Guillermo Mas: "El sector del agua no es ni mucho menos una excepción a la digitalización"

963
9
  • Guillermo Mas: " sector agua no es ni mucho menos excepción digitalización"

Un contenido de:

Sobre la Entidad

SUEZ Advanced Solutions Spain
SUEZ Advanced Solutions Spain ofrece soluciones integrales y sostenibles para la gestión del agua y la energía en clientes municipales, industriales y agrícolas, contribuyendo a la economía circular y reduciendo el impacto medioambiental.

Guillermo Mas (Alicante, 1986) es ingeniero civil por la Universidad de Alicante (especialidad en Hidrología y Redes Hidráulicas) y MBA (especialización económico-financiera) por Fundesem Business School. 

Ha desarrollado su labor profesional en el departamento de Business Development de LABAQUA (Grupo AGBAR/Suez Environment) desde junio 2011 hasta septiembre de 2017, momento en el que ha asumido el puesto de Responsable de Innovación de Negocio en SUEZ España

En esta entrevista nos cuenta cuáles son los retos de su nuevo puesto, la importancia de la movilidad a nivel profesional y cómo la digitalización está afectando al sector del agua.

Pregunta: En primer lugar, nos gustaría saber cuáles son tus funciones en tu nuevo puesto como Responsable de Innovación de Negocio en SUEZ España.

Respuesta: En la Dirección de Innovación de negocio en SUEZ España nuestra misión consiste en apalancarnos en nuestra experiencia y conocimiento acumulado en torno a la gestión del agua, un elemento sistémico para el desarrollo de cualquier tipo de actividad viva, así como nuestras capacidades de gestión y operación para con todo ello generar nuevos servicios y actividades que contribuyan a configurar un mundo más eficiente, sostenible y habitable.

En ese sentido, uno de nuestros campos de actuación es el urbano. Somos conscientes del notable momento de cambio en el que se encuentran las ciudades, motivado por la suma de diferentes factores: tecnológicos, sociales e incluso ambientales, que empujan a que se produzcan cambios radicales en la forma en la que ciudadanos y gestores las concebimos, operamos y habitamos los núcleos urbanos. Y consideramos que debemos no solo estar presentes y participar del cambio, sino ser un actor principal del mismo, colaborando con el ecosistema formado por administraciones públicas, utilities, start-ups, fondos de inversión, etc. para dar lugar a ciudades más sostenibles y habitables.

P.- ¿Qué motivos te han impulsado a dar el paso de asumir este nuevo cargo y qué supone para ti a nivel personal y profesional?

"Nuestra misión consiste en apalancarnos en nuestra experiencia y conocimiento acumulado en torno a la gestión del agua"

R.- La posibilidad de trabajar en el ámbito de la innovación siempre ha sido una inquietud personal y hacerlo precisamente en un momento clave, de ebullición y cambios radicales, en una compañía como SUEZ que tanto tiene que decir en la construcción de un futuro sostenible y en la configuración de los nuevos modelos de gestión de activos y gestión urbana, es sencillamente un reto imposible de rechazar.

Por otro lado, es cierto que este tipo de cambios siempre supone entrar en una cierta área de incertidumbre, pero eso forma parte precisamente del proceso de aprendizaje y crecimiento personal y profesional.

P.- ¿Cuáles dirías que son los principales retos que se presentan en esta nueva etapa?

R.- Esta nueva etapa va a requerir afrontar los retos propios de trabajar en entornos cambiantes donde la innovación abierta y colaborativa no sólo la fase de ideación e identificación de oportunidades es determinante.

La tecnología ya no es un factor limitante sino uno enabler. Las posibilidades tecnológicas son tantas y tan amplias que lo realmente importante es encontrar los espacios en los que aplicarla supone un mayor potencial de generación de valor.

Prestar especial atención a la capacidad de enfocar los ámbitos de actuación, así como evaluar y seleccionar los partners adecuados y ser capaces de involucrar y alinear al conjunto de stakeholders en torno a un objetivo común serán los principales factores de éxito para alcanzar las metas que nos fijamos.

P.- ¿Cómo describirías tu balance en tu anterior puesto en Labaqua?

"Los Young Water Professionals es un grupo que considero de especial relevancia y utilidad para el sector"

R.- Los últimos 6 años como Project Manager de Business Development en Labaqua son difícilmente igualables tanto a nivel profesional como personal. En este tiempo hemos trabajado para llevar a cabo multitud de proyectos que abarcan diferentes ámbitos de actuación (expansión geográfica, desarrollo de nuevos productos y servicios, proyectos de innovación, eficiencia, comunicación, etc.) y no sólo en relación estricta con el sector del agua sino también con sectores cercanos como del medio ambiente, con especial atención a la calidad del aire.

