Miguel García-Herráiz: "El cambio climático es un acicate a la adaptación del sector"

0
84
  • Miguel García-Herráiz: " cambio climático es acicate adaptación sector"

Un contenido de:

Sobre la Entidad

Unión por el Mediterráneo
Institución intergubernamental que reúne a 43 países para promover el diálogo y la cooperación en la región euromediterránea

Unión por el Mediterráneo (UpM) es una institución intergubernamental que reúne a 43 países para promover el diálogo y la cooperación en la región euromediterránea.

Entrevistamos al vicesecretario general de la UpM para Medio Ambiente y Agua, Miguel García-Herráiz, que detalla las caracteríticas y funciones de esta entidad.

Pregunta - En primer lugar, nos puede dar a conocer su trayectoria en detalle hasta su puesto actual en Unión por el Mediterráneo (UpM).

Soy diplomático español y desde el pasado 30 de agosto de 2016 soy Secretario General adjunto de la UpM, encargado de la división de agua y medio ambiente. Antes estuve destinado en las Embajadas de España en Arabia Saudí, Rumanía y Nicaragua. Fui igualmente Subdirector general de Asuntos internacionales de Terrorismo en el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación. En la Representación permanente de España ante la Unión Europea me ocupé justo antes de venir a mi puesto actual durante cinco años del seguimiento de la Política Europea de vecindad y de las relaciones de la UE con los países del Mediterráneo sur, desde Marruecos hasta Siria, pasando por el Proceso de Paz de Oriente Medio así como la Unión por el Mediterráneo. 

Las plataformas de política regional articuladas en foros de diálogo regional cada vez más estructurados han implicado una red de cooperación de más de 20.000 actores mediterráneos

P.- ¿En qué consiste la UpM y qué países la componen?

La Unión por el Mediterráneo (UpM) es una organización intergubernamental que reúne a los 28 Estados miembros de la Unión Europea y a 15 países del sur y este del Mediterráneo. La UpM constituye un foro único para reforzar la cooperación y el diálogo regionales en la región euromediterránea.

En Barcelona se encuentra el Secretariado de la Unión por el Mediterráneo que es la primera estructura dedicada al partenariado intergubernamental en el Mediterráneo. El Secretariado es la institución operativa que impulsa este diálogo regional entre los Estados miembros de la UpM y las partes interesadas, fomentando sinergias entre ellos y promoviendo proyectos de cooperación e iniciativas.

P.- ¿Cuáles son las principales funciones de UpM y qué actuaciones lleva a cabo?

La misión fundamental de la UpM es potenciar la cooperación regional, el diálogo y la ejecución de proyectos e iniciativas concretos con impacto tangible en nuestros ciudadanos, y principalmente en la juventud.

La UpM trabaja a tres niveles y con un doble enfoque, de abajo a arriba (bottom-up) y de arriba a abajo (top-down). En el primer nivel se encuentran las reuniones a nivel político con el fin de definir los compromisos políticos y las prioridades de la organización. Después, están las plataformas para el diálogo regional. Éstas están orientadas a la definición de los programas de trabajo que permitirán la implementación de los mandatos políticos. Dichas plataformas para el diálogo incluyen a Gobiernos, expertos internacionales, instituciones financieras internacionales (IFI), sociedad civil, sector privado y organizaciones regionales como. Por último, trabajamos a través de proyectos específicos de cooperación regional.

P.- ¿Cuáles cree que son los logros alcanzados por la institución desde su creación?

La Unión por el Mediterráneo se ha convertido en los últimos años en un referente cada vez más reconocido para el diálogo político regional y es el eje de trabajo fundamental para debatir y para acordar agendas comunes de trabajo en una amplia gama de sectores clave para el desarrollo y la estabilidad de la región: desde la creación de empleo para los jóvenes, a la mejora en las comunicaciones y redes de transporte, hasta los sectores bajo mi responsabilidad como la economía azul o la nueva Agenda del Agua.

La misión fundamental de la UpM es potenciar la cooperación regional, el diálogo y la ejecución de proyectos e iniciativas concretos con impacto tangible en nuestros ciudadanos

Así, a nivel político, conviene saber que 12 reuniones ministeriales y varias reuniones de alto nivel tuvieron lugar en estos últimos años. Ejemplos de ello podrían ser la Reunión Ministerial del Agua celebrada en Malta el pasado 27 de abril de 2017 o el Foro Regional de la UpM de los Ministros de Asuntos Exteriores de los países UpM que tuvo lugar en la sede del Secretariado en Barcelona en enero de 2017.

