Tomás Sancho: "América Latina tiene un gran tesoro potencial: la abundancia de agua"

0
350
  • Tomás Sancho: "América Latina tiene gran tesoro potencial: abundancia agua"

Sobre la Entidad

SERS
SERS es una firma consultora de ingeniería líder en el campo de las infraestructuras y su principal actividad se desarrolla en el ámbito del transporte, el agua y la infraestructura urbana.
Web

América Latina ha trabajado duramente para cumplir los Objetivos de Desarrollo del Milenio en lo relativo a agua y saneamiento. En el caso del abastecimiento se han logrado cumplir plenamente las metas y en el caso del saneamiento casi se han alcanzado. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible marcan nuevos objetivos para incrementar la seguridad hídrica en el mundo y, en concreto, en la región latinoamericana.

El próximo 6 de septiembre, Casa América acogerá en Madrid la segunda edición de los Diálogos del Agua América Latina España, donde se debatirán, entre otros temas, las coberturas de abastecimiento y saneamiento y la seguridad hídrica en la región.

Hemos hablado con Tomás Sancho, Director General de SERS, Consultores en Ingeniería y Arquitectura S.A. 

Pregunta: ¿Cuál es su perspectiva del sector del agua en España?

Respuesta: El SEGA-Sistema Español de Gobernanza del Agua ofrece una experiencia muy válida de cómo afrontar la escasez e irregularidad del agua para conseguir un desarrollo sostenible mediante al gestión integrada de recursos hídricos con una significativa participación de los usuarios.

P.- ¿Cómo cree que puede beneficiar a América Latina la experiencia española en la gestión del recurso hídrico?

R.- América Latina tiene un gran tesoro potencial: la abundancia de agua, que junto a sus tierras y sus gentes debe activar para potenciar su papel a nivel global. Ante los grandes retos que debe afrontar:

  • Disminución vulnerabilidad frente avenidas y sequías.
  • Creación de estructuras administrativas que aborden la planificación y gestión de los recursos hídricos en su totalidad e integridad (organismos de cuenca).
  • Modernización de regadíos.
  • Abastecimiento seguro a las metrópolis.
  • Cobertura de abastecimiento en zonas rurales.
  • Saneamiento y depuración de aguas residuales.
  • Aprovechamiento del potencial hidroeléctrico.
  • Aguas transfronterizas.
  • Tarificación adecuada del agua para el mantenimiento y explotación sostenible de las infraestructuras y servicios hidráulicos.

América Latina tiene un gran tesoro potencial: la abundancia de agua

La experiencia sintetizada en el SEGA puede ser de inestimable ayuda.

P.- Como Vicepresidente de la Comisión Internacional del Instituto de Ingeniería de España, ¿cómo cree que la ingeniería puede contribuir a la seguridad hídrica?

R.- La ingeniería es imprescindible para llevar a cabo un uso eficiente de los recursos naturales como el agua, poniéndolo a disposición de un desarrollo sostenible que propicie la mejora de condiciones de vida de la humanidad. En las líneas maestras que deben seguirse a futuro:

  • Mejores números e indicadores.
  • Gobernanza.
  •  GIRH.
  • Inversiones en obras hidráulicas.
  • Planificación hidrológica.
  • Un ciclo urbano del agua virtuoso.
  • Regulaciones y trasvases para la resiliencia frente al cambio climático.

Y tanto en la parte de gestión de la oferta, como de la demanda, la participación de la ingeniería y la introducción de tecnología son imprescindibles y están, de hecho, prestando ya aportaciones a la seguridad hídrica de un gran valor. Los Planes Hidrológicos aprobados se hacen sobre unos estudios de ingeniería de gran porte, que ponen a disposición de administraciones y usuarios los datos de partida y las posibles asignaciones y reservas de recursos en base a potentes modelos desarrollados. Los Planes de Sequías y los Planes de Gestión de Riesgos de Inundaciones se basan en potentes trabajos de ingeniería. Planes como la modernización de regadíos en España, o la mejora de la gestión del ciclo urbano en diversas ciudades (más población, menor consumo) son casos de éxito que muestran que los hechos respaldan la afirmación de partida.