Cada uno de los proyectos en los que he participado me ha permitido formarme en diferentes conocimientos, habilidades, tecnologías… por lo que el bagaje que me llevo conmigo es inmenso y quiero pensar que el crecimiento es compartido con mis compañeros y con la empresa como tal.  

P.- ¿Por qué dirías que es importante la movilidad profesional en el sector del agua?

R.- El sector del agua es probablemente uno de los más amplios en cuanto a la interacción con diferentes actores: reguladores, administraciones públicas, utilities, empresas privadas, consumidores, etc.

Se trata de un ecosistema compuesto por gran multitud de nodos, cada uno con su propio enfoque y aproximación a la problemática relacionada con la gobernanza y gestión del agua. Poder transitar por diferentes nodos contribuye significativamente a ampliar la visión de conjunto y ser capaz de entender el funcionamiento y las peculiaridades de este complejo universo, favoreciendo con ello la posibilidad de conceptualizar mejor los problemas y ofrecer respuestas más certeras ante los desafíos que debemos afrontar.

"El sector del agua no es ni mucho menos una excepción a la digitalización"

P.- ¿Cómo crees que te ha ayudado tener una marca personal consolidada en tu carrera en el sector del agua?

R.- La marca personal nunca ha sido un objetivo como tal. Considero, más bien, que se trata del reflejo de una firma intención de intercambiar ideas o conocimiento aprovechando las diferentes vías de comunicación y tecnologías a nuestro alcance.

Vivimos en un nuevo paradigma de entornos colaborativos y sin lugar a dudas,  compartir reflexiones y establecer relaciones con todos aquellos elementos que puedan contribuir de forma significativa a la red es enormemente positivo.

P.- Como miembro de los Young Water Professionals, ¿cómo describirías las funciones de este grupo y qué crees que puede aportar al sector?

R.- Los Young Water Professionals es un grupo que considero de especial relevancia y utilidad para el sector. Bajo mi modo de ver, tiene un doble papel como nexo entre los jóvenes profesionales que comienzan a trabajar en el mundo del agua y los profesionales senior siendo aguas abajo fuente de transferencia de conocimiento y buenas prácticas y significando aguas arriba una impulsión de nuevas ideas.

En mi caso particular estoy encuadrado como colaborador en la que considero una de las áreas de trabajo más potentes del chapter, la de Innovación y Formación.

Dentro de los diferentes perfiles con los que contamos en el área, mi rol consiste en aportar una visión diferente a la del enfoque tradicional, muy ligado a la investigación, y una visión más amplia que ayude a expandir el espectro de posibles proyectos de innovación así como las áreas de formación, dándole al mismo tiempo una visión de aplicación a mercado y orientación a cliente que a día de hoy es absolutamente fundamental.

P.- La Digitalización está transformando la manera de hacer negocios. ¿Cómo está afectando al sector del agua en particular?

R.- La digitalización es un fenómeno que efectivamente está impactando en la forma de hacer negocios y me atrevería a decir que prácticamente en todos los niveles de nuestras vidas y el sector del agua no es ni mucho menos una excepción.

Las posibilidades de la digitalización como herramienta son múltiples a nivel de incremento de la eficiencia de procesos. Ésta es la aproximación más explorada y la que más se está dando en la actualidad en términos de volumen de inversión, desarrollo e implementación. Pero también es la menos revolucionaria.

La siguiente fase, en la que ya prácticamente estamos inmersos, es la de utilizar toda la información relevante del big data generado mediante la digitalización. Aún estamos en una fase bastante preliminar ya que de la multitud de datos obtenidos tan sólo alrededor del 3% es utilizable de forma sistemática. Sin embargo, imaginar un escenario en el que la gestión y toma de decisiones se vea cada vez más automatizada y dominada por la captación y tratamiento de los datos por parte de una capa de inteligencia artificial es algo ni mucho menos lejano.

En mi opinión, en el momento actual, debemos ser ambiciosos y considerar la digitalización no sólo como fuente de mejoras incrementales o como posibilitadora de nuevas formas de gestión mediante el tratamiento de datos, sino como la oportunidad de repensar las procesos y soluciones tradicionales que venimos dando a determinados problemas para generar soluciones completamente nuevas, radicales en el sentido más estricto de la palabra.

Comentarios