Las plataformas de política regional articuladas en foros de diálogo regional cada vez más estructurados han implicado una red de cooperación de más de 20.000 actores mediterráneos, incluidas organizaciones internacionales, parlamentarios, ONG’s y otros representantes de la sociedad civil, instituciones financieras internacionales, agencias de desarrollo, industrias y empresas privadas, representantes y entidades del sector, universidades y think-tanks.

En cuanto a los proyectos de cooperación regional, hasta la fecha 47 han sido promovidos por la UpM por valor de más de 5.000 millones de euros, 25 de los cuales se están implementando.

P.- ¿Qué papel juega el agua en la agenda de los países que componen la Unión por el Mediterráneo?

La cuestión del agua y el medio ambiente se halla presente en la agenda de la Unión por el Mediterráneo desde su fundación. Ya se cita en la Declaración de París de 2008 por la que se creaba la Unión como un área de trabajo conjunta, al igual que el proyecto de descontaminación del Mar mediterráneo. En la actualidad, la problemática del acceso al agua en una región caracterizada por la relativa escasez, particularmente afectada además por los efectos del cambio climático y en la que crece la presión demográfica, inclusive por los movimientos de refugiados y migrantes, se percibe como un reto común para todos los países, tanto de la Unión Europea como del Mediterráneo del sur, tal como se recoge en la Declaración Ministerial sobre Agua de la Unión por el Mediterráneo (mencionada anteriormente) que los Ministros de sector adoptaron el pasado mes de abril en Malta. En esa declaración todos asumen un compromiso de potenciar la cooperación regional para lograr la gestión integrada y sostenible del agua.

P.- ¿Qué proyectos concretos destacaría en materia de aguas llevados a cabo en la región euromediterránea?

Destacaría dos proyectos de infraestructura y uno de cooperación regional para la mejor gobernanza del sector del agua.

En 1º lugar, el proyecto de Descontaminación del lago Bizerte (Túnez) (Integrated Programme for Protection of the Lake Bizerte). Este proyecto, cofinanciado por el BEI, el BERD, la CE y el Gobierno de Túnez, persigue la descontaminación de un lago que vierte sus aguas al Mediterráneo por un canal (en el marco de la iniciativa Horizonte 2020 ) y la rehabilitación del entorno y gracias a ello, prevé abrir nuevas perspectivas de crecimiento y desarrollo para una región de 500.000 habitantes en el norte de Túnez.

El 2º proyecto en el que desarrollamos una labor de facilitación es el de la Planta Desalinizadora para la franja de Gaza (Desalination Facility for the Gaza Strip Project), proyecto cuyo objetivo es el de construir una planta desalinizadora que estabilice el acuífero costero de Gaza y consiga aliviar la crisis humanitaria relacionada con el agua.

La cuestión del agua y el medio ambiente se halla presente en la agenda de la Unión por el Mediterráneo desde su fundación

En el ámbito del intercambio de experiencias y la formación destacaría el proyecto de Gobernanza y financiación para el sector del agua en el Mediterráneo (Governance & Financing for the Mediterranean Water sector), una iniciativa conjunta con GWP-Med y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

P.- ¿Cuáles cree que son los desafíos que supone la escasez y gestión del agua en esta zona, tan vulnerable al cambio climático?

El cambio climático, de hecho, lo que ha de suponer es un acicate a la adaptación y mejor preparación del sector. Es importante que el sector en los países mediterráneos sea capaz de presentar proyectos de inversión sólidos y bien documentados que capten una parte de los fondos dedicados a la adaptación al cambio climático. Un sector vital para nuestras sociedades y, como usted misma señala, tan vulnerable debe estar entre los sectores prioritarios de destino de este tipo de financiación, más aun en un contexto en el que los presupuestos nacionales en muchos países no logran colmar las necesidades de inversión para agua y saneamiento que serían necesarias.

P.- ¿Cuáles son los retos futuros más relevantes a los que hace frente UpM?

Como cualquier organización internacional, nuestro reto permanente es el de responder a las demandas de nuestros Estados miembros y en definitiva a la de los ciudadanos de los países que componen la organización. Precisamente, el pasado mes de enero, se aprobó por los Ministros de Asuntos Exteriores una Hoja de Ruta para la UpM que define los tres ejes básicos de nuestra actuación: el desarrollo humano, el desarrollo sostenible y la integración regional. Actuando en esas tres coordenadas esperamos poder contribuir a responder a los retos que afronta la juventud de nuestra región en la actualidad. 

Comentarios