P.- ¿Qué papel cree que puede desempeñar el sector privado en la mejora en el  acceso al agua y al saneamiento?

R.- Está llamado a  desempeñar un papel fundamental. Junto a  administraciones y reguladores potentes que piloten las actuaciones, el sector privado ofrece un conocimiento y una capacidad de gestión que permite alcanzar los objetivos de mejor manera y antes. Sé que hay una obsesión en determinados sectores que confunde la  gestión privada con la privatización del agua, pero yo, a la luz de mi experiencia profesional, no la comparto. La suma de lo público y lo privado, sin exclusiones, y bien definida, es lo más beneficioso, social y económicamente.

P.- En un futuro cada vez más urbanizado y con una mayor demanda de agua para los diferentes usos (industria, agricultura energía), ¿Cuáles crees que son los riesgos más acuciantes y como la ingeniería puede ayudar a resolverlos?

R.- El agua es esencial para la vida, y esto debe estar por encima de todo. Satisfacer el derecho humano al agua ha de ser, por tanto, la primera prioridad.

Afrontamos un tiempo difícil, con unos problemas que ya se están manifestando, y que requieren una activa política del agua:

El importante papel de la ingeniería ya se ha puesto de manifiesto antes, en todos y cada uno de los campos de actuación.

La suma de lo público y lo privado, sin exclusiones, y bien definida, es lo más beneficioso, social y económicamente

El mayor riesgo, en mi opinión, está en que la falta de acción y de aplicación de recursos (recursos profesionales y económicos) lleve a lo que los expertos llaman “la  tragedia de los comunes”, en la que el que más corra intente llevarse su gato al agua, permítaseme la expresión, sin tener una perspectiva global adecuada. Los expertos reclamamos así que el agua pase a tener un papel relevante en la AGENDA POLÍTICA y que se preste al agua la atención y los recursos que requiere. La explicitación del agua como ODS número 6, específico, ha sido un muy buen paso adelante. La creación de una Agencia Mundial del Agua también lo sería.

P.- ¿Cuál es el equilibrio que debe existir entre infraestructura verde y gris en la gestión del ciclo del agua?

R.- Las dos son necesarias, y la ingeniería debe discriminar, caso a caso, cómo aplicarlas. Mi experiencia es que siempre son necesarias medidas de gestión, y que se requieren e inversiones en infraestructuras (verdes y grises) para alcanzar las mejores soluciones posibles. En las ciudades, por ejemplo, la renovación de tuberías para eliminar pérdidas es decisiva, pero sectorizar adecuadamente la red para limitar presiones en la misma ayuda a evitar averías futuras. Mejorar la red de colectores e introducir tanques de tormentas es una paso adelante muy positivo, pero avanzar en los sistemas de drenaje urbano sostenible permite obtener buenas soluciones.

P.- Las infraestructuras son uno de los elementos más afectados por la ocurrencia de fenómenos extremos derivados del cambio climático. ¿Cuáles diría que son los mayores problemas a los que hacer frente, y cuáles las posibles soluciones?

R.- El agua es uno de los primeros sectores afectados por el cambio climático, y es urgente trabajar en la adaptación al mismo para conseguir una mayor resiliencia. En un país como España, por ejemplo, reforzar la seguridad de las presas, la efectiva aplicación de los planes de gestión del riesgo frente a inundaciones, la mejora de la regulación y la interconexión de los diversos sistemas de explotación permitirá avanzar decisivamente en esta adaptación al cambio climático.

P.- ¿Cuáles son sus expectativas de los Diálogos el Agua?

R.- Estos Diálogos son un indudable acierto, conectar las personas y sus capacidades, opiniones y experiencias, en un ámbito cultural tan cercano como Latinoamérica es una iniciativa que nos permite avanzar mejor y más rápido a  todos nosotros. Y llamar la atención sobre el papel que el agua desempeña en nuestras sociedades y en nuestras vidas es también muy necesario y oportuno. 

Comentarios

La redacción recomienda

30/09/2016

Tomás Sancho: "La participación público-privada debe hacer rentable el uso económico del agua"