre (Juan Varela/CC)

Sobre la Entidad

SEO/BirdLife
Sociedad Española de Ornitología, fundada en 1954 con el objetivo de conservar las aves silvestres y su hábitat.

En los últimos 45 años, la temperatura media en España ha subido unos 2,8 grados centígrados. El calentamiento global se nota en el termómetro pero también en el tipo de aves que viajan hasta España para reproducirse en época estival. Uno de estos nuevos visitantes es el vencejo cafre, un ave de origen subsahariano que lentamente va colonizando el territorio español. Según las estimaciones de SEO/BirdLife, al menos 150 parejas de esta especie se han animado a cruzar el Estrecho para pasar unos meses en la cada vez más cálida España.

La expansión ha sido lenta, en comparación con otras especies, pero constituye un buen termómetro para analizar los cambios de distribución de las especies como consecuencia del calentamiento global

La presencia del vencejo cafre es uno de los indicadores que se están analizando en los trabajos de SEO/BirdLife para elaborar el Atlas de las Aves en Época Reproductora. Este estudio, que compendia el estado de cerca de 350 especies de aves que crían en España entre 2014 y 2017, se nutre de las aportaciones de voluntarios y estará listo en 2019. “Las aves son un excelente indicador del impacto del calentamiento global en un país tan sensible a la desertización como es España.  El Atlas nos ofrecerá valiosa información sobre los cambios que se están produciendo en nuestro país pero, en el proceso de elaboración, ya estamos observando algunos de ellos. La situación del vencejo cafre es un buen ejemplo”, explica el coordinador de Seguimiento de SEO/BirdLife, Juan Carlos del Moral.

Las 150 parejas de la especie que, según las estimaciones de la ONG ambiental, crían en España ocupan fundamentalmente el suroeste del país y se distribuyen en ya más de diez provincias. Su ritmo de expansión parece firme: ya hay registros en puntos tan alejados como Madrid o Salamanca. “La primera vez que se avistó a un vencejo cafre en nuestro país fue en 1964 y dos años más tarde se verificó la primera cría, en la provincia de Cádiz. En 1997 ya se estimaba una población de entre 30 y 100 parejas. La expansión ha sido lenta, en comparación con otras especies, pero constituye un buen termómetro para analizar los cambios de distribución de las especies como consecuencia del calentamiento global”, señala el biólogo de SEO/BirdLife, Blas Molina.

Uno más en la lista

El vencejo cafre se suma a la lista de aves que, según las observaciones de SEO/BirdLife, han dado el salto desde África a la otra orilla del Mediterráneo. El bulbul naranjero, elratonero moro o el vencejo moro son otros casos que atestiguan cómo las aves se adaptan al aumento de las temperaturas en todo el planeta.

Al tiempo, unas temperaturas cada vez más cálidas han provocado que algunas especies acostumbradas a ambientes más fríos opten por puntos más al norte: la organización ambiental ha observado cómo especies como el porrón moñudo, un habitual de los humedales españoles en invierno, presenta una tendencia negativa ¿La razón? Los inviernos en el centro y norte de Europa son más soportables que hace algunos años y estas anátidas ya no tienen que realizar  migraciones para buscar inviernos más benignos.  

Vencejo cafre fotografiado en Sudáfrica (Derek Keats/CC)

Comentarios